Remedo |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Remedo

 

Decir que este congreso local, igual que los dos anteriores, devino en una recua de ‘levantadedos’, improductivos y harto onerosos, no es exagerar. Es la neta. Los integrantes de las legislaturas 61, 62 y 63 quedarán, sin duda, anotados en la historia legislativa de Oaxaca, como los diputados más corruptos, maniobreros y dependientes. Pero aún hay algo más caricaturesco en la actual cámara. El gobernador vetó ayer cuatro de los artículos de la reforma electoral. Es decir, ya ni la obediencia les viene bien.
Alejandro Murat Hinojosa les dice, en relación al decreto 633 por medio del cual los diputados de marras aprobaron la ley electoral (de instituciones y procedimientos electorales), lo siguiente: “hago llegar a esta soberanía veto parcial al aludido decreto para que sea discutido nuevamente en lo que corresponda…”. Vaya, embrollo.
No podíamos esperar otra cosa. De las leyes que les han enviado desde la consejería jurídica del poder Ejecutivo, para que únicamente las aprueben levantando el dedo, está la reforma electoral. Aguardábamos que fuera una ley de avanzada no un remedo de la federal, solo con algunas menciones a conveniencia de los partidos políticos.
A eso se debe, posiblemente, el veto del Ejecutivo.
Había grandes expectativas, por ejemplo, para que aprobaran la reducción de las multimillonarias prerrogativas que recibe cada partido político. Subvenciones dispendiosas con cargo al erario público que deberían servir mejor para resarcir un poco la miseria en que se debaten muchas comunidades oaxaqueñas. En cambio, sirven para enriquecer a los que manejan esos entes que conforman el sistema de partidos más degradado en el país. Todos los sondeos ubican a los partidos políticos entre los organismos más despreciados.
La bancada del PRI ni siquiera simuló en su grotesco mayoriteo para aprobar la reforma de la mano con sus corifeos del PAN y del PRD. Todos ambicionan la reelección aunque no creo que la ciudadanía, una vez conociendo el talante de su diputado, se atreva a dar nuevamente su voto a un corrupto que solo quiere el fuero para enriquecerse a través de “los moches” y el tráfico de influencia.
La “honestidad valiente” de la fracción del Morena, se redujo a un mero truco. Vacilantes, intentaron parecer demócratas al criticar algunos párrafos pero nada dijeron de la reducción de las subvenciones para ellos y demás partidos.
Además de sus intereses, mostraron ignorancia supina. Por ejemplo, nada reglamentaron sobre el actuar de los concejales que al intentar el próximo año su reelección ?tendrán forzosamente que dejar el cargo? ?Si ganan deberán regresar de inmediato al puesto o si pierden tendrán que retornar para la entrega formal del cargo? Nada dice la nueva ley al respecto.
Eso sí, algunos de los curulecos se llenaron la boca al decir en tribuna que la nueva ley electoral la aprobaron luego de “profundas reflexiones”.

Se vale soñar

Después de ver el show cameral en que convirtieron la sesión para aprobar la ley electoral, leí una propuesta, esta sí sensata, real, acorde a los anhelos de los ciudadanos, que me parece oportuno compartir con mis lectores. Se trata de la propuesta del politólogo Cipriano Flores, un estudioso del arte de la política. A mi parecer, ésta sí sería una auténtica Reforma electoral, no la que acaban de aprobar los ignorantes diputados. Bueno, hay excepciones. Dice:
Urge una reforma electoral que descentralice las elecciones a favor de los Estados, somos un gobierno federal y no central. Que suprima a los consejeros electorales que no son más que dobles representantes de los partidos políticos. Una ordenanza que indique que para conservar el registro, los partidos políticos deben de obtener el 7 por ciento de la votación, así se eliminan los partidos bisagras y rémoras de la democracia. Que se sancione a quien no vote y ejerza ese derecho y obligación. Que los tribunales electorales se integren con magistrados de carrera del poder Judicial, que ya no los designe el Senado (y menos a individuos sin calidad moral, desacreditados como los tres integrantes del TEE peleando por el botín digo control del presupuesto).
También propone que el voto sea electrónico y en aquellos lugares sin señal que siga el voto en papel. Que los resultados electorales se den en tiempo real. Que candidato y partido que utilice recursos públicos se le destituya en el mismo proceso de campaña. Que se acaben todas las restricciones para acceder a los medios electrónicos. Que el financiamiento sea a candidatos y no a los partidos. Que el financiamiento a candidatos sea a condición de rebasar a cierto umbral sino que devuelvan el dinero. Que la integración de las autoridades electorales sea por examen por oposición bajo la vigilancia de autoridades académicas. Que a los candidatos se les realice exámenes de niveles de confianza. Que se acabe el financiamiento privado para evitar dinero sucio en las campañas. Que se acaben los diputados de representación proporcional y de regidores.
Se vale soñar ¿no?

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com