La apuesta por la unidad |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

La apuesta por la unidad

 

El sábado pasado se dio una fiesta de unidad en torno a México y a su presidente, Andrés Manuel López Obrador. A la ciudad fronteriza de Tijuana llegaron gobernadores, legisladores, líderes empresariales, religiosos, etc. Y es que durante los últimos días se habían incrementado las tensiones entre México y Estados Unidos. De forma unilateral, el presidente de nuestro vecino y socio comercial mayor, había creado expectativas nada favorables para las exportaciones mexicanas. Una especie de castigo por no detener el flujo migratorio, labor nada fácil si se parte de la premisa de que la migración es un fenómeno mundial. Primero con el muro y luego con los aranceles, la actitud del presidente norteamericano es una burda imitación de aquel legendario viajero y luego diplomático, Joel R. Poinsett, que en algunos de sus apuntes de viajes escribió el memorándum: “Te odio México”. Trump, es evidente que desconoce de historia y mucho más, la relación diplomática de ambos países, que nos ha hecho lo que señaló Alan Riding: vecinos distantes.

Nada más complejo que cuidar la relación bilateral con la mayor potencia militar y económica mundial. Y eso ha sido posible a través de una diplomacia discreta pero sabia. México ha sido reconocido a nivel mundial por los principios básicos de política exterior entre otros: la no intervención en los asuntos internos de otros pueblos, el respeto al derecho ajeno, la solución pacífica de las controversias y el respecto a la soberanía de las naciones. Pero el presidente López Obrador tiene que aprender a escuchar. Nada se gana con asumir el papel de víctima o el de confiar que todo se habrá de solucionar por obra y gracia de la Divina Providencia. Debe entender que los Estados Unidos no tienen amigos: tienen negocios. Que el Destino Manifiesto es una concepción irrebatible del hermano mayor que pisotea al menor, en su afán de poderío y expansión. Por fortuna, el asunto de los aranceles quedó superado, pero es necesario recuperar la esencia de la diplomacia mexicana. La de Matías Romero e Ignacio Mariscal; de Genaro Estrada e Isidro Fabela; de Luis Padilla Nervo y Alfonso García Robles, entre otros. Es a través de dichos canales y el fortalecimiento en el entorno global como puede superarse esta crisis de amenazas y amagos. En el mismo Estados Unidos, el presidente Trump enfrenta una gran oposición, no sólo de demócratas sino de republicanos, de su mismo partido. Algunas de sus propuestas descabelladas han fracasado. No es un presidente popular.

Investigación a fondo

Desde hace algunos años, éste no es la excepción, se ha dado una grave especulación con los boletos de La Guelaguetza. Amén de que el gobernador Alejandro Murat informó que se llevará a cabo una investigación para conocer el por qué algunas empresas o agencias de viajes están ofertando boletos superando los 20 mil pesos por boleto, la Secretaría de Turismo dio a conocer que en virtud de que nuestra fiesta máxima ha alcanzado niveles de preferencia de talla internacional, ello ha provocado altos niveles de demanda. Sin embargo, reconoció su titular que se tomaron las medidas pertinentes para dar condiciones de equidad para su venta. Detalló que la disposición de los accesos inició en la plataforma en línea de Súper boletos, desde el 15 de mayo, poniendo a disposición sólo 2 mil 648 boletos para las cuatro emisiones, misma que se agotó en dos días. Posteriormente, el 01 de junio inició la venta en línea y en taquillas instaladas en la Secretaría de Turismo, donde se vendieron los 15 mil 016 boletos restantes. Obviamente, la crítica se ha volcado sobre esta especie de especulación. He ahí el por qué, tanto en línea, como en las taquillas se verificó que las personas o tarjetas usadas solo adquirirían cuatro boletos por compra.
Sin embargo, más allá de la posición oficial, hay una realidad innegable: la reventa de boletos se da incluso hasta en internet y a todas luces. Hay páginas dedicadas a esta práctica desleal que trastoca por completo no sólo la buena fe de las autoridades en torno a hacer de este evento masivo, la repetición de una tradición ancestral. Éste es trabajo para la Policía Cibernética de la corporación estatal, habida cuenta de que como se anuncia en una página, que se tienen 110 boletos, ello implica una labor concertada de al menos veinte personas. Para evitar esta situación, el titular de la SECTUR, aseguró que el gobierno estatal reprueba la reventa de boletos y ya se analizan otras medidas que se puedan implementar para blindar la reventa en línea, como un trabajo conjunto con el Legislativo para solventar los vacíos regulatorios en la materia. Mientras tanto, apuntó, la ciudadanía puede abstenerse de comprar a sobreprecios o denunciar ante PROFECO, los abusos o fraudes. Es evidente que desde el 2017 las cifras por afluencia turística y derrama económica, han ido en aumento, ya que desde el 2005, la derrama económica pasó de 142 millones de pesos a 351 millones en el 2018, al igual que la estadía promedio de los visitantes que pasó de 1.45 días en el 2005 a 1.68 en el pasado 2018.