La austeridad y los internet challenges |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Opinión

Detalles

La austeridad y los internet challenges

 

Actualmente, la comunicación política dejó el discurso verbal y los boletines de prensa por publicaciones en las redes sociodigitales Facebook y Twitter, principalmente, ya que las declaraciones inmediatas, sin importar la índole, se hacen a través de estas plataformas.
También, es muy cierto la mayoría de la clase política en México está más devaluada que el peso y carece de credibilidad, y aunque sean de Morena, a pocos se les cree lo que dicen. Hoy en día una publicación en redes es más aceptada que un año de campaña, en 280 caracteres se debe convencer a una ciudadanía.
Cada día más de 79 millones de usuarios de internet en México transitan por la red digital, habiendo una penetración del 67 por ciento de la población, cifras con mucho poder, ya que dos de cada tres mexicanos cuentan con acceso a internet, ojalá que también comieran diario tres veces al día.
Pero, también es cierto que más de 43 millones de personas no utilizan internet por falta de acceso a este servicio, de esa cifra 14 millones son campesinos e indígenas, siendo Veracruz, Tabasco, Puebla, Zacatecas, Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Chiapas los estados que presentan mayor marginación.
Es por eso que el presidente Enrique Peña Nieto emite alguna postura, por la inmediatez, a través del Twitter, antes de que envíen un comunicado, y en general casi todos los diputados, senadores y gobernadores están en la misma tónica.
Hoy en día, el seguir la moda de los internet challenges, que se han hecho tan populares en las redes como el #ChonaChallenge, #IceBucketChallenge, #CondomChallenge, #BikiniBridge y otros más, que pasan de lo absurdo a lo peligroso, porque muchas personas han fallecido en la realización de éstos, sin embargo, algunos políticos han seguido la moda y han hecho estos challenges o generado los propios.
En su momento el gobernador-senador de Chiapas, Manuel Velasco, Ivonne Ortega, Arturo Escobar y Vega e Ivonne Álvarez, fueron algunos de los políticos mexicanos que se sumaron a la campaña #IceBucketChallenge. La cual era para crear conciencia sobre la esclerosis lateral amiotrófica, pero el desperdiciar agua no favoreció su imagen por más positividad que se le tratara de ver.
Hace unos días, el presidente del Senado, Martí Batres, mostró públicamente que desde hace años lleva un contenedor de plástico lleno de alimentos a su trabajo, tal cual godínez, que lleva moldes con tapa, se me hace muy bueno, que le guste comer sanamente y que no genere tanta basura, y aprovechando sus costumbres, había invitado a realizar el #TupperChallenge para no generar gastos a la Cámara Alta.
Después, apareció en #TermoChallenge con Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política, invitó a los senadores a llevar café desde su casa, lo único que le veo positivo es que lleven su termo y tomen café y agua en él, para ya no usar tantas tazas y vasos, pero el café se tiene que seguir haciendo ahí, para las sesiones; mejor promuevan el consumo del café mexicano y que en las oficinas dejen de comprar café importado en envases grandes que venden en los supermercados.
Los políticos quieren usar las redes para decir que son “austeros” o que traen una tendencia de protección al medio ambiente, como Ricardo Monreal llegando en bicicleta a la Cámara de Senadores, mostrando una presunta realidad de austeridad, llama tanto la atención que los medios de comunicación pasan su video y fotografías de cómo dejó las camionetotas por un transporte ecológico, pero debería ser normal, no entiendo porque hay que aplaudirles, si el señor quiere hacer ejercicio y fomentar su huella verde, se lo aplaudo, para tomarlo como referente al igual que Xóchitl Gálvez, desde que era jefa delegacional la usa.
Creo que el circo continúa, y acciones millones de trabajadores realizan diariamente como usar transporte público, llevar contenedores de plástico con alimentos a la oficina, llevar un termo, usar bicicleta, sin importar que estas medidas sean por ahorrar dinero, apoyar la ecología o simplemente porque les gusta hacerlo, no veo por qué aplaudirles a los senadores.
Su plan de austeridad no se debería tratar en estos challenges, deberían enfocarse en el presupuesto y cómo se etiquetará, además si quieren o no comer en restaurantes, ese es su problema, pero que lo paguen del dinero generado como empleados de gobierno, porque ellos reciben su dieta mensual, simplemente que paguen con sus propios recursos y que no se los carguen al Senado.
@fuaper