A merced de las fake news |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Mis dos centavos

A merced de las fake news

 

Decía Humberto Eco, “las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que antes hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Entonces eran rápidamente silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un Premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles”.
En esta semana, circuló en redes sociales y grupos de whatsapp un video donde se apreciaba a dos personas realizando disparos al aire y se mostraba en otra secuencia de imágenes de un templo en la oscuridad, algunos representantes de los medios atribuían el clip a ciudadanos inconformes con el bloqueo que mantienen habitantes del municipio de Santiago Yaitepec en el camino que conduce a Santa Catarina Juquila.
La publicación se hizo viral y más tarde en la misma red social desmintieron que quienes aparecen en las imágenes tuvieran relación con el conflicto entre Yaitepec y Juquila, demostrando que se trataba de un video grabado en otro estado del país meses atrás.
Así como este tipo de videos, nos encontramos a diario cientos de noticias, fotos, mensajes que contienen información falsa, pues en México la probabilidad de toparnos con fakenews o bulos de internet, es mayor a la media a nivel mundial.
De acuerdo con la investigación anual sobre civilidad, seguridad e interacción en línea, realizada por Microsoft, los riesgos encontrados en nuestro país son: 1) recibir contenido ofensivo u obsceno, 2) encontrar información falsa en internet y 3) encontrar noticias falsas.
Un dato alarmante es que las imágenes o mensajes con contenido sexuales no deseados son mayormente recibidos en nuestro país en comparación el resto del mundo, lo que hace necesaria la regulación en la materia, pues el aumento de feminicidios y casos de violencia de género exigen a las y los legisladores actúen en consecuencia.
Existe en Oaxaca una iniciativa que busca reformar el código penal vigente en la entidad, para establecer sanciones a los delitos contra la intimidad sexual.
Esta propuesta resultará vital, pues de acuerdo con el estudio de Microsoft, el riesgo de violencia aumentó en la familia y amistades, con un margen muy por arriba del promedio a nivel mundial.
En fechas recientes hemos visto la proliferación de memes sobre una mujer que atacó a un hombre en la salida de un motel en Iguala, Guerrero, donde los hechos se usaron para atacar a las mujeres como sector poblacional. Sucedió el mismo fenómeno en una marcha del día de la mujer cuando pidieron a un periodista no estar dentro del contingente y los comentarios no fueron condenando las muertas, sino el por qué se le exigió a un hombre no estar dentro de una marcha de mujeres.
Esto queda de manifiesto en la investigación que revela que pocas personas saldrían en defensa de alguien que esté siendo violentado en la web, la conozcan o no.
Revisen su teléfono y pongan número a los memes recibidos donde se ataca a un sector poblacional, donde dicen “feminazis”, “putos”, “negros”, “luchonas”, “bendiciones”, ahí encontrarán una respuesta.
El estudio realizado en 22 países, arroja resultados preocupantes, pues refiere que la violencia en línea incrementó provocando daño emocional, psicológico e incluso de dolor físico a las personas involucradas directas o indirectamente con los contenidos de la red.
De acuerdo con el Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (Infotec), la red social Facebook tendría en México cerca de 67 millones de usuarios, y es en este sitio donde el fenómeno de bulos y fake news se da con mayor regularidad, al grado de que el dueño de la empresa, Mark Zuckerbeg compareció ante el parlamento británico y en el senado estadounidense para explicar la fragilidad de su red social.
¿Qué resta hacer entonces para poder disminuir los niveles de violencia y poca civilidad que se encuentran en el internet?
Microsft, propone respetar las diferencias, pensar antes de responder, defenderse y defender a los demás y vivir bajo lo que considera la regla dorada, empatía, compasión y amabilidad en cada interacción con otras personas.
Sería ideal, pero podemos comenzar por revisar bien antes de dar un RT, leer bien antes de compartir, cuestionarnos antes de postear, como usuarios y más como medio de información, pues si queremos una sociedad crítica, exigente y que luche por sus derechos, podemos empezar por nosotros.
@argelrios