Pobres senadores, temen por los bajos salarios
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Detalles

Pobres senadores, temen por los bajos salarios

 

La Cuarta Transformación ya comenzó y debemos tener muy claro que los cambios no se darán tan rápido como las palabras dichas en campaña por el presidente Andrés Manuel López Obrador, también es cierto que pareciera que la clase política mexicana, en general, es como los animales de costumbres, que repiten patrones de conducta, aunque sean de diferentes partes del país, pareciera que genéticamente trajeran mañas para ejercer sus funciones.
Por ejemplo, el Poder Legislativo de México está muy preocupado porque ganarán menos que el Ejecutivo y temen que estos afecte la división de poderes, ya que este miércoles los senadores de la oposición presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una queja contra la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, la cual señala que ningún servidor público recibirá remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación. O sea que nadie puede ganar más que AMLO, entonces 55 senadores provenientes de las bancadas del PRI, MC, PRD, PVEM, PT y PAN están pidiendo a la Suprema Corte que no entre en vigor la Ley publicada el pasado 5 de noviembre en el Diario Oficial de la Federación.
Es curioso porque los senadores señalan inconstitucionalidad a la austeridad, y que no se está respetando la división de poderes, indicando que el presidente no puede estar por encima del poder Legislativo y Judicial como se pretende con la Ley de Remuneraciones.
Una de las medidas de austeridad que propuso el presidente es bajar los salarios de los funcionarios públicos, empezando por él, ya que algunos obtienen remuneraciones millonarias por el desempeño de sus cargos, como algunos ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que tienen una remuneración neta mensual de 388 mil 291 pesos, por lo que al año reciben 4 millones 659 mil 489 pesos.
Enrique Peña Nieto ganaba 259 mil 628 pesos mensuales, teniendo ingresos anuales por 3 millones 115 mil 531 pesos, en contraste con el actual presidente que se fijó la cantidad de 108 mil pesos mensuales.
También, los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tienen salarios exorbitantes, los magistrados electorales tienen una remuneración neta mensual de 249 mil 423 pesos, entre otros funcionarios más que obtienen pagos extraordinarios por su desempeño laboral.
Ante este panorama los senadores no quieren ganar menos que el presidente, por eso piden que la Suprema Corte de Justicia intervenga, por lo visto la austeridad será un tema que dará de que hablar durante este sexenio.
Los pobres senadores están muy preocupados porque el Poder Judicial se ve vulnerado con los nuevos salarios, y señalan que la división de poderes no se respetaría, porque el Ejecutivo está tasando los ingresos de ellos.
Es normal, los senadores que reciben al mes más de 164 mil 480 pesos, a partir de enero que entre en vigor la ley, ganarán menos, entonces ya no es redituable trabajar para el Estado y están tan preocupados porque los jueces y magistrados ganarán mucho menos que el presidente y esto podría generar más corrupción.
En los siguientes días se sabrá la decisión de la Suprema Corte, si aprobará que inconstitucional esta ley o permitirá que entre en vigor el 1 de enero, y mientras la oposición está montada en el papel de ir en contra de todo lo que proponga, o realmente lo único que teme es por su bolsillo.
Veamos en que termina este capítulo más de la nueva era en México, la Cuarta Transformación.
@fuaper