Elucubraciones | Opinión
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Opinión

Elucubraciones

Columna sin nombre

 

 

Con el incendio en Salina Cruz, no tendrán los huachicoleros gasolina qué robar. El Mapache Guasón

Los hombres y las mujeres de la política, están ya inmersos en las elecciones presidenciales del próximo año.

Los aspirantes deben estar definidos a más tardar a mediados de noviembre, para tener derecho a tiempo de pre campaña, un mes completo.
Es importante señalar que si algún partido solo tiene un pre candidato, no podrá efectuar actividades de pre campaña, ya que esta se presentará entre aspirantes del mismo partido.

En ese orden de ideas, los partidos que quieran aprovechar los tiempos de esa multicitada pre campaña, deben presentar dos aspirantes, y en la realidad parece que sólo el señor López será candidato único del partido del que es dueño, y legalmente hablando no tendrá derecho a realizar esa pre campaña.

Por el lado del PRI, el dilema no es menor, ya que para aprovechar ese período deberá postular a dos aspirantes, y quizás lo haga como en otros años; uno el elegido de los dioses y otro simple comparsa.

Esperemos.

La contienda por la presidencia se ve difícil para todos, especialmente para el PAN y para el PRD, ya que entre los azules existen tres suspirantes que parece que no cederán ni un pelito a favor del otro, y me refiero al güerito Ricardo Anaya, a Moreno Valle y a Margarita Zavala, quienes se harán trizas entre ellos.

En el PRD, no se conoce hasta el momento a un candidato o aspirante propio fuerte y con posibilidades reales de ganar, amén de que la presidencia nacional en manos de la señora Barrales es vacilante, y no se decide a afianzar el logro obtenido en el Estado de México con Juan Zepeda, ya que coquetea sin la menor dignidad con López Obrador, y francamente esa postura debilita al PRD que tiene un voto duro respetable.

En el caso de la alianza con el PAN, muy difícil por cierto, dado que ninguno de los actuales suspirantes cedería, creo que si el candidato de esa coalición electoral fuera el externo Miguel Ángel Mancera, actualmente Jefe de Gobierno de las Ciudad de México, estaríamos ante una candidatura fuerte que le podría en las vencidas tanto al PRI como al inveterado perdedor de MORENA, quien, a mi juicio, inevitablemente volverá a perder en el 2018.

Yo también soy Pueblo.
Por allí nos encontraremos.