Juicio vs Gabino
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Opinión

Escaparate Político

Juicio vs Gabino

 

He dicho que el proceso en el Congreso del Estado, para iniciar juicio político contra Gabino Cue, el gobernador más depredador que haya tenido Oaxaca en su historia, es pura simulación, distractor político.
Aunque la presidenta de la Comisión Instructora, la diputada pejista María de Jesús Melgar, ha dado muestras de su deseo de sentar al ex mandatario en el banquillo de los acusados, el cúmulo de intereses desde el congreso, atajan su deseo. Para empezar, ya dijo que será el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFE) cuyo titular es el chiapaneco Guillermo Mengchú, el que diga si hay o no elementos para proceder contra Gabino. Este es el primer gran obstáculo.
La misma diputada Melgar ha dicho que aún no envía la petición al OSFE para que informe sobre los desvíos de dinero público en que hubiera incurrido el ex gobernador. Resulta una táctica dilatoria evidente porque Gabino desde el 31 de enero pasado, a través de sus abogados, respondió a la notificación del procedimiento de juicio político en su contra. Mayor suspicacia despierta cuando la legisladora que preside la Comisión Instructora se adelanta y dice que “este proceso puede ser largo y, por el momento, no hay certitud si el juicio procede o no”.

AMLO DEFIENDE A GABINO
La observación que me hacen algunos diputados de que “es una vacilada” (el juicio) cobra vigencia. Dicen que es imposible que una diputada apegada al autoritarismo de López Obrador, se atreva a llamar a cuentas a Gabino Cue cuando el dueño del partido Morena es su principal protector. Los intereses unen al Peje con Gabino, me dice otro legislador. Desde que se hizo la alianza PAN-PRD para impulsar el gobierno “del cambio”, AMLO jugó papel determinante. Canalizó apoyos y recursos para el proyecto. Lo acompañó por todo el estado y lo presentó como “el salvador” de Oaxaca. Siendo gobernador, Gabino pagó con creces los favores de El Peje. Además del dinero del presupuesto de Oaxaca para impulsar la creación del partido Morena, le entregó posiciones relevantes de gobierno. La Secretaría de Agricultura a través de Salomón Jara, y la administración del Seguro Popular con un presupuesto cercano a los dos mil millones de pesos, para el regiomontano Rogelio Hernández Cázares amigo de Andy, el hijo mayor de AMLO. Esto robustece la tesis de que lo del juicio político es mera vacilada. No caminará, me dijeron.

LA FARSA
Si en este tema hubiera seriedad, la Comisión Instructora ya tuviera en sus manos toda la información. Para empezar, ni siquiera saben de qué van a acusar a Gabino. La misma diputada Melgar acepta que “todo dependerá” de la información que entregue el órgano fiscalizador. “Lo único que sabemos -dice la legisladora- es que el senador Benjamín Robles, denunció a Gabino por un desvío de 30 mil millones de pesos. Si esto no se documenta debidamente el ex gobernador “sería absuelto”. Aun cuando el dicho del senador Robles pudiera ser ratificado, un grupo de jueces determinarían la sanción al ex mandatario que “más que penal, sería administrativo”.

VIL MANIPULEO
Como toda acción política, el citado juicio está viciado desde su origen. Hay que recordar que, inicialmente, la denuncia contra Gabino fue interpuesta por el senador Robles pero lo hizo más con afanes de revanchismo que por justicia. Se enojó porque lo excluyo de la corte celestial del palacio. Es decir, no lo hizo candidato para sucederlo.
El senador chilango actuó con el hígado al renegar de Gabino sin reparar en que él mismo fue parte del saqueo y los abusos. Fue cómplice.
No hay que olvidar cuando, sin mayores problemas los diputados de la 61 y 62 Legislatura del Estado aprobaban con rapidez inusitada al gobierno de Gabino Cué, todos los créditos que pedía ¿saben quién era el cabildero? El mismo senador chilango. Llegaba con la maleta repleta al congreso para que ningún diputada objetara el endeudamiento. La deuda pública que dejó Gabino se calcula en más de 13 mil millones de pesos.
Uno de los primeros préstamos fue por 2 mil 400 millones de pesos, más de 55 millones de dólares en el Banco Mundial para proyectos de agua potable. Quien cabildeó el asunto de la Ley de Ingresos fue el presidente de la Comisión de Presupuesto y Programación, Sergio López Sánchez, quien sacó las firmas sin mayores problemas. ¿Realmente Gabino Cué y sus funcionarios aplicarán en obras este nuevo endeudamiento? Con el senador motejado cara sucia los diputados de entonces, Jesús López Rodríguez; del presidente de la Comisión de Presupuesto, Sergio López Sánchez; Iraís González Melo y Vilma Martínez Cortes, fueron cómplices para las trapacerías de Gabino.

EL SALTO DEL CHAPULÍN
No pocos panistas asientan que la dirigente estatal del PAN, Antonia Natividad Díaz, usa su partido para reeditar aquellos cacicazgos de horca y cuchillo que creíamos desaparecidos. Personajes de absoluto poder.
En mi entrega de ayer comenté los afanes de esta dama para desaparecer los valores democráticos y humanos que eran la línea PANista. Su tarea para hacer de este partido en Oaxaca, un bastión familiar, genera gran desconfianza entre los militantes históricos. Lo que más suspicacia levanta es que Ricardo Anaya la deja hacer y deshacer.
Ya dije que quiere anotarse como candidata plurinominal para diputada federal. Su incondicional Juan Iván es el virtual candidato para una curul federal y su suplente sería don Leonardo, progenitor de Natividad. En Ejutla comentan los panistas que su hermano Leonardo Díaz es presidente municipal pero ya se apunta para la diputación local. Dejaría el cargo a su esposa Lupita.
*Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com