Estamos de fiesta | Opinión
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Opinión

Estamos de fiesta

Hagamos Conciencia

 

 

En el Estado de Oaxaca, estamos de fiesta, porque la máxima expresión de nuestros ancestros se asoma en estas fechas, recordando nuestros orígenes e invitando a que todos conozcan el orgullo que nos da, ser Oaxaqueños; generaciones y generaciones se preparan para llevar delicias culinarias a los paladares más intrépidos que se atreven a conocernos a través de sus sentidos; ¿quién no se ha enchilado con una salsita recién hecha en un molcajete tradicional de Oaxaca? o aquella quesadilla con tortillitas de mano “bajaditas del comal” o aquellos antojitos que invita a cualquier comensal a entrarle a las famosas tlayudas rellenas de tasajo, cecina enchilada o chorizo, o las populares memelitas acompañadas de champurrado y hojaldras, o los molotes recién fritos y calientitos acompañados de guacamole o el disfrute de las nieves tan ricas que encuentra en el interior del mercado Benito Juárez o la iglesia de la Soledad o los chapulines acompañados de un buen Mezcal y demás delicias culinarias que estando fuera de este hermoso Estado te invita a regresar, si a ello le agregamos la cordialidad del buen samaritano y la fiesta con el clima benévolo, genera la fórmula perfecta que muestra la alegría en este rincón mexicano.

Recordemos que la cultura representa una herramienta de sustentabilidad y desarrollo para Oaxaca, por lo que se enfatiza la presentación de grupos folklóricos de todo el Estado, así como el reconocimiento a la trayectoria de promotores culturales de todas las regiones.

Quienes hemos sido turistas en nuestra entidad y los que nos honran con su presencia disfrutamos del “agave cocido al horno” preparado directamente con los azúcares extraídos de las cabezas maduras de las pencas de maguey y que a más de uno a dejado “perdiendo toda figura”, si amigo lector, me refiero al mezcal que encontramos con una diversa gama que va desde los que tienen gusanito, los de sabor, las cremas, los que raspan, los suaves, en fin para todo tipo de gustos. Que decir de nuestra fiesta popular “La Guelaguetza de los Lunes del Cerro” que se celebra en Oaxaca de Juárez, los dos lunes siguientes al 16 de Julio y forma parte del culto popular a la virgen del Carmen. En esas fiestas participamos todos como pueblo con los grupos folklóricos de las ocho regiones del Estado: La Costa, La Cañada, La Mixteca, La Sierra Norte y Sur, El Alto Papaloapan, El Istmo y Los Valles Centrales, portando vistosos trajes que demuestran por qué la cultura oaxaqueña es una de las más representativas de México, cada uno de los grupos participantes muestra bailes y cantos de su región.

Al final del espectáculo todos los participantes dan su “Guelaguetza” o regalo al público que se encuentra disfrutando del mismo, con obsequios típicos del Estado de Oaxaca, frutas de la región y verdaderas obras que nuestros artesanos elaboran.

Durante la Guelaguetza no hay distinción de clases sociales, es motivo de orgullo y celebración para todo el pueblo oaxaqueño. Tiene su origen hace más de ochenta años en la época colonial. Entre el primer lunes y su octava se hace costumbre disfrutar de diversas actividades, tales como muestras gastronómicas y artesanales, representaciones costumbristas de las diversas comunidades del Estado, así como exposiciones, conciertos y otra serie de eventos de trascendencia histórica organizada por las instituciones que difunden la cultura de Oaxaca en todas sus manifestaciones.

Como en antaño, el lunes a las cinco de la mañana los “chirimeteros” de los Valles Centrales tocan las “mañanitas” al cerro, con silbatos, tambores y chirimías, mientras la gente empieza a llegar al cerro y disfrutan de suculentos almuerzos oaxaqueños, antes de entrar al auditorio en el que la marimba y los chirimeteros ofrecen una audición a los asistentes. A las pocas horas de esto, da inicio la Guelaguetza.

Al son de “Ya llegaron los de Ejutla”, y los versos picosos de nuestros paisanos costeños se celebra un año más de sentirnos orgullosamente Oaxaqueños; en más de ochenta años han pasado tantas cosas positivas, como también revueltas, conflictos sociales, manifestaciones, incumplimientos de gobernadores que van y vienen, robos, injusticias, mala voluntad e impotencia por ver que seguimos luchando por construir un nuevo Oaxaca, donde regrese la paz, la cordialidad y comencemos a ver la magnificencia de nuestra tierra que a gritos nos pide disfrutar de sus tradiciones, su clima y su gente que siempre está presta dar lo poco o mucho que tiene.

Bienvenidos los hermanos que un día se fueron y hoy regresan, bienvenidos amigos, familiares, turistas y demás personas que son nuestros invitados especiales, que nos devuelven el ánimo que como Oaxaqueños nos hace sentir la alegría por dar y compartir lo que tenemos, la fe, esperanza y amor a los semejantes.

Esperemos amigo visitante que el próximo año podamos compartir con todos ustedes una carretera hacia la costa que hace muchos años años queremos estrenar, un corredor vial que ayudará a llegar más rápido a su destino y sorpresas agradables que lo harán regresar, esperemos que los actores que han querido desestabilizar la grandeza de nuestro pueblo les hayan dado lo que les corresponde y dejen de fregar al pueblo, esperemos que las manifestaciones dejen de ser una constante y usted pueda disfrutar de lo que fue Oaxaca y queremos que siga siendo, el máximo anfitrión del país.

Sin embargo lo que si le prometemos y como todos los años es cumplido, es un cálido recibimiento, un corazón dadivoso y una mano presta a ayudarle, características principales de todos nosotros como oaxaqueños.

Bienvenidos y bienvenidas que la fiesta comienza y sólo usted falta para que esto sea un éxito, a disfrutar se ha dicho.

twitter@g_vasquez