De cambios, verdades y mentiras |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Debates y Deslindes

De cambios, verdades y mentiras

 

Los cambios en la vida te matan o te fortalecen, casi siempre abren posibilidades y dicen los expertos que todo cambio trae mejoras en la vida. La mayoría de las personas están por la estabilidad y muy pocas por el cambio, la estabilidad es una calma chicha que de vez en cuando tiene explosiones o se ve sacudida sin ninguna explicación. Pero inmediatamente después de la irrupción las cosas vuelven a su estado original, hasta que un nuevo sueño o un movimiento natural propician el cambio.
Viene esto a cuento porque yo estoy en el umbral de importantes cambios personales y hago votos para que estos sean positivos. Como toda la sociedad en su conjunto está sufriendo transformaciones y una serie de cambios que van desde cambiar de pareja, modificar las condiciones de nuestro trabajo, restablecer un nuevo centro de operaciones y territorialidad o nuestras relaciones de amistad. También hay otros cambios políticos y naturales que modifican nuestro entorno y sobre los cuales es poco lo que podemos hacer. Un terremoto, una inundación, una guerra trastorna todo nuestro entorno. En los políticos estamos viviendo un cambio fundamental. ¿Cuándo pensamos que desaparecería el estado mayor presidencial y Los Pinos como ejemplos de poder y que fueran sustituidos por otros modelos de expresiones definitorias del servicio público?

Las obras públicas y la burocracia constituyen sin duda alguna bolsa de trabajo en los países subdesarrollados. Los gobiernos neoliberales utilizaron la administración pública como una bolsa de trabajo de distintas dimensiones, creando una administración obesa que ahora hay que adelgazar, existe también la entrada de nuevas generaciones a los espacios laborales, de conducción y administración. Por ello algunos trabajadores del gobierno federal están siendo objetos de despidos y modificaciones en su “status” laboral. Habrá que matizar los cambios, aprovechar las oportunidades que nos ofrecen, no hacer un drama ver en ellos oportunidades. Claro que no es nada agradable repentinamente verse sin trabajo y sin dinero, pero el modelo económico y político así lo exige. Vayan con cuidado, cada despido es una familia que entra en crisis, niños que van a la escuela sin desayunar, mujeres que no tienen para llevar de comer a sus casas. Creo que las cifras están siendo manipuladas, a ciertos trabajadores de base, como se les llama eufemísticamente no los tocan, pero a otros grupos supernumerarios o de confianza, los afecta directamente, sin reconocer los derechos que tienen adquiridos. Vayamos pues con cuidado y atención en este tema tan sensible y delicado.

DE MENTIRAS Y TECNOLOGÍAS INIMAGINABLES

Estamos inundados con nuevas herramientas de comunicación que transmiten mensajes instantáneos y con los mensajes de un charlatán, un bribón con grandes dotes de cinismo, apoyado en una inmensa fortuna y en complicidades de diversos servicios secretos de otras naciones que Llego a la presidencia de los Estados Unidos a base de ataques a México, arengas fascistas y toma de decisiones anormales.
Vivimos la etapa de la información masiva e individual es una característica universal, y en ella viene información falsa e información valida, sabemos que la información que nos llega de la Casa Blanca esta matizada por Donald Trump que ha pronunciado en promedio 8,3 mentiras al día, cinco mil afirmaciones falsas en seiscientos días de gestión según el diario The Washington Post.
Tenemos infinitas formas de decir lo que pensamos y lo más difícil para los millones de destinatarios anónimos. Sabemos que en las redes el mensaje llega, está ahí, lo que no sabemos es la veracidad de la información. Hay una gran cantidad de noticias falsas que circulan con la misma capacidad que las verdaderas. Difícil corroborar la información que llega, es oportuna y a veces está formada por varias verdades a medias, hablan de un tema que está de moda, sin embargo no todo lo que dicen es real.
En México los grupos antagónicos a Andrés Manuel López Obrador han desarrollado una serie de campañas brutales de desinformación de sus acciones y políticas públicas y han esparcido cuentos e historias sobre su familia. De cada diez informaciones que llegan, seis son contra las políticas o las personas ligadas al PEJE.
La regla de no meterse con los niños y las mujeres se ha olvidado y al hijo de Andrés Manuel y a su esposa son a la que más les tunden. La mentira ha tomado carta de naturalización, decenas o centenas de gente que nos mandan chats de los cuales difícilmente podemos saber sus fuentes o entender si es su propio egoísmo y posiciones contrarias las que los motivan.
Es evidente que necesitamos en el área de las redes sociales la posibilidad de que se eduque al usuario, al cibernauta, acerca de los usos abusos de las redes y su tecnología. En la medida en que las personas discriminemos la información y la seleccionemos, la información falsa o tendenciosa va a ocupar su lugar, el bote de la basura.