Lo acusan de intento de robo y lo humillan en Colinas de Monte Albán
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Lo acusan de intento de robo y lo humillan en Colinas de Monte Albán

Vecinos del fraccionamiento Colinas de Monte Albán “sentenciaron” a acusado de intentar robar un vehículo; lo desnudaron, golpearon, amarraron a un poste y exhibieron públicamente

Lo acusan de intento de robo y lo humillan en Colinas de Monte Albán | El Imparcial de Oaxaca

Sustento Legal

Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho

Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial.

La imposición de las penas, su modificación y duración son propias y exclusivas de la autoridad judicial.

Adrián fue acusado por vecinos del fraccionamiento Colinas de Monte Albán de intentar robar un vehículo, por lo que fue retenido para enseguida desnudarlo, golpearlo y amarrarlo de un poste en la entrada de La Función; elementos de la Policía Municipal lo rescataron y trasladaron al Hospital General Doctor Aurelio Valdivieso para recibir atención médica.

El incidente alrededor de las 05:45 horas cuando Roma, de 39 años de edad, descansaba en su domicilio que se localiza en el fraccionamiento Colinas de Monte Albán.

Escuchó ruidos en la calle y al poner atención, se percató que se oía como si estuvieran abriendo su vehículo que dejó estacionado en la calle.

Decidió salir a investigar y asegura que en cuanto salió de su casa observó que un hombre estaba adentro de su domicilio y acababa de arrancarlo.

Sorprendido en esta situación que lo comprometía como alguien que intentaba robar el auto, intentó escapar, pero tal vez el nerviosismo ocasionó que no controlara el vehículo, mismo que chocó contra la barda de un domicilio.

Vecinos se despertaron al escuchar que el propietario del automóvil pedía ayuda, así que salieron de inmediato de sus casas.

En cuestión de segundos retuvieron a Adrián, lo bajaron del vehículo y enseguida lo desnudaron.

La lluvia de golpes siguió a continuación. “Te vamos a linchar, te querías robar el carro cabrón, los cristaleaste y te lo ibas a llevar, mira como lo dejaste”, le gritaban mientras lo castigaban severamente.

Nadie supo de dónde salió el mecate, pero con esta cuerda lo amarraron de las manos y lo obligaron a caminar, como si fuera una mascota, para exhibirlo desnudo por la calle principal.
Llegó el desfile con el hombre humillado y vapuleado hasta los arcos de la entrada de la colonia La Fundición.

El vehículo lo estacionaron a un costado de la entrada de la colonia y el “sentenciado” por los vecinos fue amarrado en un poste, sangrando del rostro y de diferentes partes del cuerpo.

Humillado, sólo agachaba la cabeza, en tanto a su paso le insultaban y amenazaban, “eso te pasa por andar queriendo robar, cometiste un grave error al querernos robar en el fraccionamiento”, le advirtieron.

Temblaba del frío y del dolor que sentía por los golpes recibidos y las lesiones en el cuerpo.

Un vecino llegó con una cartulina blanca y la colocó a la altura de la cabeza, en la parte de atrás, escrito con letras rojas rezaba: “por ratero y carterista”.

Enseguida, siguió el castigo, otra vez insultos y amenazas, de nuevo los golpes.

Un vecino que sintió que el castigo se podía exceder decidió llamar a emergencias y avisar de lo sucedido.

Elementos de la Policía Municipal llegaron al lugar y al percatarse de lo que ocurría, llamaron a los vecinos.

“No pueden hacer justicia por su propia mano, si cometió un delito se tiene que juzgar conforme a derecho”, advirtió el comandante.

“Si se lo llevan, encarcélenlo y que pague con cárcel el delito que cometió, porque luego lo sueltan rápido”, replicó una vecina, bastante molesta por la intromisión de los uniformados.

“Nosotros realizamos nuestro trabajo conforme a derecho, si usted es la parte afectada y va proceder en su contra adelante, para que pueda ser juzgado y ponerlo a disposición de la Fiscalía, tienen que denunciar formalmente, para que puedan detener al hombre”, respondió el comandante.

Al ser cuestionada la vecina si procedería en contra del detenido, ya no respondió.

Enseguida el comandante desató las manos del detenido y enseguida, junto con los uniformados, lo trasladaron a una patrulla para resguardarlo.

Pidieron el apoyo de una ambulancia para que lo valoraran, pero les respondieron que no tenían ninguna disponible, así que fue llevado a la sala de urgencias del Hospital Civil donde quedó internado para recibir atención médica.

Más tarde, la Comisión de Seguridad Pública y Vialidad Municipal publicó sobre el rescate del detenido que era golpeado por un grupo de personas en las inmediaciones del fraccionamiento La Fundición, en la agencia de San Martín Mexicápam.

Detallaron que a las 6:40 horas del miércoles, elementos de la corporación aplicaban un operativo de prevención, disuasión y vigilancia en la zona del Mercado de Abasto cuando fueron alertados para brindar un auxilio en la carretera antigua a Monte Albán.

Al arribar al lugar observaron que un grupo de personas golpeaba a un señor, el cual se encontraba desnudo y atado a un poste.

Los vecinos dijeron que el retenido había dañado un vehículo para cristalearlo, por lo cual lo ataron al poste para darle un escarmiento. Le pidieron a los policías que se retiraran del lugar.
La dependencia indicó que con la finalidad de evitar el linchamiento del sospechoso de robo, los policías procedieron a rescatarlo y al notar que presentaba diversas lesiones lo trasladaron de inmediato al hospital general Doctor Aurelio Valdivieso, donde quedó bajo observación médica.

El lesionado dijo llamarse Adrián, de 26 años de edad, mismo que a petición de la parte ofendida fue consignado a la Fiscalía General del Estado, donde se encargarán de resolver su situación jurídica.