Oaxaca se vio más viva que nunca | Opinión
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Opinión

Oaxaca se vio más viva que nunca

De Tocho Morocho

 

 

¡Lástima, ya se acabó la fiesta de los muertos y de los vivos! En esta temporada Oaxaca se vio más viva que nunca. El Centro Histórico a reventar. El andador turístico repleto de turismo y de los mismos oaxaqueños. El Jardín Carbajal con su feria del pan y el chocolate, en donde panaderos de distintas comunidades se dieron cita para ofertar sus productos elaborados de manera artesanal. En la Plaza de la Danza la exposición de tapetes elaborados de arena; el restaurante Casa Mayordomo, ubicado en la calle de Alcalá, lució un majestuoso altar dentro de una catrina gigante y un techo cubierto con papel picado formando un círculo multicolor. La Biblioteca Pública Central Estatal fue otro de los lugares privilegiados para los extranjeros y ciudadanos, una obra de arte los altares de las diferentes regiones del estado. Buena organización, eventos culturales a la altura y variedad de actividades: El Panteón de Xoxocotlán, las comparsas del barrio de Jalatlaco, el Centro Histórico, Etla, Cinco Señores… Los Portales y el andador con catrines, catrinas, brujas, brujos y monstruos vivientes animaron la temporada; hasta el turismo internacional le entró a la disfrazada. Restaurantes, tiendas, galerías con mucho movimiento. Esta columnista se emocionó hasta el tuétano al reencontrarse con sus raíces, cultura, tradiciones, el sentir esa alegría en las calles, pero sobre todo, ver a los visitantes disfrutar estos días de muertos ¿qué tan difícil es vivir en santa armonía y recibir al turismo con dignidad, orden y unión?
***
¡Sólo en Oaxaca! El viernes por la tarde-noche, en plena temporada turística, se confrontaron grupos antagónicos por la lucha del poder de Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO). Pedradas, golpes, gritos ocasionaron el cierre de varios comercios y la huida de decenas de capitalinos y turistas. Por un lado, MIGUEL ÁNGEL RAMÍREZ, apoyado por el catedrático y exdirector de la misma institución, JESÚS VILLAVICENCIO JIMÉNEZ, y por el otro lado el director de la facultad MIGUEL ÁNGEL VÁSQUEZ alias “El Águila”, quien cuenta con la bendición del rector EDUARDO BAUTISTA MARTÍNEZ. Dos sindicatos peleando por la gallina de los huevos de oro: El Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Oaxaca (STAUO) y el Sindicato Universitario de Maestros (SUMA). BAUTISTA MARTÍNEZ confió en la civilidad de ambos grupos y comentó que se trabaja para que no existan represalias, violencia y para anteponer la civilidad entre los universitarios ¡Oh ternurita, que siga soñando! El rector conoce el teje y maneje de esta universidad, cómo se la gasta la mafia de porros y lo utópico que resulta llegar a acuerdos sin afectar los intereses de cada sindicato. Más cuando se sabe que tanto la facultad de Derecho como la de Enfermería, que cada cuatro años entran en conflicto por la elección. Nadie dará su brazo a torcer porque Derecho, es la facultad con mayor matrícula en la UABJO, la que mayor poder de decisión tiene a la hora de elegir al rector y además, se maneja mucho dinero. “El rector no la tiene fácil, se la tiene que llevar tranquilo. Meterse con los sindicatos es un arma de dos filos, vendrían protestas, más violencia. Es un asunto complejo y peligroso”, explicó un funcionario universitario.
***
Pido disculpas de antemano por si alguien se siente ofendido con el siguiente párrafo o simplemente difiere con el sentir de su servidora. Un grupo de habitantes de Unión Hidalgo, uno de los municipios del Istmo de Tehuantepec afectados por el sismo del 7 de septiembre, denunciaron a esta columna la inconsciencia o ‘valemadrismo’ o mediocridad o irresponsabilidad (póngale el nombre que usted guste) de una familia que perdió su casa con el temblor. A casi dos meses del desastre, una asociación los ayudó a construir un cuarto para tener un techo donde dormir, a pesar de haber recibido del gobierno, una parte de los 120 mil pesos establecidos como apoyo para levantar una pequeña casa. “Con este anticipo hicieron una fiesta y al calor de las copas terminaron a golpes”, denunciaron los inconformes. Casualmente, en plática con un constructor me dijo que en Ixhuatán y Reforma de Pineda se dio la misma situación “varias familias que recibieron un primer pago de 15 mil pesos y se lo gastaron en hacer una fiesta, otros saldaron sus deudas y contados fueron los que invirtieron en una mototaxi”, explicó molesto y decepcionado el vecino. A esta columnista, los comentarios le cayeron como un balde de agua helada, se enfureció como si fuera su dinero el que se gastaron. ¿Qué cada quién tiene diferente educación, mentalidad, tipo de vida o prioridades? Lo sé, pero no hay justificación alguna para malgastar ese dinero destinado a un techo. Durante mi estancia en la región zapoteca me di cuenta que había personas que no mostraron ningún tipo de iniciativa para levantar los escombros, buscar trabajo, sólo esperaban sentados la ayuda oficial y exigían despensas y colchonetas. No tenían prisa alguna para despertar de esta pesadilla que sacudió a los istmeños. No todos son así, como en todo, hay gente trabajadora, movida, acomedida y con iniciativa. Suspiro profundo… no sé que le depare el destino a este pueblo, pero hay probabilidades de que un problema social duro se nos venga encima: Si se acaba el dinero se quedarán sin casa ni comida, la desesperación de los damnificados los llevará a exigirle al gobierno más dinero, éste a su vez les dirá que ya lo repartió y los afectados comenzarán con bloqueos, marchas y desmadres como medio de presión y chantaje.

* Lic. Ciencias y Técnicas de la Comunicación
*Directora de Enlace con la Dirección de El Imparcial
tochomorocholacolumna@hotmail.com
tochomorocho@imparcialenlinea.com
@morochotocho