Antes y después |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Antes y después

 

He dicho en este espacio que el mejor negocio en Oaxaca, es decirse líder, juntar a una veintena de aventureros, inventar una organización, ponerle el membrete con el agregado de “independiente”, “democrático”, “social”, etc. Luego bloquear calles o carreteras, secuestrar oficinas como medida de presión para que los llame el gobierno. Este es el camino fácil para recibir dinero público.
A eso se debe la presencia permanente en los portales del palacio y todo el zócalo, de “redentores” sociales. Algunos como los cuatro o cinco triquis que se dicen “desplazados”, se adueñaron prácticamente de esos espacios. No hay poder que los haga desistir de tan redituable negocio.
Durante el gobierno del gran saqueador Gabino Cue y su pandilla, digo gabinete, fue cuando más proliferaron este tipo de grupos “sociales”. Recibían dinero del Coplade, de la Sedesoh y hasta presentaban anualmente su “techo financiero”. Los líderes vivían -y viven aún- a cuerpo de rey. Así se mantuvieron más de 800 organizaciones “sociales” que recibían cada año, a fondo perdido, más de dos mil millones de pesos.
En esta administración esas dádivas están disminuyendo, hay que reconocerlo. De allí la agresividad de algunos grupos que insisten en que todo siga igual. Se resisten a escuchar el mensaje del presidente AMLO contra esos “campesinos nylon, que usan ‘camionetotas’, camisa a cuadros y botas de marca”.

Paradójico
Oh paradoja ¿saben quién promovía a la mayoría de estos dirigentes? El cartel 22 primero con el PRD y luego con Morena. Digo paradójico porque el líder máximo de este partido, Andrés Manuel López fue quien primero los usó y ahora los quiere acabar, al menos en el esquema de que sean manejados por un líder “corrupto”
A raíz del bloqueo de carreteras por organizaciones de agricultores que demandan apoyos para el campo, el presidente AMLO les pidió “ahorrarse el tiempo”, pues -les advirtió- el Gobierno federal no cambiará la forma en que está entregando los fertilizantes y otros apoyos.
“Si hay problemas porque existen bloqueos, inconformidades o protestas, nosotros no vamos a ceder en nada, no es de que ‘a ver, te tomamos una carretera y llegamos a un acuerdo siempre y cuando nos entregues tantas toneladas de fertilizante’. Ahórrense el tiempo, ya no se acepta (eso)”, afirmó.
Fue la Confederación Nacional de Propietarios Rurales la que se atribuyó la movilización de unos 50 mil campesinos que bloquearon carreteras en 25 estados del país. En Oaxaca, cerraron por cinco horas la entrada principal del aeropuerto. En un comunicado, la organización señaló que la protesta es motivada por la negativa de una respuesta favorable sobre el ejercicio de los recursos fiscales contemplados en el presupuesto de este año para el campo.
No más cabecillas
El presidente señaló que aquellos campesinos cuyas protestas sean motivadas por una razón justa serán atendidos, pero “el que quiera sacar provecho, robar, no tiene cabida, se terminó la corrupción”.
Atribuyó la protesta a la inconformidad de algunos líderes de organizaciones que no están conformes por la manera en la que el Gobierno distribuye los apoyos a los campesinos, pues esto se hace de manera directa. “Llegaba con moche, con ‘piquete de ojo’ y eso ya no va a continuar. Ahora el apoyo es directo al productor”, remarcó.
Contrario al “accionar” de los correligionarios del Morena cuando apoyaba las candidaturas de López Obrador, ahora en el gobierno reprueba el bloqueo de carreteras y hasta piden no afectar a terceros ¿Curioso no? Víctor Villalobos, secretario de Agricultura, reiteró su respeto a las protestas de los campesinos, pero subrayó que estos no tienen derecho a afectar a la ciudadanía.

¿Para bien?
Oaxaca es uno de los estados que más ha padecido estas formas de hacer política bajo presión. Las huestes del cartel 22 y sus más de cien organizaciones rémoras, en el 2006 “accionaron” las prácticas más acabadas del chantaje político. Bloqueo de calles y carreteras, incendio de automóviles, barricadas, enfrentamientos con la Policpia, etc. Como promotores de las tres candidaturas de AMLO mantuvieron en ascuas a todo Oaxaca, Hoy, afortunadamente, su máximo líder cambia de parecer. Ya no deben actuar así porque -replica- “ya se acabó la corrupción”.

Hay que creerle
Aunque suene a contrasentido, hay que darle el beneficio de la duda. Su cambio de actitud puede ser realidad porque, contra todo, Andrés Manuel López Obrador llega a su séptimo mes de Gobierno con una aprobación de 70 por ciento a su gestión, según una encuesta nacional en vivienda a mil 200 adultos entre el 9 y 14 de julio patrocinada por Grupo Reforma y The Washington Post. La población reconoce logros de López Obrador en el combate a la corrupción y la pobreza.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com