Engañabobos |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Engañabobos

 

La diarrea declarativa que identifica a los capos del cártel 22 ayer tuvo eco en “El Universal”. El vocero Wilbert Santiago Valdivieso anunció en ese medio, la supuesta reinstalación en Oaxaca del binomio sindicato-patrón que manejaba el antiguo IEEPO. Da como realidad lo que es solamente un viejo anhelo de los capos de que el sindicato pueda, nuevamente, otorgar plazas, ascensos y cambios de adscripción a todo el maestro que lo solicite con un solo requisito: la constancia de participación sindical.
El anuncio que hace en nombre de la sección 22 del SNTE, es falso. Es una expresión de engañabobos, me dicen algunos maestros consultados, porque el otorgamiento de plazas y promociones se determinará a través de la reglamentación secundaria, que incluye la Ley General de Educación y la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, cuya discusión se aplazó hasta septiembre próximo.
Es decir, nada está plasmado aún en la ley, pero como dice el populacho, a los del cártel 22 “ya se les queman las habas” por volver a vender, digo otorgar plazas y ascensos ya sea con pago en efectivo o a cambio de favores sexuales y de otro tipo. Como en los viejos tiempos, pues.
Por eso, el cártel 22 se han atrevido a emitir avisos donde piden a sus agremiados que están buscando cambios de adscripción, promociones o reconocimientos económicos, cumplir con ciertos requisitos para obtener estos beneficios que anteriormente se concursaban mediante los exámenes del Servicio Profesional Docente, lo cual quedó cancelado.
Sobre el interés sindical de poner como requisito primordial para las plazas y promociones, la participación sindical, la respuesta de Wilbert Santiago Valdivieso es de risa. Dice que “la constancia de participación sindical es para comprobar que profesores no son charros” (¡!).
Uno de los requisitos para cualquiera de estos trámites es comprobar que han participado en 80% de los plantones, bloqueos, marchas, manifestaciones y otras actividades sindicales, también anuncia que excluirá a quienes hayan resultado idóneos en los concursos de promoción o permanencia de la pasada administración, o hayan pertenecido a la corriente institucional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
Es tan ilusorio el anuncio del vocero el cártel 22 que, aunque El Universal pidió a la SEP una posición respecto a este tema, dicen que no hubo respuesta.
Corrupción arraigada
Durante más de 35 años de anarquía sindical, a los capos y principales activistas del llamado Movimiento “democrático” magisterial, el virus de la corrupción se les metió hasta el tuétano.
Prueba de ello es lo que están haciendo con la llamada “Guelaguetza Popular”, en versión de la Agencia JM.
La Guelaguetza Magisterial y Popular significa multimillonario negocio para el cartel 22. A saber: el gobierno del estado aporta unos 8 millones de pesos que sumados a la cooperación “voluntaria a fuerza” de 65 pesos por cada uno de los 82 mil trabajadores afiliados, es lucro es fenomenal, pero nadie dice dónde queda tanto dinero. Aparte hay que sumar el apoyo material y en efectivo de las autoridades afines a la sección 22.
La Asamblea Estatal determinó que el primer Lunes del Cerro se realizara en el estadio de futbol del ITO y la octava en Nochixtlán porque allí se presta para acarrear organizaciones sociales de la Mixteca y aparentar una gran asistencia.
En la misma asamblea determinaron la cuota forzosa. 35 pesos para el Primer Lunes y 30 para la Octava del Cerro, la cooperación fue recaudada por cada uno de los delegados sindicales ¿Dónde quedó tanto dinero?
El lucro es colosal porque piden a las autoridades municipales afines a la CNTE, enviar a las y los danzantes de las delegaciones autóctonas de cada una de las regiones, incluyendo las bandas de música y los productos que reparten en sus presentaciones. Además, los obligan a pagar transportación de las delegaciones, parte del hospedaje y la alimentación, por lo que las erogaciones del magisterio son mínimas. Suponiendo que la mitad de los maestros sindicalizados forzados paguen las cuotas de 65 pesos multiplicados por 40 mil, se llevan a la bolsa 2.6 millones. Los enterados dicen que los que pagan esas cuotas pasan de los 60 mil dado el control fascista de los capos.
Por corrupción tan arraigada algunos grupos internos de la CNTE dicen que exigirán al inicio del próximo ciclo escolar, se nombre una comisión que supervise la actuación de la dirigencia seccional y, además, se reestructure la Comisión Política para evitar más actos de corrupción en la cúpula magisterial.
Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com