Dos asignaturas pendientes
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Opinión

Crónicas Oaxaqueñas

Dos asignaturas pendientes

 

Columna 61. Dos asignaturas pendientes. Tres meses han pasado desde que México sufrió el azote de dos grandes terremotos y pareciera que ya nadie se acuerda, esporádicamente se dice algo en algún noticiero o en las tertulias en un café, pareciera que la estrategia del gobierno federal fue dejar hablar y decir hasta el cansancio, saturar con noticias e historias de los damnificados hasta agotar el tema, las quejas y comentarios de la ciudadanía inundaban las redes sociales hasta parecer que finalmente eran escuchados por entidades públicas y partidos políticos, todos se peleaban por devolver dinero con tal de ganar simpatías, claro que todo parece quedó simplemente en declaraciones.

Las asociaciones civiles, las televisoras y las grandes fundaciones como Telmex y Telcel de Carlos Slim pasaban del uno por uno, al dos por uno y hasta al cinco por uno, por cada peso que recibieran lo quintuplicaban para la reconstrucción de los estados afectados, la buena fe y la solidaridad de los mexicanos nuevamente fue la pagana, las imágenes desgarradoras transmitidas por la televisión tocaban las fibras sensibles de los corazones y la ayuda se volcaba, ya sea en despensas o en dinero, los deportistas y las asociaciones de mexicanos en el extranjero comenzaron a mandar ayuda masiva, artistas importantes y gobiernos internacionales también anunciaron millonarias aportaciones, muchas cuentas se hicieron en redes sociales de todo lo donado en dinero con la pregunta siempre de, ¿y dónde está todo ese dinero? mutis, no hay respuesta oficial.

Las autoridades de las zonas siniestradas, tanto municipales como estatales, empezaron a ser rebasadas, intentaba meter orden e insensiblemente ordenaban acopiar la ayuda en sus bodegas, solo que esta no salía con la misma rapidez que llegaba, además era reembolsada con etiquetas del DIF antes de ser enviada para entregar en zonas afectadas, eso irritaba mucho a la población pues por un lado los que habían perdido todo no estaban recibiendo ayuda de manera oportuna y los que mandaban unidades con despensas y enseres, veían como les eran arrebatadas para meterlas en bodegas aunque quisieran llevarlos a entregar directamente a los más necesitados.

Las redes sociales nuevamente se inundaban de escenas de desesperación, los donantes se sentían prácticamente asaltados por las autoridades, pareciera que el acopio serviría para repartir durante las campañas políticas que ya se avecinaban, incluso hubo casos donde los ciudadanos se organizaron y fueron a saquear las bodegas para hacer el reparto directo e inmediato bajo el grito de ya basta.

Poco a poco se empezó a hablar de que iniciaba la reconstrucción, las tarjetas con ayuda que iba desde treinta mil hasta ciento veinte mil pesos eran repartidas entre los afectados, solo que pocas empresas fueron las autorizadas para recibir dichas tarjetas, además sus precios se habían elevado notoriamente, pareciera que había que obtener la recuperación del costo de los materiales, los fletes, gastos, utilidad y guardar un porcentaje para el funcionario que les aprobó como autorizados, muchos beneficiarios preferían rematar las tarjetas contra efectivo con quien se las recibiera, aun perdiendo un porcentaje.

En el sector educativo, se dijo que las autoridades habían aprobado la construcción de aulas temporales en costos muy superiores a los precios establecidos para aulas definitivas, vaya burda maniobra, por todos lados y en todos los sectores se comentaba que estuvo buena la arrebatinga, las desgracias siempre son aprovechadas para que algunos hagan dinero.

El tema político se fue metiendo como la humedad desplazando a los sismos en la opinión pública, primero se le dio gran difusión a los aspirantes a candidatos independientes, se inscribieron más de ochenta para la presidencia de la república y solo cuarenta y dos recibieron la autorización para buscar recabar las firmas de apoyo que otorguen la candidatura, no se pudo ocultar que Margarita Zavala tenía simpatías del titular del ejecutivo federal, hasta libros se han hecho de un pacto secreto entre los dos últimos presidentes de México que garantizaba el triunfo para uno con la promesa de regresar el poder al otro, pudiera estar honrándose ese compromiso.

En poco tiempo los partidos políticos fueron destapando a sus candidatos, el que ya viene en campaña desde hace años es Movimiento de Regeneración Nacional con Andrés Manuel López Obrador, un hombre que pareciera ser parte del sistema desde los tiempos de Salinas de Gortari, a quien por cierto él le dice, el innombrable, ha jugado un importante papel en dividir y debilitar a las izquierdas en México, le da voz y representa a los más jodidos y al final los controla aceptando las derrotas.

El PRI ha nombrado candidato a José Antonio Meade Curibeña, su destape pareció que no le gustó tanto al Presidente, ¿será que le hicieron manita de puerco y ya no tuvo de otra más que aceptar? Justo dos días antes de su renuncia al gabinete el Secretario de Relaciones Exteriores se deshizo en elogios para Meade y el presidente dijo que estaba muy equivocado, que no era un concurso de simpatías, todo indicaba que lo nombraría Gobernador del Banco de México en sustitución de Agustín Carstens, sin embargo vino la cargada y los brazos históricos del PRI rápidamente lo reconocieron como el líder para la batalla presidencial.

La tercera fuerza importante de los partidos políticos es una coalición de tres de ellos, el PAN que siempre ha llevado la voz cantante, el PRD y Movimiento Ciudadano, es sorprendente como Ricardo Anaya, Presidente del PAN, ha tejido esa unión que parecía imposible por las filosofías encontradas históricamente con los otros dos partidos, es evidente que cuenta con un gran apoyo secreto a nivel internacional, mucho se le ha atacado por sus constantes viajes a los Estados Unidos y la falta de claridad de sus gastos e inversiones.

Sin haber tenido cargo público ni resultados para mostrar, pasó encima del ex Presidente Calderón logrando la salida de Margarita Zavala de su partido, superó a dos fuertes cartas que además de resultados tienen mucho dinero, Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla y Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, muy impresionante lo que está logrando, sin compromisos y sin miedo al sistema, veremos hasta donde llega.

¿Qué le conviene a Oaxaca? Cualquiera es bueno siempre y cuando tengamos gobernantes honestos que piensen en la ciudadanía y su bienestar en lugar de anteponer sus intereses personales y los de sus colaboradores, el gobernador ha dado destellos de buenas intenciones aunque sigue siendo rebasado por las terribles prácticas del pasado y la falta de liquidez, se fue el primer año de su sexenio y aún no hay dinero que permee en la economía.

Tiene dos asignaturas pendientes, realizar la reconstrucción del Istmo con eficiencia y meter en cintura a la sección XXII, si lo logra sin duda va a tener la aprobación popular, aún sin hacer otra acción pasaría a ser el más destacado en la historia contemporánea de Oaxaca y plantaría las bases para ahora si despegar hacia el futuro.

Seguiré comentando la próxima semana.

Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com
Facebook: Jaime Palau Ranz
Twitter: @jpranz