Ni aztecas ni mexicas, falsa la historia "prehispánica" de México | Opinión
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

Opinión

Ni aztecas ni mexicas, falsa la historia “prehispánica” de México

Toltecáyotl

 

 

Los graves problemas que aquejan a la nación, tienen una génesis estructural en la memoria histórica y la identidad. Porque, como personas, familias y pueblo, “somos lo que recordamos”. El sistema colonial en el que vivimos, está justamente sustentado en que, el pueblo y todas y cada una de las personas, no sepan, en verdad, “de dónde vienen, quiénes son y a dónde van”. El pueblo ha vagado ciego a tropezones en este infierno de injusticias llamado “Laberinto de la Soledad”. El Estado necolonial de ideología criolla, ha amalgamado una serie de mentiras y verdades a medias para crear su “historia oficial”. “Así nos quieren, así nos necesitan”.

El país de los criollos y para los criollos, indebidamente se llama “México”, porque ese nombre viene de mexica y no todos descendemos de ellos. Pero el problema es más grave. La “historia prehispánica” de este país, se basa en “la supuesta historia de los mexicas”. Estos fundaron Tenochtitlan en 1325 y fue destruida en 1521. Cómo es posible que el último pueblo nómada, cazador, recolector sea el representante de la historia ancestral. Por qué no son los mayas, zapotecos, mixtecos, nahuas-toltecas, purépechas, por citar algunas culturas que tienen una historia desde la invención del maíz y la milpa, por lo menos desde hace 3500 años. Por qué, para cuestiones de identidad ancestral, son los mexicas, “la cultura elegida por la ideología criolla” para referirse al pasado “prehispánico de nuestra identidad cultural”. Aquí hay “gato encerrado”.

“La catedral del México prehispánico”, es decir, El Museo Nacional de Antropología e Historia, tiene en su sala principal a “los mexicas”; los toltecas, mayas y zona oaxaqueña, ocupan un segundo y pequeño lugar. Por qué tanta insistencia del Estado necolonial criollo en tergiversar la historia. Por qué no quieren que el pueblo conozca “La Verdadera Historia del México Profundo”.

En el libro de texto de la SEP y en Televisa y Tv azteca, los aztecas o mexicas se nos presentan como: Un gran Imperio, dueños de todo el país, feroces guerreros, etc. El nombre de aztecas se lo pusieron en el siglo XIX, los extranjeros (para variar). Humboldt y Prescott nombraron a los mexicas como aztecas. El primero porque, según él, al venir de Aztlán eran aztecas y el segundo, porque en inglés el nombre de mexica, se confundía con el de “mexican”. El primer extranjero que escribió mexica fue Cortés. Sin embargo, el primer “transformador” del verdadero nombre del pueblo que fundó Tenochtitlán fue Tlacaélel.

En efecto, el nombre verdadero del pueblo es mixtin, no mexica o azteca. Debe recordarse que el cihuacóatl de tres tlatoanis de Tenochtitlán, cuando tenían un relativo poder, mandó destruir los antiguos códices, donde se documentaba la llegada de los mixtin, como chichimecas nómadas, que no hablaban la lengua náhuatl, vestían pieles y comían carne y alimento que cazaban y recolectaban como semillas y frutos. Mandó escribir “su gloriosa historia” y cambió el nombre de mixtin por mexica. Se apropiaron de una ancestral historia de la famosa peregrinación. Historia fundacional de los primeros pobladores del Anáhuac. La historia de los mexicas es falsa, la historia de la fundación de Tenochtitlán es falsa.

Los mixtin llegaron con Xólotl de las llanuras del Norte, se asentaron en Colhuacan, que era una población muy antigua de estirpe tolteca. Tuvieron un problema, y una parte de los mixtin se fueron a vivir al islote que después llamarán Tenochtitlán, y otra parte, se fue a vivir a Texcoco, donde ocuparan un barrio.

El pueblo de este país está totalmente engañado. Su verdadera historia ha sido secuestrada. Somos los hijos de los hijos de una de las seis civilizaciones más antiguas de la humanidad, y no sabemos absolutamente nada de los diez mil años de historia “propia-nuestra”. Lo poco que sabemos es de los “aztecas y mexicas” que los españoles derrotaron. Descolonizar es dignificar.

www.toltecayotl.org