Delfinarios: el tiempo nos está dando la razón | Opinión
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Opinión

Delfinarios: el tiempo nos está dando la razón

 

 

La lucha que comenzamos en México desde el año pasado para lograr el fin de los mamíferos marinos en cautiverio cada vez encuentra más eco en el mundo.
Nuestra iniciativa, que ya fue aprobada por la Cámara de Diputados (y que seguramente no tardará mucho tiempo en ser aprobada también por el Senado), ahora cuenta con un precedente de suma importancia, ya que en uno de los países más importantes de Europa (Francia) ha decidido no tener más delfines ni orcas en cautiverio, por lo que los parques acuáticos no podrán adquirir ni criar a estos animales.
Pero eso no es todo, su proyecto -al igual que el nuestro- también contempla que los ejemplares que se mantengan en cautiverio deberán contar con normas más estrictas para su bienestar y trato digno, como aumentar el tamaño de los estanques en los que viven, prohibir el uso de cloro para tratar el agua en la que se encuentran y evitar el contacto directo entre el público y los animales. Y todo ello lo deberán hacer sus propietarios en un plazo de seis meses.
También hay que mencionar que se acabarán los programas de reproducción, de intercambio, de importación de más ejemplares (esto último también propuesto por el Partido Verde desde hace muchos años) y sin posibilidad de renovarlos, motivo por el cual las ONG protectoras de animales de todo el mundo han apoyado la determinación del gobierno francés.
Todo esto, amables lectores, nos alienta a seguir en la lucha por la protección de los derechos de los animales y nos confirma que vamos por buen camino y en concordancia con una tendencia mundial. La verdad es que no estamos “tan equivocados”, como algunos se han empeñado en hacer creer a la sociedad mexicana.
Es importante destacar que, en esta cruzada por el trato digno y respetuoso hacia los mamíferos marinos, ya se encuentran Croacia, Chipre, Hungría, Eslovenia, Suiza, Chile, Costa Rica e India, con una prohibición total de utilizarlos en espectáculos, así como Brasil, Reino Unido, Noruega, Polonia, Finlandia e Italia, que han establecido, por lo pronto, estándares tan estrictos para los delfinarios que prácticamente resulta imposible su subsistencia. Todo ello sin dejar de mencionar a Islandia y Austria que, aunque no disponen de leyes al respecto, han negado permisos de construcción de delfinarios; y Uruguay, buena parte de Australia y algunos estados de la Unión Americana, que simplemente han vetado los delfinarios.
Por todo ello es que seguiremos insistiendo hasta que se apruebe definitivamente nuestra propuesta y seguiremos impulsando otras, como evitar el maltrato que sufren los animales que se encuentran exhibidos en las tiendas de mascotas, mercados y tianguis para su venta al público.
Este también es un tema que, simplemente, no podemos dejar pasar. Los animales, tanto domésticos como silvestres, que son ofrecidos a la venta en dichos establecimientos y hasta en la vía pública, generalmente son reproducidos y comercializados sin restricciones serias en materia sanitaria, legal ni ética. Muchos viven en la indiferencia, olvidados en patios y azoteas o son víctimas de maltrato y tortura deliberada provocada por sus dueños o comercializadores.
En este sentido, nuestra propuesta (que también presentamos desde el año pasado) tiene por objeto fortalecer los lineamientos para el cuidado, manejo y venta de este tipo de animales, entre las que destacan medidas concretas de trato digno y respetuoso, como mejores condiciones de espacio, seguridad, ventilación, iluminación, alimentación y todo aquello que sea necesario para su bienestar mientras son comercializados. También, que dicha exhibición se pueda realizar a través de medios remotos o mediante la utilización de herramientas tecnológicas que eviten el contacto físico directo entre el ejemplar y el público interesado en su adquisición.
Con este tipo de propuestas es como reafirmamos nuestro compromiso con el cuidado del medio ambiente y la protección de los animales.