Premonición |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Opinión

Escaparate Político

Premonición

 

El PRD de Oaxaca vive en estos momentos dos escándalos fenomenales que significan barruntos que podrían acabar de hundirlo. Llegar a las elecciones más competidas de la historia reciente, en medio de tanta impudicia desalienta al político más cínico.
El estigma sobre el PRD lo marcó “El Peje” López. Su salida del partido amarillo significó el principio de su fin. También fue una especie de declaración de guerra a muerte entre el tabasqueño y “Los Chuchos” (Ortega y Zambrano) declarados “amos y señores” de este partido. Hoy, la ironía hace que uno de los chuchos recupere parte de los bártulos que quedan de su partido. Sustituirá al oaxaqueño Martínez Neri en la coordinación de los diputados.
Primer affaire: la anulación de 17 candidaturas reservadas para hombres y mujeres transgénero. Resulta que en una más de las estafas que tanto acostumbran los perredistas, disfrazaron de “muxhes” a unos que eran “bien machos” y los hicieron candidatos a diputado. Se hizo el escándalo y, vergonzosamente, los perredistas aceptaron sus fullerías y el Instituto Electoral les ordenó designar candidatos con verdaderas preferencias sexuales diferentes.
Segundo: lo menos que le dicen sus exacólitos perredistas a Francisco Martínez Neri, es traidor, renegado, malagradecido, etc. Y no es para menos. Martínez Neri arrancó de su modesto empleo de contador hasta subir, gracias a la escalera del PRD, al gran poder que significa coordinar la fracción perredista de legisladores en la Cámara baja del Congreso de la Unión. Un “hueso fenomenal” dicen sus malquerientes.
Martínez Neri cuya fortuna empezó a brillar desde que, en esos cabildeos entre el sistema y el PRD, le permitió ser rector de la UABJO una de las Universidades públicas más conflictivas del país, hoy es censurado acremente porque, dicen “mordió la mano del que le diera de comer”. Es decir, el PRD, partido que no solo le dio poder y dinero, también reconocimiento y fama. Pero su condición humana, dicen sus detractores, no pudo escapar de la línea torcida. El líder estatal del PRD Raymundo Carmona Laredo, de traidor no lo baja y no es para menos. El exrector de la UABJO utilizó tan bien la plataforma de lanzamiento del PRD que se sirvió, como dicen, con la cuchara grande. Vendió bien su figura de político audaz en el PRD y el partido le abrió las puertas. Le concedieron cuanto pedía. Lo apoyaron para ser rector de la UABJO, quiso ser diputado local, luego diputado federal y coordinador de la bancada. Todo se le concedió.
Carmona Laredo pregunta: ¿“cómo alguien que hablaba tanto de los principios democráticos puede so bajarse al papel de chaquetero”? Traicionar súbitamente al partido que tanto lo benefició, no habla bien de quien se jacte de ser un político con principios e ideales.
El dirigente perredista cuestiona pero también pide revisar las cuentas que deja Martínez Neri. Dado que Raymundo ha sido diputado federal, sabe de los “moches”, del pago para levantar el dedo, de las cantidades millonarias que recibe cada coordinador y que debería repartirlo equitativamente entre su bancada. Por eso, seguramente, se atreve a decir que como coordinador, Martínez Neri, durante su grisácea coordinación de la bancada del PRD, recibió unos dos mil millones de pesos y no saben en que los aplicó.
Desatado, el dirigente perredista, no deja títere con cabeza. Dice que el señor Neri justifica su salida del PRD diciendo que “hay un desorden muy grande en el partido” y que, “hay problemas que difícilmente tendrán solución aunado a que el partido hizo candidatos a un grupo de personas que son del PRI”. Miente, dice, porque “cuando a éste se le ofreció contender por la alcaldía capitalina rechazo la propuesta”. Dijo que los números no le favorecían en las encuestas.

Timorato
Y como dicen que en “el pecado lleva la penitencia”, el perredista vergonzante, reacciona y, al puro estilo ‘pejista’, quiere limpiar su honra ¿cómo? Reclutando cientos de desempleados de su tierra, Zautla, y de otros pueblos del valle de Etla.
Previo pago de 400 pesos por persona, sus activistas organizan una marcha por el centro histórico para mostrar musculo político. Aunque dice que no teme a la auditoría, se cura en salud. La simple advertencia de Raymundo Carmona, lo pone a la expectativa. Aunque es contador, le tiene pavor a las auditorías.
Todo indica que la del PRD no es simple amenaza. Aunque sea para exhibir sus desvíos financieros porque en este país nadie es castigado por no rendir cuentas claras y menos siendo diputado, le revisión podría ser realidad.
A eso podemos atribuir su prisa por organizar su manifestación de apoyo. Sabe que en Oaxaca, todo se arregla con marchas y plantones.
Anda tan preocupado que ahora busca a otro de su misma condición. Su primo, el exconvicto Oliverio Neri es el principal organizador de la movilización pro Neri.
A buen árbol se arrima. No hay que olvidar que Oliverio tiene mucha experiencia en trastadas. Fue encarcelado por robar las cuotas del Sindicato de Burócratas. Sabedor de que bajo el manto de El Peje, hasta los bribones más reconocidos se expían, Martínez Neri, lo primero que hizo al abjurar el PRD fue ir al regazo del mesías. Su pago es una candidatura, al menos eso le han dicho.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com