Somos referente, pero en violencia
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Detalles

Somos referente, pero en violencia

 

Vivimos en un mundo caótico, dependiendo del cristal con el que se mire, para muchos ciudadanos los exorbitantes índices de delincuencia que se padecen en México, son sólo hechos aislados como diría el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, sin embargo, para la mayoría es una realidad, estamos sobreviviendo a una ola de violencia, que día a día deja más de 90 homicidios.
El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal señala a México como uno de los países más peligrosos, teniendo cuatro de las 5 ciudades más violentas del mundo, en primer lugar está Tijuana en Baja California con 2 mil 640 homicidios, lo que equivale a una tasa de mortalidad de 138.26 por cada cien mil habitantes; en segundo lugar está Acapulco en Guerrero con 948 homicidios y una tasa de 110.50; Ciudad Victoria, Tamaulipas, que se ubica en la cuarta posición con 314 homicidios y una tasa 86.01 y en el quinto lugar está Ciudad Juárez, Chihuahua, con mil 251 homicidios y una tasa de 85.56. Mientras que Irapuato, Guanajuato, ocupó la sexta posición con 473 homicidios y una tasa de 81.44.
O sea, estamos en el top five, pero de la violencia, la segunda ciudad más peligrosa en este estudio fue Caracas en Venezuela, pero no podemos comparar la realidad política que viven en esta parte de América Latina, no es posible que nuestro país esté sumido en la delincuencia.
En este estudio de las 50 ciudades más violentas del ranking 2018, 15 se localizan en México, 14 en Brasil, 6 en Venezuela, 4 en Estados Unidos, 3 en Sudáfrica, 2 en Colombia, 2 en Honduras y hay una de Guatemala, El Salvador, Puerto Rico y Jamaica.
En qué momento pasamos en tres años a tener 15 de las ciudades más violentas, en 2015 eran 5 y en 2018 fueron 15, significa que las políticas de seguridad en nuestro país no han sido las más favorables, el desempleo, la miseria, el hambre, principalmente en las ciudades, han generado un urbanismo caótico, además del control del crimen organizado, vivimos bajo una economía de papel, no ha producción suficiente de comida, importamos casi todo, la inflación nos come.
También, entraron al ranking, Irapuato, Cancún, Uruapan, Coatzacoalcos, Celaya y Ensenada. Hemos desplazado en América Latina a Brasil en el indicador de violencia, ya que México es el país con más ciudades violentas del mundo, durante muchos años Brasil, tuvo mayores índices delictivos en sus ciudades, pero si hacemos un comparativo Brasil tiene una población 67% mayor a la de México y presenta un mayor número de urbes, por lo que la gravedad de la violencia urbana en México es colosal.
Uno de los principales retos de la Cuarta Transformación es que vivamos en paz, que se erradique la violencia, que seamos primeros lugares, pero en otras cosas, no en inseguridad, la Guardia Nacional tendrá esta comitiva y esperemos que la corrupción mexicana no impida que realmente se ataque la inseguridad, porque ya se ha demostrado que ganas existen, pero la realidad política ha superado la intención de mejorar las condicione del país.
En este mes los 32 congresos estatales avalaron la reforma constitucional para la creación de la Guardia Nacional, con el objetivo de recuperar la paz, el pasado 28 de febrero los diputados sacaron adelante la iniciativa, con el respaldo unánime de Morena, PAN, PRI, PES, PT, MC, PRD y PVEM y la única diputada que votó en contra fue la legisladora sin partido, Ana Lucía Riojas.
Es muy interesante esta nueva fuerza pública que tendrá manco civil, pero que a final de cuentas es una militarización, y que la hemos tenido desde el sexenio de Felipe Calderón, en donde sacaron de los cuarteles a los militares, esperemos que no se aplique la expresión coloquial “es la misma gata, pero revolcada” y que la Gendarmería no sólo estará usando un uniforme nuevo.
Las políticas públicas de seguridad han fallado, esperemos que en esta nueva etapa sí se logre pacificar al país y sobre todo que las fuerzas políticas dejen de fagocitarse desde su interior para que trabajen en pro de los mexicanos y no para su propio bolsillo, sin importar color de partido. La semana pasada, Tatiana Clouthier propuso recortar en 50% el presupuesto de los partidos políticos y quizá el recorte para muchos temas sí sea benéfico, sobre todo para que exista un equilibrio en el país y vivamos en paz, también el tema de la despenalización de la mariguana podría favorecer a la disminución de la violencia, o aumentarla, pero solamente el tiempo y las cámaras lo dirán.
@fuaper