Lo capturan y amarran tras acusarlo de robo en la colonia Reforma, Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Policiaca

Lo capturan y amarran tras acusarlo de robo en la colonia Reforma, Oaxaca

Lo señalan por cometer varios atracos.

Lo capturan y amarran tras acusarlo de robo en la colonia Reforma, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Un joven de 28 años de edad fue amarrado por comerciantes en la colonia Reforma tras ser detenido cuando pretendía escapar luego de que lo acusaron de robo. “Ya es la tercera vez que comete un robo en el puesto de revistas, lo detuvimos metros adelante”, dijo uno de los captores.

El incidente sucedió a las 11:50 horas cuando una comerciante se encontraba en su puesto de revistas que se localiza en la colonia Reforma, despachando a sus clientes.

Observó cuando un joven se acercó al puesto e intentó entrar, enseguida miró cuando éste tomó un celular, por lo que empezó a gritar que agarraran al ladrón.

El joven corrió rumbo a Soriana Reforma tratando de escapar de sus captores, ya que salieron tras de él.

Los comerciantes al escuchar los gritos de la mujer, quien seguía al joven, corrieron en su auxilio.

Aunque trató de escapar, metros adelante fue retenido y tirado al suelo, donde enseguida fue golpeado.

Un hombre, quien dijo que trabajaba en la Fiscalía, se acercó y les sugirió a los inconformes que lo soltaran. “No lo golpeen, por qué mejor no lo entregan a las autoridades”.

Una mujer, quien llevaba un mecate en las manos, se lo pasó a los comerciantes, mientras indicaba, “tengan amárrenle las patas para que no se vaya, luego va a correr y se nos puede escapar”,Obedientes, tomaron el mecate y le dieron vueltas alrededor de los pies del joven, quien quedó atado y sentado.

Observó cómo los comerciantes lo rodeaban y lo señalaban de ser el ladrón que opera en el lugar. Lo acusaron de robar en diferentes ocasiones.

“Ya fue retenido varias veces y no entiende, sigue robando. La otra vez lo retuvieron, lo golpearon y denunció que le había robado su teléfono, la Fiscalía le levantó cargos al ofendido”, recriminó uno de los comerciantes.

El joven amarrado levantaba la cabeza y veía con mirada retante a sus captores. Sólo sonreía y repetía, “yo no me robé nada”, mientras movía la cabeza.

Elementos de la Policía Municipal arribaron al lugar, quienes  aseguraron al detenido, lo desataron y lo trasladaron al cuartel de la policía donde quedo en calidad de detenido por una falta administrativa, ya que la encargada del puesto de revistas prefirió no proceder en su contra.