Ambulantes, mina de oro |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Ambulantes, mina de oro

 

La revelación la hizo Carmen Luján, una de las dirigentes del grupo de ambulantes más numeroso y violento ligado al exdirector de gobierno municipal, Josué Monterrey. “Hay compañeros a los que les pedían de 25 a 30 mil pesos” por su espacio dijo en una entrevista banquetera.
Los oscuros acuerdos que, repentinamente, permitieron la invasión del Centro Histórico de vendedores ambulantes, quedaron evidenciados pocos días después del cese del tal Monterrey identificado como uno de los activistas más temerarios formados en las filas belicosas del FALP y del casi extinto PRD a donde llegó de la mano del exdiputado y ex rector de la UABJO, Francisco Martínez Neri.
La muestra de que desde la dirección de Gobernación municipal se toleraba y hasta se incitaba la gran invasión que se suscitó es que, a los dos días de la salida de Monterrey, muchos espacios quedaron desocupados y algunas calles alrededor de Santo Domingo y del palacio de gobierno.
Ante la esperada renuncia del citado Monterrey, hasta Carmen Luján aceptó la entrevista banquetera en la que reveló las negociaciones oscuras para que se permitiera la presencia de tantos ambulantes.

PRI, cómplice oscuro
La organización “Renacimiento” de ambulantes dice pertenecer al sindicato “Libertad”, pero aun así pierden fuerza. La ausencia de su favorecedor en la dirección de Gobernación los debilita. Es tanto el desconcierto que la señora Luján ha empezado a mostrar rostro priista.
Ayer ordenó a sus más de mil 500 ambulantes concentrarse “cada uno con dos acompañantes adultos”, en el salón Herradura propiedad del veterano priista Cándido Coheto Martínez. Van a arropar a tal “amlito” (Alejandro Moreno) que viene a pedir el voto de los priistas oaxaqueños con la intención de presidir el otrora partidazo.
¿Saben a qué se debe el sorpresivo giro de la lideresa tan odiada por el desmadre que causa con la ocupación del Centro Histórico? Ve la oportunidad de que la proteja el PRI, partido donde inicia su activismo al servicio de Alejandro Avilés y la eterna funcionaria de la UABJO, Leticia Mendoza.
Busca regresar a los brazos del moribundo partido con la idea de que la patrocine en su infame labor invasora no precisamente de comerciantes sino de aventureros de toda laya: merolicos, falsos curanderos, vendedores de licor y hasta drogas, baratijas extranjeras en las puertas del palacio de gobierno y de todos nuestros monumentos coloniales. Todo se acepta en la irrupción de los ambulantes que desató el Morenista presidente municipal “diferente” Oswaldo García Jarquín con su gran indiferencia.
La incertidumbre alcanza a la misma lideresa Carmen Luján. Aunque dice pertenecer al sindicato Libertad, anda dando bandazos en busca de protección. Así como busca al PRI también hizo corre el rumor entre sus agremiados de que se afiliarían a la CATEM.

Cual apestados
La respuesta no se hizo esperar. Algunas organizaciones de la misma CATEM que bien conocen la belicosidad de los líderes de vendedores ambulantes, respondieron de inmediato con este comunicado:
“A todos los compañeros se les comunica que los representantes del sindicato Libertad quieren pertenecer a la CATEM y están invitando a la gente a una supuesta pega de calcas masiva, haciendo creer que seremos uno mismo y que asistan a tal evento.
“Aclaramos que nosotros no compartimos sus ideales y por lo mismo estamos en contra de su afiliación a la Confederación al mismo tiempo les informamos que no participaremos en ningún evento donde ellos convoquen.
“Exigimos al Ing. Arnulfo Carrasco, al líder estatal Jaime Paz y al líder nacional Pedro Haces, que escuchen a la base trabajadora inconforme con esta clase de personas que sólo quieren desestabilizar a la CATEM Oaxaca”.

¿Y ahora?
Como dicen que “no hay bien que por mal no venga”, puede ocurrir que, con la salida de Josué Monterrey, y a pesar de la indiferencia del edil Oswaldo García, alguien frene la invasión del Centro Histórico. A eso se debe la inquietud de la lideresa del grupo mayoritario de ambulantes.
De entrada, Carmen Luján reveló en la entrevista la incertidumbre de su grupo de vendedores ambulantes al ya no estar Josué Monterrey.
El compañero reportero preguntó sin cortapisas ¿Cuánto pagan y a quién?
-La verdad, ahorita no hemos ido al municipio (a pagar), pero una compañera dijo que le salió muy alto el precio en 25 o 30 mil pesos. La verdad, así como está la venta, no sale para pagar eso.
Esto revela que los pagos no ingresaban a las arcas municipales.
La misma señora Luján dijo que “estamos esperando que llegue el presidente municipal para irlo a ver. Queremos que nos dé una tarifa para los fijos y semifijos. Ya tenemos derechos desde hace muchos años.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com