Educaditos nos vemos más bonitos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Entre columnas

Educaditos nos vemos más bonitos

 

El principal problema al hablar de educación es que inmediatamente lo relacionamos como una obligación del Estado para con la población, establecida en el artículo tercero Constitucional y se nos vienen a la mente las deficiencias que tenemos al respecto; la eterna “lucha sindical” de la Sección 22, sus negociaciones a puerta cerrada con el Gobierno, los bloqueos de vialidades y toma de oficinas públicas, la inconformidad con la Reforma Educativa, e incluso actos de vandalismo como los realizados por “maestros en pie de lucha” el pasado sábado primero de septiembre contra las estructuras montadas en el zócalo para celebrar los festejos del mes patrio, que dicho sea de paso, sirven para fomentar la cultura cívica, y lo anterior nos deja indudablemente con un sentimiento de molestia, pues la lógica nos dicta que es el Gobierno el que no cumple, según quienes creen en las conspiraciones, porque le conviene mantenernos ignorantes, o en el mejor de los casos, por ineptitud, sin embargo, si leemos un poco más adelante en la propia Constitución, podremos ver que el artículo 4 señala que la Ley protegerá la organización y el desarrollo de la familia, y esto se debe, a que la familia es la piedra cúbica de punta de nuestra sociedad, y es ahí en donde debemos ser educados, pues son nuestros padres quienes deben fomentar en nosotros los valores y principios que nos regirán a lo largo de nuestra vida, y en la escuela únicamente adquirir los conocimientos técnicos y académicos para que, al momento de llegar el tiempo, ejercer la profesión u oficio que queramos, lo cual es sólo un aspecto de lo que nos conforma como individuos, y en Oaxaca.

¡Por supuesto que tenemos ejemplos latentes de lo que puede hacer la educación en la juventud!, y me permitiré citar algunos que personalmente tengo el honor de conocer: Georgina Martínez English, una joven de 15 años que ya ostenta el Premio Nacional de la Juventud en debate político, Osmar Alejandro Gijón Rodríguez, Presidente del Consejo Nacional de Voluntariado y Presidente de Renovando Sonrisas; Alejandra Silva Soriano, Presidenta del Consejo Ciudadano de la Juventud; Anel Jiménez Hernández, miembro de la 6ª Legislatura Juvenil, Mario Alberto Salgado Ramos, Levi Esli Bolaños Santiago, y Araceli Peña Mendoza representante de la agrupación Huaxyacac, quienes recibieron el Premio Municipal de la Juventud 2018 en Oaxaca de Juárez, jóvenes todos que se caracterizan por hacer más de lo que cómodamente se les exige, con disciplina y compromiso adquiridos en su hogar y que han sabido aprovechar las instituciones del propio Estado en sus diferentes niveles de gobierno para destacar; las herramientas se encuentran al alcance de todos, queda de nosotros el enseñar a nuestros hijos a utilizarlas.