Este fin de semana |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Horizontes

Este fin de semana

 

Este fin de semana la Selección mexicana de futbol nos hizo sufrir y gozar, México ganó su pase a semifinales en la Copa Oro gracias a su racha goleadora en penales.
Con un penal fallado de Raúl Jiménez, los asistentes al estadio sintieron que el pase se le iba de las manos a la selección, sin embargo, aún guardaban esperanzas en el resto de los jugadores y por supuesto, en Memo Ochoa.
De nueva cuenta el portero se lució deteniendo los penales de los costarricenses.
Quien hizo un buen papel, pero no fue suficiente fue el portero de los “ticos” quien no logró parar los penales de Luis Montes, Roberto Alvarado, Jesús Gallardo, Héctor Moreno y Carlos Salcedo.
El próximo duelo de la selección mexicana será contra Haití el martes 2 de julio y desde luego con gran entusiasmo seguiremos apoyando a nuestra selección.
Ustedes me dirán si no son éstas las noticias que verdaderamente logran aunque sea por un momento despejar nuestra mente, entusiasmarnos y gozar con nuestra selección.
Y pienso, si tan sólo cada uno de nosotros le pusiéramos esa enjundia a nuestro día a día, si con el alma y el corazón desempeñáramos nuestras actividades cotidianas, en poco tiempo tendríamos menos quejas y lograríamos construir una mejor nación.
Y es verdad que en ocasiones hasta el clima nos resulta adverso, sin embargo cuando tenemos la fortuna de tener un techo que nos cobije, el pan nuestro de cada día, familia y amigos para compartir la alegría de vivir, caemos en la cuenta de que somos inmensamente afortunados, más, mucho más que otros que no corren con la misma suerte.
En días recientes recibí un mensaje alentador de esos que valen muchísimo la pena en tiempos difíciles y que hoy comparto con ustedes, para que hagamos mejores nuestros días: Comamos lo que nos haga feliz, hablemos de lo que nos haga feliz, queramos a quién nos haga feliz, corramos si eso nos hace feliz, no nos movamos si no nos hace feliz, fumemos si nos da tranquilidad, no fumemos si nos disgusta. No nos quitemos ni la sal, ni el azúcar, ni el amor, la poesía, ni el mar, ni el colesterol, ni los sueños. Y queramos a nuestros amigos, y permitamos que nos quieran, y no nos opongamos a nuestro destino…
¡Ah y por último!, no dejemos de apoyar a nuestra selección que pone el alma y el corazón en cada participación, por enaltecer y poner muy alto el nombre de México en nuestra patria y allende nuestras fronteras.

tere_mora_guillen@yahoo.com.mx