Catem/Libertad: Impunidad y connivencia |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Paradojas y Utopías

Catem/Libertad: Impunidad y connivencia

 

A mi amigo Martín Vásquez, por la partida de su padre
A Jaime Velásquez, por la muerte de su hermano

1.- Anarquía y violencia

El transporte en Oaxaca, es una atarjea pestilente. Una cloaca de violencia e impunidad. ¿La causa? Gobiernos omisos o complacientes. Funcionarios corruptos y tráfico de influencias. Dirigentes devenidos capos de cárteles delictivos. Droga, armas, violencia, son el signo distintivo de sindicatos y confederaciones. CTM, Libertad, FESO, CNP, Catem, “14 de junio”, es la misma podredumbre. Zafarranchos y enfrentamientos con muertos y heridos, es el símbolo de estos tiempos. Es oficial: se golpea a unos para beneficiar a otros. Desde la creación de la Secretaría de Transporte (Setran), la burra torció el rabo. Concesiones a granel y corrupción galopante. Más de 15 mil concesiones otorgadas antes de convertirse en Coordinación de Transporte (Cotran), en el gobierno de Ulises Ruiz.
Durante los últimos días de su régimen, quien fuera titular de la Cotran, Gonzalo Ruiz Cerón, abrió una especie de tianguis nocturno. Se distribuyeron a placer concesiones, con un agregado: incluían ya moto-taxis, modalidad iniciada por Ulises para favorecer a grupos y organizaciones sociales. El directorio de concesiones otorgadas, sin un inventario oficial creíble, se había multiplicado. Se hablaba de más de 25 mil, aunque de hecho, habría más. Los sindicatos: CTM, Confederación Nacional de la Productividad (CNP) y “Libertad”, empezaban a mantener el control, a sangre y fuego.

2.- Gabino y el poder sindical
Aunque llegó con la espada desenvainada para fustigar a los corruptos, Gabino Cué fracasó en su intento de regular el transporte. Puso al frente de la Cotran, al ex perredista, Pedro Silva Salazar y como segunda de abordo, a una transportista: Fátima Mondragón, incondicional de quien fuera el hombre fuerte al inicio del régimen: Benjamín Robles Montoya. El tráfico desatado de concesiones siguió. Aunque Cué puso en prisión a Ruiz Cerón, el transporte concesionado era ya una cloaca de corrupción. Ni siquiera su conversión en Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra), a cargo de José Antonio Estefan Garfias, limpió las cañerías.
Sindicatos de la CTM, encabezados por el dirigente de facto del sector transporte: Álvaro Reyes Sánchez y los hermanos Marco Antonio y Wilfrido Sánchez Cruz, así como por los hermanos Luis Martínez: Juan, Armando, Gilberto y Mayra, entonces en la CNP, junto con los hijos del primero: Erick Giovanni, Iván y Juan Yahvé, que luego habrían de regentear “Libertad”, forjaron su poder en el sector transporte. Devinieron verdaderos capos. Varias organizaciones, como el Frente Popular “14 de junio”, escisión del FPR, de Francisco Martínez Sánchez, a) Pancho Mugre, también marcaron su territorio. Cué materialmente sucumbió al poderío y chantaje permanente de éstos.
3.- Limpiando el
camino a Catem
El 6 de noviembre de 2017, la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), detuvo a Marco Antonio Sánchez, Secretario de Finanzas del Comité Estatal de la CTM. El expediente 87/2017 lo señalaba como presunto responsable de un triple homicidio perpetrado en contra de otros transportistas, en julio de 2013. En marzo de 2018, su hermano Wilfrido, dirigente de la Sección 198 de la CTM, fue ejecutado, cuando circulaba por calles de Santa Lucía del Camino. De ahí se desató una vendetta para exterminar a líderes cetemistas.
Aunque parezca utopía, dos familias controlaron a sangre y fuego un segmento del transporte: Luis Martínez y Luis Villaseca. El eje del control devino del liderazgo de Juan Luis Martínez. El líder nato murió por sus excesos y diabetes. La familia terminó exterminándose entre sí. Armando, a) El Tasajo; Mayra y Gilberto, a) El Plátano, todos tuvieron una muerte violenta. Gilberto dirigía el Frente Estatal de Sindicatos de Oaxaca (FESO). Por su parte, en este régimen, los hermanos Luis Villaseca fueron puestos fuera de la ley.

4.- Catem: el otro cártel
El 15 de noviembre de 2018, fue detenido René Hernández. Fue acusado de narcomenudeo, homicidio y otros. Trabajaba entonces para la CTM. Sin presencia cetemista en el estado, Catem empezó a colgarse de sus despojos, con los mismos moldes delincuenciales. Con la bendición de arriba empezó a cooptar a los violentos de la CTM. La confederación liderada por Pedro Haces Barba, efímero senador, suplente de Germán Martínez Cazares, ha optado por la violencia. René fue asesinado el pasado 2 de junio. El 5 de marzo de dio un enfrentamiento con “Libertad”, por la apropiación de los playones y bodegas en el Río Atoyac. Un joven fue asesinado. Hace dos semanas fue detenido Carlos Ríos Suárez, a) El Oaxaco, señalado de operar una red criminal. Es hermano del “Junior”, pistolero de la CTM, bajo proceso en prisión. Jaime Paz, líder de facto y “viajero frecuente”, es sólo una figura decorativa.
Pulverizada la CTM, Catem trae ahora pleito casado con “Libertad”. Son enemigos mortales. La disputa son las obras, los contratos, las rutas, el comercio informal y, -obviamente- el trasiego de droga. Decenas de muertos han dejado. Sólo el martes 25 hubo dos: Diego Armando Santiago y Erick Giovanni Taboada. Pero nadie los para. Operan con absoluta impunidad. ¿Complicidad o connivencia? ¿Apoyo desde adentro? Ésa es la cuestión.

BREVES DE
LA GRILLA LOCAL:
— El espacio es breve para abordar a fondo el tema del transporte. Pero hay mucho más.
— Esperemos que en el cambio en la Secretaría de Seguridad Pública, el remedio no resulte peor que la enfermedad. Digo, por el limitado perfil laboral del nuevo titular.

Consulte nuestra página:
www.oaxpress.info
www.facebook.com/oaxpress.oficial
Twitter: @nathanoax