Leo con entusiasmo |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Horizontes

Leo con entusiasmo

 

Leo con entusiasmo que investigadoras del Departamento de Alimentos y Biotecnología de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), han desarrollado un nuevo método capaz de degradar en semanas el plástico que normalmente tardaría 500 años en desaparecer. Resulta que las académicas, que iniciaron su investigación hace dos décadas, están en trámite de la patente desde 2016.
Las investigadoras Amelia Farrés González Sarabia y Carolina Peña Montes, han publicado sus avances en revistas especializadas como Applied Microbiology and Biotechnology.
Amelia Farrés, ha explicado que se trabaja con la degradación de los residuos plásticos, aplicando tecnología amigable al medio ambiente, contribuyendo con la economía circular, regresando a la naturaleza las moléculas que conforman los productos para que puedan ser reutilizados.
Esta tecnología, sólo se ha probado en pequeña escala, requerirá más desarrollo y pruebas que tomarán cerca de cinco años, para que pueda estar disponible y ayude a revertir el problema global de la contaminación por plásticos.
Si la producción de estos materiales continúa, en 2050 habrá más basura que peces en los mares del mundo, según información publicada por la UNAM.
Es necesario invertir en la ciencia y tecnología en México, está demostrado que en nuestro país hay investigadores con talento, que desempeñan sus trabajo cotidiano con entusiasmo y gran profesionalismo. Deben gobierno e instituciones fomentar su labor, y evitar la fuga de cerebros por falta de incentivos e inversiones.
Además es urgente revertir el daño que los seres humanos hemos ocasionado a la madre naturaleza, hoy urge limpiar nuestros océanos.
Así como es importante destacar la labor que realizan los investigadores de la Máxima Casa de Estudios, también lo es la campaña que sin tregua realizamos los mexicanos desde nuestros hogares, las escuelas, y empresas, desde medianas y pequeñas, hasta tiendas de autoservicio, en contra de los residuos plásticos. Ya proliferan las bolsas de tela para hacer el supermercado, en las farmacias y pequeños establecimientos, han vuelto a empacar los productos en papel, para evitar las bolsas de plástico, e incluso en las cafeterías desincentivan el uso de popotes o comienzan a dar algunos biodegradables cien por ciento ecológicos de papel, acero, o bambú, para sorber nuestras bebidas favoritas y que son amigables al medio ambiente.
Lo que ahora emprendamos en favor nuestro entorno es poco, en relación con el deterioro que le hemos causado, por lo que no debemos cejar en el empeño por limpiar nuestro medio ambiente y heredar un mundo mejor a las próximas generaciones.
tere_mora_guillen@yahoo.com.mx