Los enemigos de siempre |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Debates y Deslindes

Los enemigos de siempre

 

Estamos viendo en vivo y a todo color lo que es la real política en la democracia. Un grupo de mexicanos que siempre han estado en contra de Andrés Manuel López Obrador le reclaman porque no ha cambiado el país desde el primer momento en que tomo posesión. Los narcos y el crimen organizado no han desaparecido, los maestro siguen sin dar cursos completos, las personas de la tercera edad no han recibido en su totalidad la pensión que se les prometió, los hospitales no tienen medicinas, solo a los beneficiarios del programa de guarderías ya no les permiten robar impunemente al estado mexicano inflando las cifras de los niños atendidos. Ya se está tardando la cuarta transformación, reclaman.

Se olvidan qué hay tiempos y movimientos. Que los cambios de objetivos políticos, de estrategia, de lugares y personas que se podían realizar inmediatamente se hicieron Lo que pudo desaparecer desapareció, por ejemplo, el estado mayor presidencial, la residencia del presidente, las políticas y los objetivos del programa de gobierno. Dicen los psicólogos laborales que las personas se tardan mínimo dos meses en adaptarse a un cambio. En parte la culpa la tiene el actual Presidente de México, que en su deseo de poner en marcha la cuarta transformación, levanto demasiadas expectativas. Ahora se reclama que han pasado 120 días y sigue igual lo que se hizo en 24 años.

 

Una lista inicial de lo que ha hecho sería reconocer que se acabo con el Guachicoleo una de las más brutales sangrías al erario público por la vía del petróleo, cientos de familias vivan del robo de combustibles, en tal magnitud que el nivel económico de comunidades de Puebla, Guanajuato, Veracruz, Hidalgo, Tamaulipas y todos aquellos estados donde pasan oleoductos y se dedicaban al saqueo subió en forma considerable. Se compraron camionetas, nuevos automóviles, se mejoraron las casas y calles de algunos poblados ya que las autoridades locales estaban metidas hasta las manitas. El Guachicoleo era el mayor robo cotidiano que se hacía a todo el pueblo de México

Dentro de la política de mostrar la inconformidad, no con lo que se ha hecho, sino con lo que no se ha hecho, se monto un show protagonizado por los tradicionales enemigos cualquier gobierno que no los privilegie a lo que se le llamo acertadamente la mafia en el poder la cual se niega a desaparecer.
El show montado últimamente es la visita de Jorge Ramos, ese clown de Imevision que se ha ganado una mala fama chico malo, provocador y retador a los mandatarios o personalidades que entrevista. El motivo fue para reclamar la precisión de unas cifras de muertos y asesinados, la pregunta era válida, no así el tono de trata de retar y exhibir, por un posible error en la forma de interpretar las estadísticas. Lo valido es que se ha detenido la espiral ascendente de la violencia. Queda ahí, para las leyendas urbanas de las conferencias mañaneras esta forma de hacerse notar

En la misma semana se publica una novela de Francisco Martin Moreno, en la que por las críticas y comentarios que se han hecho, se trata con irreverencia y fantasiosa los 120 días de gobierno de AMLO, al cual le ponen otro nombre, pero las mismas iniciales. La novela Ladrón de esperanzas, dice Federico Reyes Heroles, es irreverente y lo aplaude, fantasiosa y retadora del poder. Se trata de ganar dinero y criticar a una figura que ha logrado establecer claras diferencias con las formas de gobernar a quien y para quien. Bien montado el escenario de esa derecha de intima raigambre reaccionaria que existe en México, llevan a la escena a Diego Fernández de Ceballos, que no le perdona al actual Presidente de México haberle dicho en su cara, en una hora pico y a todo color que era un corrupto y un cínico. Asiste el caricaturista del Reforma Calderón, que es un hombre inteligente y reaccionario a los cambios con un sentido del humor black. La primera presentación de este texto estuvo llenas de lugares comunes, afirmaciones que son verdades a medias, o mentiras completas, confundiendo tiempo presente con los malos deseos del autor para México. Una novela con dedicatoria y mala leche.

