89 años |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Opinión

Escaparate Político

89 años

 

Entre el gran descrédito que alcanzan todos los partidos políticos. El PRI tiene el infortunio de cumplir 89 años de edad. Desafortunada fecha porque no es para festejar. El octagenario apenas tiene flexibilidad para esquivar las toneladas de majada que están brotando de las cloacas que llaman campañas electorales. Con la intención de exponer la concepción de cada partido en el ámbito estatal, comento:
Con un candidato presidencial externo, José Antonio Meade, el tricolor trata de recuperar la confianza que perdió al agudizarse la corrupción en el gobierno que maneja el grupo Atlacomulco, un clan realmente depredador de la honestidad y la austeridad.
El partido Morena, propiedad categórica de “El Peje” López Obrador, cada día se empeña más en obstaculizar la oportunidad del cambio. En Oaxaca, donde el Morena pudiera tener su bastión, su presencia se diluye por las manías de don Peje. Alguien debe advertirle el alto riesgo que significa rescatar la fauna nociva del priismo, como Elba Esther o al Napito Gómez Urrutia y en Oaxaca, Salomón Jara, Flavio Sosa, “Los chapos” y toda la cauda de incendiarios y criminales del cártel 22. Oaxaca tiene memoria. De los 350 mil votos que obtuvo el candidato a gobernador en el 2016, cuando el “efecto Peje” estaba en su mejor índice de credibilidad, hoy es muy difícil que pudiera repetir el mismo número. Les explico: Los pejistas, del PRD y ahora del Morena, significaban esperanza de cambio. No habían alcanzado posiciones de poder. Hoy que ya fueron vistos como diputados, presidentes municipales y líderes como el de la Jucopo en el congreso local, Irineo Molina, enseñaron el cobre. Son más rapiñosos y convenencieros que cualquier priista. Los profes y profas con poder y fuero, actuaron abusivamente. Como botón de muestra allí están Zaachila y Tlaxiaco donde los abusos y la corrupción municipal acabaron con la tranquilidad social. La pifia más reciente surge del asambleísmo mafioso del cártel 22. La consigna contra sus principios rectores fue: todos con AMLO. Qué Ilusos. El magisterio no es borregada. Son parte de la Oaxaca agraviada, incendiada, bloqueada, convertida en basurero y pestilencia de plantones. Levantar podredumbre priista tampoco es aceptable. El magisterio tiene memoria y bien conocen la nueva realidad de sus lidercillos magnates.

Los panistas
En el partido azul, la debacle es más notoria. El dilema mantiene en ascuas a los panistas que en la repetición de ese onagro político que es la coalición con el PRD, andan en desbandada. Calculan que estando aún muy fresca la triste experiencia que dejó Gabino Cué encumbrado al poder por una alianza similar, el baldón panista está llegando.
Un grupo de viejos panistas hicieron circular un comunicado donde expresan su decepción. Dicen que abusos de la dirigente Antonia Natividad Díaz y su adepto Juan Iván Mendoza, no tienen límite.
Explican que el padrón de más de 9 mil afiliados, hoy apenas llega a 4 mil.
Burlar la militancia es el peor golpe. Hay dos arbitrariedades terribles: Que tránsfugas del PRI sean candidatos sobresalientes del PAN y que repitan la coalición con los amarillos cuando está claro que tal alianza electoral solo sirvió como instrumento para depredar el patrimonio de los oaxaqueños con Gabino. La más reciente pifia de Natividad fue ubicar en lugar preferencial de la lista plurinominal de candidatos a diputado federal, al profesor Luis Zárate eterno funcionario en la directiva estatal.

El salto del chapulín
Hay dos indicadores que hacen renacer la esperanza de maestros y alumnos de buena cepa, de que en este gobierno hay voluntad para rescatar la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.
La señal más evidente viene de algunos anuncios y acciones del rector Eduardo Bautista Martínez y de la ANUIES. Con actitud mesurada pero decidida han empezado a pintar su raya ante “los chapos” exrectores y férreos mantenedores del cacicazgo igual que otros grupos que se resisten a dejar sus parcelas de poder al interior de la institución.
La primera señal la han enviado autoridades educativas, la Auditoría Superior y otras instancias federales que han develado resultado de auditorías en las que han detectado desvío de recursos universitarios y señalan a los presuntos responsables.
Segundo. A la par con las investigaciones contables, el rector y su equipo trabajan en un tema que antes era considerado tabú, la reforma de su ley orgánica. La noticia la dio a conocer la doctora Yolanda Legorreta, representante de la ANUIES. Dijo que la Universidad de Oaxaca “está dando pasos firmes para su renovación institucional; es tiempo de que los servidores universitarios protejan a la institución y olvidar intereses sindicales mientras ejerzan funciones de confianza”.
Por su parte, el rector Bautista, explicó que la nueva ley de disciplina financiera resulta incompatible con la Ley Orgánica. El estatuto y los contratos colectivos de la Universidad con sus diferentes sindicatos “nos lleva a conflictos potenciales y dificultades en la gestión”.
La decisión de, por fin, revisar la ley orgánica que es de las más rezagadas entre las Universidades públicas del país, fue anunciada al término del taller sobre “Técnica Legislativa”, impartido el viernes pasado por Yolanda Legorreta Carranza, directora general de Asuntos Jurídicos de la ANUIES, quien insistió en que ante los inminentes cambios legislativos, la Universidad de Oaxaca “entra en una situación de contradicción o incompatibilidad sobre las funciones si es que no actualiza su ley y sus reglamentos”.
Ante el rector, directivos y funcionarios universitarios quedó claro que “las nuevas disposiciones de disciplina financiera prohíben que los recursos de la institución se usen para fines no autorizados”.
Eduardo Bautista, advirtió que tomar los recursos para atender las demandas políticas de sus sindicatos, implica desviación de dinero y eso lleva a los funcionarios, y especialmente al Rector, a convertirse en “potenciales delincuentes”.
La doctora Legorreta opinó que “es tiempo de arreglar las cosas y que los sectores representados, como estudiantes, profesores y trabajadores, colaboren para el nuevo proyecto de Universidad” ¿podrá ser realidad tanta belleza?
Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com