Empresas oaxaqueñas |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Crónicas Oaxaqueñas

Empresas oaxaqueñas

 

Hace algunas semanas se comentó en esta misma columna de lo difícil que es mantener con vida una empresa en estos tiempos, todos los trámites que hay que realizar, a cuantas dependencias hay que responder con informativas, declarativas, pagos, trámites, etc. tanto en el ámbito federal, estatal como municipal, llámese SAT, IMSS, Infonavit, Secretaría de Finanzas, servicios municipales, etc.
Tal como se comentó en la columna 122 de Crónicas Oaxaqueñas, en el año 2010 tuve la oportunidad de ser presidente de una asociación civil que nació a principios de los años sesentas, cuyo nombre actual es “Empresarios y Ejecutivos de Oaxaca”, uno de sus objetivos principales ha sido la capacitación permanente de las empresas a través de sus dueños y gerentes, ellos han sido básicamente los miembros de esta asociación.
Durante los dos años que tuve el honor de presidirla, se enfocaron las baterías en mantener e incorporar socios por su calidad y representatividad ante el empresariado oaxaqueño más que por la cantidad, para ello hay algunas cámaras y otras asociaciones que siempre buscan quedar bien con el gobierno estatal y requieren de grandes números para demostrar su fuerza y representatividad.
No ha sido el caso de EEO, la membresía siempre ha rondado los 40 socios, cuyas empresas estuvieran vigentes y productivas, generando cientos y hasta miles de empleos entre todos, por esa razón y como un reconocimiento a ese esfuerzo que implica mantenerlas en el tiempo con vida, es que en el 50 aniversario de EEO, se entregaron reconocimientos a aquellas que tuvieran más de 50 años de existencia.
Es tan complicado mantenerse vigente en el tiempo que el premio no fue exclusivo para las empresas de miembros activos de la asociación, sino que se abrió a todas las personas morales de Oaxaca que cumplieran con el requisito de la antigüedad, así fue como conocimos historias muy interesantes que hablan del esfuerzo, del trabajo y de la preparación de la siguiente generación para que tomen las riendas.
Una de las empresas oaxaqueñas de mayor antigüedad y trascendencia es la Funeraria Núñez Banuet, fue fundada hace más de cien años, en 1914 para ser exactos, por Don Enrique Núñez Banuet y su señora esposa Doña Isaura Alcalá Ramírez, su agencia funeraria de inhumaciones se llamó en un inicio “La última ofrenda”, ubicada en la tercera calle de Mina en el centro de Oaxaca.
Para 1945 y ya integrándose la segunda generación, adquieren una casa colonial ubicada en la quinta calle de Independencia, justo a un lado de la iglesia de San Felipe Neri, donde por cierto se había casado Benito Juárez García con Margarita Maza en 1943, años antes de ser Gobernador Interino de Oaxaca y por supuesto Presidente de la República.
Desde ese año de 1945 y hasta la fecha, toma el nombre de Funeraria Núñez Banuet y se mantiene dando servicio en esa misma dirección, Independencia 501, en el centro de la Ciudad de Oaxaca, hasta el momento ya está integrada al negocio la cuarta generación de los Núñez Banuet, el crecimiento en los últimos 20 años de la empresa ha sido verdaderamente notorio.
En la Colonia Reforma abrieron una nueva sucursal, no tiene tantos velatorios como la casa del centro, solo tiene tres y una capilla ardiente que es utilizada para realizar las misas y también permite velar a personajes de Oaxaca que serán acompañados por una gran cantidad de ciudadanos, es evidente que fue planeada detenidamente para aprovechar cada espacio y ofrecer comodidad a los dolientes.
Actualmente cuenta con servicio de funeraria, crematorio, cementerio, nichos para resguardo de cenizas, ataúdes para todas las capacidades económicas, marmolería para placas, floreros, mausoleos, tienen también floristería, planes que cubren todos los servicios funerarios para gente previsora y hasta un centro para manejo del duelo, es decir, apoyo tanatológico con terapias, conferencias y talleres.
Cerca de Tlacolula ya cuenta Núñez Banuet con un espacio enorme para el entierro ordenado de los difuntos, un concepto que ya se ofrecía en ciudades grandes de México y por supuesto en la mayoría de países del primer mundo, áreas verdes, perfectamente empastadas donde puedes visitar al enterrado en el jardín, en mausoleos o en criptas familiares.
La familia Núñez Banuet ha plantado las bases para permanecer vigentes por lo menos otros 50 años ofreciendo un servicio a los oaxaqueños en esos momentos delicados en que fallece alguien de la familia ya que entre los nervios y la angustia muchas veces no sabes ni que hacer, que pasos seguir, a quien informar, cual es el papeleo necesario, ellos te asesoran con toda la calma y profesionalismo.
La quinta generación ya viene en camino, aún son muy jóvenes, sin embargo, se integrarán a la empresa familiar sin lugar a dudas y tendrán la responsabilidad de seguir con esa tradición de ofrecer un servicio indispensable para la sociedad oaxaqueña, que por cierto ha estado muy socorrido, gran cantidad de gente conocida y querida por todos en Oaxaca ha fallecido recientemente.
Como esta columna hace una crónica de lo que sucede en Oaxaca, es indispensable mencionar a aquellos ciudadanos fallecidos en los últimos meses y eso para no irnos muy lejos, algunos fueron muy destacados en su vida productiva.
Don José Estefan Acar, fue secretario de Turismo de Oaxaca, representante del estado en la Ciudad de México, promotor incansable de la Guelagueteza, la gastronomía y todas las tradiciones, originario del Istmo de Tehuantepec, padre de un destacado político a nivel nacional cuya carrera la hizo en el estado de Puebla, Jorge Charbel Estefan Chidiac.
Doña AliciaPesqueira Olea, primera mujer presidenta municipal interina de Oaxaca de Juárez, directora del Museo Tamayo, maestra de historia de muchas generaciones, incluida la mía, hermana del difunto exsecretario de Agricultura y Recursos Hidráulicos a nivel nacional “El Gordo” Eduardo Pesqueira.
Don Miguel Ángel Fernández Ruiz, “El Canario”, distribuidor durante muchos años en Oaxaca de los periódicos nacionales como el Heraldo, así como de todas las revistas de comics, su tienda en el portal de mercaderes en el zócalo de Oaxaca, era una parada obligada los domingos para adquirir los cuentos, gran amigo de todos.
Rogelio Mendiola Cotié, Gerardo Vicente Velásquez Escobar (mi gran amigo de la infancia), Dra. Rosa Eugenia Pérez Díaz, Renato Zárate Castañeda y su esposa (hijo del Gobernador Manuel Zárate Aquino), Gonzalo Quevedo Arango (amante de la charrería y propietario de un negocio de grúas) y en evento aparte también falleció su hijo Rodolfo Emilio Quevedo Villalobos.
Descansen en paz todos estos conocidos ciudadanos oaxaqueños, algunos eran jóvenes y otros ya mayores con lo que se demuestra que para pasar a mejor vida no hay edad establecida.
Más adelante se publicará la historia de alguna otra empresa oaxaqueña y su trascendencia en el tiempo.
Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com
Facebook: Jaime PalauRanz
Twitter: @jpranz
Seguiré comentando la próxima semana.