Retar al poder es un ejercicio psicológico y político muy cómodo, cuando se sabe hacer es muy redituable porque sabes que no te va a pasar nada, las agresiones te inmunizan y en una de esas, los miles de frustrados se sienten representados en ese momento. Este evento es el mismo rollo novelado que juzga y se burla de un gobierno que solo tienen 120 días en el poder.

Habrá que escribir no una novela, la historia de cómo en ese corto tiempo una nueva forma de gobernar le dio en la madre a los símbolos del poder de un régimen lleno de privilegios y raterías, de grandes negocios y despojos al pueblo, de unos presidentes que veíamos solo los días de fiesta. Regímenes a los cuales estos cuates nunca criticaron.

La rumba y el son

En medio del universo de canciones, baladas, instrumentales y expresiones orquestales hemos descontinuado algunos ritmos que ocuparon parte de la vida y nos llenaron de felicidad. hay esta la rumba y el son que han sido semi olvidados pero constituyen una riqueza extraordinaria de placeres y lúdicas actitudes, lleno de tocamientos discretos, previos a las manifestaciones amorosas plenas y manifestaciones claras del deseo, la rumba se toca ahora en muy poco lugares y son contadas con los dedos de la manos grupos musicales que la tocan bien.

Bailar es una de las tradiciones y expresiones corporales fundamentales del ser humano, el origen del baile se pierde en el tiempo. ¿cual fue el primer grupo humano, la primera tribu que encontró en el rítmico movimiento de su cuerpo un placer y una forma de expresar sus sentimientos? ¿como fue que se paso del baile religioso al baile placentero, cachondo, lúdico? ¿cuándo fue cuando el baile entre parejas se convirtió en un abrazo disimulado, en un acto de placer, al estar cerca de una pareja y trastocar en una vuelta de danzón un acto de amor. Es en siglo pasado cuando los abrazos y los cachondeos disimulados desaparecen y cada quien empieza a bailar por su cuenta y riesgo. los bailes que en algunos casos parecían ataques epilépticos sustituyen esa intimista relación de dos personas que utilizaban el baile y la cercanía para intercambiar olores, humores y toda clase de secretos como nombre, apellido y condición civil.

La rumba es un ritmo musical y un tipo de baile tradicional de Cuba, con raíces africanas surgió en ese suelo durante la época colonial y se producía con tambores y otros instrumentos de percusión. Se baila el guaguancó, la rumba de La Habana; la columbia y el yambú, en Matanzas. En el siglo pasado se bailaba en todo el mundo junto con el Son, que es una expresion musical relativamente reciente, como una manifestación del mestizaje que se da entre negros y españoles. En México hemos adoptado todas las tradiciones musicales cubanas y lo mismo bailamos al son de Pérez Prado, que la Sonora Matancera, o escuchamos a Pablo Milanesi, a Silvio Rodríguez o al California Social Club.

Durante el siglo pasado la ciudad de México y el país se inundó de sabrosos sones cubanos que iluminaron las pistas de baile. Desde el salón los Ángeles hasta el Ciro de las Lomas. Otras versiones nos vendieron el baile como preludio de sacrificios. Ahí están los bailes de la película King Kong o Tarzán y las tribus africanas, que buscan destacar en forma negativa la diferencia de culturas.

Hay los bailes comunales, que se empiezan en los atrios de las iglesias o en los en ceremonias religiosas en los amaneceres o atardeceres. Están Los Ángeles Azules que han tomado como escenarios los atrios de las iglesias y las playas. Cuento todo esto porque unos amigos me invitaron a la Embajada Jarocha en la colonia Roma, donde se realiza cotidianamente una ceremonia ritual en favor de la rumba, llegan las personas a bailar por el placer de bailar, bailan solos, en parejas de un mismo sexo, en parejas, en grupos de amigos, de enamorados, de solitarios que encuentran en el baile una forma de comunicación absoluta.

Nos fuimos a bailar unos danzones, como lo hacen ellos todos los jueves, José Luis Cano, Federico López, Iván Lagunés y aquellos de la mesa del jueves que quieren seguir juntos después de la comida y bajar los alcoholes con una buena Rumba. Salud, jóvenes veteranos. ggpereyra@hotmail.com