Que el de atrás pague
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Que el de atrás pague

 

Dicen en el argot populachero: “hasta que se le hincharon…abrieron los hospitales públicos” ¿Cuántos oaxaqueños murieron por no tener recursos para curarse? Solo ellos y la autoridad de los SSO, lo saben.
Se refieren a los dirigentes sindicales de la Secretaría de Salud estatal, Mario Félix y Alberto Vázquez Sangermán cuya socarronería dobló a los altos funcionarios de los SSO después de casi un mes de paro loco y violentas manifestaciones. Usaron la misma estrategia de agitación del cártel 22 y cimbraron al gobierno. Desde mediados del mes anterior hasta ayer permitieron atención sanitaria a los oaxaqueños con menos recursos. Un crimen por el que debieran responder tanto los que soliviantaron la huelga irracional como las autoridades que lo permitieron.
Decir que doblegaron a la autoridad es lo menos. Esta columna tiene copia de un oficio firmado por Francisco Javier Cornejo Roldán, encargado de la Secretaría de Salud después de la renuncia de los tres últimos titulares. Comunica a los lidercillos casi, casi, que todo lo que pidan será concedido, hasta lo absurdo.
Cosas tan inadmisibles, por ejemplo, como el pago aproximado de 6 mil 500 millones de pesos que dicha Secretaría adeuda a la SHCP por descuentos de impuestos y aportaciones al ISSSTE a los trabajadores de base desde el 2016 a la fecha. Tales deducciones fueron puntuales pero no los entregaron. Lo llaman “pago a terceros institucionales” ¿y dónde está el dinero? Los sucesivos secretarios de salud durante el Gabinato, en connivencia con Sangermán, “El Gato Félix” y otros cabecillas, desviaron el recurso para pagar salarios a los empleados que, fuera de toda norma, recomendaron los mismos altos funcionarios en complicidad con los dirigentes sindicales. Este era el punto medular del plan para deslindar responsabilidades sobre el gran saqueo en los SSO, pero el sindicato lo impidió. Queda claro que hay responsabilidad tanto de la parte sindical como de la patronal, pero la autoridad se muestra medrosa.
Cuando creíamos que ya no podía empeorar la crisis en los SSO, brota más podredumbre.
Otra concesión a todas luces irracional que les hace el encargado de la Secretaría de Salud es la siguiente: absorber la responsabilidad de créditos personales. Los líderes sindicales contrataron agiotistas -con una “mochada”, obvio- para que prestaran dinero a los trabajadores con tasa leonina. Los deudores abonaron puntualmente pero el prestamista reclama retraso en los pagos ¿Dónde quedó el dinero? Solo los funcionarios de aquel entonces y los capos del sindicato lo saben. Pero, con tal de levantar la huelga, los SSO comunican que ellos solventarán la deuda.
Por acciones tan irresponsables dejaron a los oaxaqueños a la buena de Dios sin servicios de salud, ahora también hay desvío brutal de recursos públicos desde el 2008.
Está claro que, con tal de tener bases para sus novias, novios, recomendados tanto de los líderes del sindicato como de los funcionarios, permitieron contratación de personal sin soporte económico del gobierno federal.
Lo paradójico es que los desvíos de dinero repercuten en perjuicio de la base trabajadora que sindicalistas corruptos dicen representar. Lo más incomprensible es que los trabajadores que no saben dónde quedaron sus impuestos y aportaciones para el retiro así como el pago de sus préstamos, se hayan dejado engañar por doble partida. Es decir, los obligaron a paros y plantones los mismos que, en confabulación con la parte patronal, los engañaron para birlar sus impuestos y aportaciones.
El primero en levantar el paro fue el gato Félix aunque entró en una seria confrontación de intereses con Sangermán, un cleptómano que prolongó la huelga hasta lograr impunidad.
Más que por voluntad propia, ambos dirigentes aceptaron poner fin al paro cuando sintieron el rechazo de las bases, sobre todo del Hospital Civil. El rebote fue cuando los trabajadores descubrieron la realidad: que sus mismos líderes sindicales está inmiscuidos en los desvíos de dinero para pagos de burócratas recomendados, aviadores tanto del sindicato como de la parte patronal.

Aborregados
La burocracia sanitaria medio trabaja pero ya tienen enfrente otro escenario complicado. Los SSO dicen no tener recursos para la nómina a partir del próximo mes. La lista de pagos, incluyendo aviadores, es tan brutalmente obesa que resulta insostenible. Algo más delicado, más de cien trabajadores no han podido jubilarse debido a que el fondo de pensiones está vacío.
El ISSSTE otorga 21 prestaciones y servicios a los trabajadores que son: seguro de salud, atención médica preventiva, curativa y de maternidad, rehabilitación física y mental, seguro de riesgos del trabajo, seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez, seguro de invalidez y vida, así como préstamos hipotecarios y financiamiento general para la vivienda, adquisición de propiedad en terrenos o casa habitación, construcción, reparación, ampliación o mejoras, pago de pasivos adquiridos por estos conceptos, préstamos personales, ordinarios, especiales, para adquisición de bienes de consumo duradero y extraordinarios para damnificados por desastres naturales, programas de apoyo para la adquisición de productos básicos y de consumo para el hogar a través de SUPERISSSTE, y servicios turísticos a través de TURISSSTE. Los trabajadores al servicio del Estado cuentan con servicios funerarios, servicios de atención para el bienestar y desarrollo infantil, así como servicios culturales. Nadie podría renunciar a tales beneficios, y menos cuando las cuotas aparentemente habían sido cubiertas.
Triste despertar del personal de los servicios de salud. Se necesita ser demasiado aborregado para seguir sumisamente a sus dirigentes sindicales responsables junto con la parte patronal, de estafa tan brutal.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com