Hablar de que todos |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Opinión

¡Que conste.... los olvidados!

Hablar de que todos

 

“¡No voy a vivir a los pinos, porque sale el “chupa cabras!”. AMLO
Es muy curioso que a los 50 años del 68, algunos de esos “dirigentes” se olvidan que, no lo eran, eran los representantes de las asambleas generales de sus escuelas que tenían la posibilidad de validar sus actos o rechazar sus propuestas, solamente eran los voceros de las mismas y ellos podían se destituidos por las bases o ratificados. Se olvidan muchos de esos oportunistas que buscan, a éstas alturas del partido las chambas en la burocracia, que el origen del movimiento se genera en la represión sin sentido operada desde el Departamento del Distrito Federal por medio del cuerpo de granaderos al entrar violentamente y sin razón, a golpear a maestros y estudiantes en la Escuela privada Isaac Ochoterena y a la vocacional Cinco del IPN, bajo el pretexto de que se habían enfrentado un grupo de jóvenes cerca de las mismas por problemas entre ellos, al diputarse a las chicas y, curiosamente, se han olvidado que el día 26 de julio de 1968, también los dirigentes de la FENET al lado de grupos como el de los Hermanos García Reyes y otros, llegaban a coincidir con su “manifestación de protesta” generada con el apoyo de las autoridades, con la manifestación que los “rabanitos” y otras organizaciones políticas hacían cada año en apoyo a la Revolución Cubana y que, ahí, de esos grupos de la FENET que era un organismo apoyado y financiado desde el Banco de Obras y Servicios Públicos que operaba también el control de la sección nueve del SNTE, se genera el grito de Zócalo, Zócalo y que la gente siguió esa consigna y los dirigentes del acto no tuvieron ni el valor ni la visión ni el poder para frenar a sus convocados a que no se siguiera esa consigna, y al llegar a las calles de cinco de Mayo y Madero, estaban ya los cuerpos de granaderos esperando para la represión y que, en cada bote de basura que días antes habían colocado en la zona los trabajadores del Departamento del DF, estaban, “curiosamente”, llenos de piedras y varillas y que al iniciarse la represión de los granaderos contra los manifestantes, al correr éstos, muchos botes de volcaron y se pudieron recoger esos materiales para iniciarse una batalla entre los jóvenes y los granaderos, porque además, las imágenes de las luchas estudiantiles de Francia , Alemania y otras partes del mundo ya daban la imagen de lo que deberían hacer los jóvenes en esa lucha y en esos tiempos, y esto muestra que los “análisis” de esos burócratas que ahora buscan encontrar razones para evitar que la gente identifique a los verdaderos asesinos y represores del movimiento estudiantil, salidos desde el gobierno de Díaz Ordaz y sus operadores, tratando de culpar a estudiantes que solamente participamos y operamos con los acuerdos de nuestras asambleas generales, y no como dicen ellos que éramos los promotores de la violencia, porque no aceptan que la violencia la generaron los mismo actores de la represión en el gobierno y no los estudiantes.
Hablar de que todos teníamos una visión “democrática” también es falso, y solamente basta ver los volantes, los discursos y las mantas aparecidas en todos los eventos de los estudiantes, y eso de que el diálogo público se genera desde un discurso elaborado por primera vez y ordenado por la asamblea del CNH a un grupo de representantes, y en el texto del mismo se hace la propuesta para “hacer el Dialogo Público” en el Palacio de Bellas Artes o en el Estadio Olímpico y la gente, en el mitin del Zócalo, en forma espontánea genera el no, que lo querían en el Zócalo, Zócalo y no era una propuesta nuestra, eran generada desde ese discurso que, ahora, tratan de operar como si fuera una provocación, y la realidad es que la verdadera provocación salía del gobierno represor ese día, cuando opera, después de terminar el mitin multitudinario, y un grupos de estudiantes de la Facultad de Leyes habían decidido, por su cuenta, quedarse de plantón en el Zócalo, sin el acuerdo ni el conocimiento del CNH, y ahí es la realidad, se inicia la gran represión que hoy se busca ocultar alegando que los jóvenes estábamos en una lucha democrática consciente, y no es cierto , solamente demandábamos la solución a un pliego de seis puntos: Cese a los jefes de granaderos y de la policía, eliminación del cuerpo de granaderos, libertad de los detenidos e indemnización a los estudiantes heridos o a los familiares de los muertos, libertad a los presos políticos y eliminación de los artículos 145 y 145 bis del Código de procedimientos Penales que configuraban el delito de disolución social… todo lo demás, fue el producto de la represión y el desarrollo del proceso político, pero no eran las demandas iniciales con ese sentido, no, los jóvenes ilusos y ganones queríamos la revolución y ni siquiera sabíamos cómo hacerla, y solicitábamos, ilusamente, un diálogo público, olvidando que ese gobierno no dialogaba, imponía, y así nos asesinaron, encarcelaron, persiguieron lastimaron y nos sacaron del país… perdimos, y esa es la verdad, porque no estábamos ni siquiera conscientes de que vivíamos… nos derrotaron, sin poder pelear….