Da pena ajena |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Horizontes

Da pena ajena

 

Da pena ajena que la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, haga mutis y hasta ojo de hormiga ante los graves problemas que aquejan a la Ciudad de México, resaltan los malos servicios públicos, los hoyos en calles y avenidas, gigantes, como lo son los boquetes de quienes por la inseguridad han perdido a un familiar por secuestro, por una bala perdida, o en un asalto.
La señora Sheinbaum está más preocupada porque los niños podrán llevar falda a la escuela, que por ponerse por citar un ejemplo, en los zapatos de familiares, amigos y ciudadanía indignados por el secuestro de Norberto Ronquillo, estudiante universitario secuestrado desde el pasado martes. Aún cuando se pagó un rescate, y se han realizado marchas, parece ser que lamentablemente hay un gran vacío de autoridad y nadie quiere escucharles, el jóven aún sigue en manos de los captores.
Asimismo a la señora Sheinbaum no le ocupa el depurar a elementos ineptos en los cuerpos policíacos, e incentivar a los pocos que de alguna manera cumplen de manera cabal con su función. Me pregunto si habrá necesidad de que la señora Sheinbaum deba vivir en carne propia el rapto de un familiar, -que a nadie se lo deseo-. Qué pena que deban circular en redes sociales videos, como el de la carta que presentó en un diario de circulación nacional el publicista Carlos Alazraqui, donde por ineptitud pide la renuncia a la jefa de gobierno, luego de que en un camión la jóven Ely Gutiérrez perdió la vida, después de recibir una bala de un asaltante que soltó dizque al aire para amedrentar a los pasajeros.
Y ya ni qué decir de los asaltos a casa habitación que están a la orden del día por toda la metrópoli. La señora Sheinbaum hace como que no sabe, que la ciudadanía está harta de la inseguridad. De niños, jóvenes y adultos que son raptados unos, u otros que perecen día a día en manos de la delincuencia organizada. Hoy día en que los maleantes no se tocan el corazón por cometer las más aberrantes fechorías en contra de las víctimas. Urge señora Sheinbaum, acciones concretas para subsanar malas decisiones, y de alguna manera resarcir el daño que se ha causado a la ciudadanía que ya no sabemos cuándo habremos de pasar a formar parte de las estadísticas.
Y es que en usted señora Sheinbaum, está el contribuir a sanear éste flagelo que día a día atormenta a los ciudadanos, que pagamos carísimo el vivir en la Ciudad de México, porque desde los servicios, hasta los parquímetros, y las multas están por las nubes, y de parte de nuestras autoridades recibimos el desprecio y el castigo. Es tiempo diría, de que usted como jefa de gobierno tome cartas en el asunto y haga todo lo que esté de su parte por velar por la tranquilidad y el bienestar de los ciudadanos. Es que no oye el grito ahogado de la ciudadanía de ¡Ya basta! a la inseguridad, y el llanto de los padres y ciudadanos de bien apabullados por el secuestro o la pérdida de vida de un ser amado, en manos de la delincuencia organizada. Cuántos sueños truncados, cuántas vidas perdidas…Diría que no hay que ser desalmados y hay que escuchar el clamor de la ciudadanía que tiene hambre y sed de justicia.
tere_mora_guillen@yahoo.com.mx