¿Cuándo volveremos a la normalidad? | Opinión
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Opinión

¿Cuándo volveremos a la normalidad?

De Tocho Morocho

 

 

Después de los sismos del 7 y 19 de septiembre ¿cuándo volveremos a la normalidad? ¿Cuándo recobraremos esa paz interior y estabilidad emocional? Ojalá usted ya haya recuperado su tranquilidad. Le confieso, su servidora sueña con la alarma sísmica, se para agitada con el corazón a punto de salirse y en unas cuantas zancadas junta a su familia para llevarla a una zona segura. Una pesadilla tan real y cruel. Después, el insomnio vuelve hasta que Morfeo se vuelve apiadar de una. Algunas escuelas siguen sin tener clases ¿dónde dejar a los hijos cuando éstos quedaron traumados por el movimiento telúrico y no se quieren separar de sus padres? Por otra parte, las imágenes publicadas en los medios de comunicación o en redes sociales no dejan de dar vueltas a mil por hora en mi cabeza. Al Istmo de Tehuantepec le está lloviendo sobre mojado. Familias enteras durmiendo en los albergues; sin embargo, hay muchas personas que no quieren abandonar su casa para proteger el poco patrimonio que les queda. Duermen en la calle o en algún techo que quedó con vida en su terreno sorteando las gotas frías y despiadadas que se cuelan entre los plásticos. Lo peor es cuando el agua les llega hasta las rodillas y no pueden dormir en las colchonetas que fueron repartidas. Los istmeños no descansan, no sé cuando despertarán de esta pesadilla. El miedo a las réplicas, la lluvia, la maldita delincuencia y la incertidumbre los está matando lentamente. Los vecinos se organizan: unos duermen primero mientras los otros vigilan. Las sillas también juegan el papel de camas. El panorama para la comunidad zapoteca es sombría, poco esperanzadora, complicado. Hay mucha desesperación, confrontación, hambre y tensión. Habitantes exigen que el gobierno les regale lonas, despensas y les construya un espacio para vivir. Pobladores acusan a los ediles de no repartir parejo, sólo a sus familiares y amigos, de condicionarles las despensas y los techos improvisados, que se han convertido en un artículo de primera necesidad. La manzana de la discordia. En Oaxaca ya están escaseando, eso quiere decir que hay muchas almas caritativas. En San Blas Atempa, los afectados han tenido que rentar lonas con estructuras entre 200 y 300 pesos diarios ¿de dónde sacarán dinero aquellas personas que perdieron todo hasta su fuente de trabajo? Hornos para hacer pan, totopo, pescado horneado. Las ventas están por los suelos. Lo que nos faltaba en estos momentos: unión y desunión a la vez. Todos contra todos. Los militares contra la Policía Federal, damnificados contra los gobernantes, funcionarios echándose tierra entre ellos mismos… duele en verdad duele mucho. Y por favor mi fiel lector, no baje la guardia, se necesita mucha ayuda, aunque ya haya cooperado una, dos o tres veces no se detenga. Cada vez que se vaya a dormir en su cama limpia y cálida piense en los miles de afectados en la región istmeña. Piense, calcule o apueste ¿cuándo será el día, el mes o el año que tengan un techo firme o seguro? ¿Será que todos los miles de millones de pesos para la reconstrucción del Istmo de Tehuantepec se aplicarán de manera honesta? ¿Qué constructores serán los beneficiados? Ojalá las constructoras cumplan con todos los estándares de calidad y no quieran meter materiales de baja calidad para tranzarse una lana a costa de la vida de los demás.

***
A falta de espacio esta columna no ha podido comentar sobre el terremoto político que también sacudió Oaxaca el 19 de septiembre, día en que se ejecutaron dos órdenes de aprehensión en contra de los exsecretarios de Finanzas GERARDO CAJIGA ESTRADA y ENRIQUE ARNAUD VIÑAS, por la presunta comisión de delito de peculado cometido en contra de la Administración Pública del estado por más de cien millones de pesos. Que si se trata de una venganza política del exgobernador JOSÉ MURAT, que si es una cortina de humo para desviar la atención sobre la desorganización de la actual administración para enfrentar esta tragedia, que si es una cacería de brujas o simplemente se le está haciendo justicia al pueblo oaxaqueño… ¡lo que sea! El desfalco que hubo en el gobierno de GABINO CUÉ MONTEAGUDO no debe quedar impune. Si esta memoria no me falla cuando JESÚS MARTÍNEZ ÁLVAREZ era secretario de Gobernación en época de CUÉ, denunció los supuestos actos de corrupción cometidos por CAJIGA. Según Chuchín, un conocido suyo que trabajaba en un banco le confesó “el gobierno del estado tiene depositada con nosotros, a plazo fijo, la cantidad de 2 mil millones de pesos, por la cual les pagamos unos intereses similares a la que pagan todas las instituciones bancarias, pero como tú sabes se deposita una cantidad mínima o adicional para dárselos a quien maneja las finanzas”. Al poco tiempo, a JMA lo renunciaron. Antes de llegar al gobierno de Oaxaca, CAJIGA ESTRADA fue inhabilitado cinco años como Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación, por la Secretaría de la Función Pública (SFP) por “violación de procedimientos de contratación”. Él y 40 funcionarios de la Segob y de la Policía Federal Preventiva fueron involucrados en irregularidades cometidas en la adquisición sin licitación de 12 aeronaves. Ya sé que no es kermesse pero falta ZORRILLA, SALVATIERRA, VARGAS, MONROY, GARCÍA LEÓN, por mencionar sólo algunos.

* Lic. Ciencias y Técnicas de la Comunicación
*Directora de Enlace con la Dirección de El Imparcial
tochomorocholacolumna@hotmail.com
tochomorocho@imparcialenlinea.com
@morochotocho