Una buena iniciativa |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Opinión

Editorial

Una buena iniciativa

 

La semana pasada, con el apoyo de los regidores de los diversos partidos políticos, excepto del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), el presidente municipal de la capital oaxaqueña, José Antonio Hernández Fraguas, logró que se aprobara una iniciativa realmente importante: la reposición de cerca de 22 mil luminarias en toda la ciudad y las colonias populares. Todo mundo sabe que uno de los factores que inciden en la inseguridad de la capital, es el pésimo estado de la iluminación. Hay sitios que son verdaderas cuevas de lobo y que son propicios para la comisión de ilícitos. Por ello, las luminarias serán repuestas sin un alto costo para el presupuesto municipal, además de que serán lámparas del tipo LED que son ahorradoras de energía. Ésta es una más de las iniciativas que sin mucho ruido instrumenta el gobierno de la capital. Hay que recordar que hace algunas semanas se llevó a cabo el cambio del mercado sobre ruedas y los comerciantes que invadían el Paseo Juárez “El Llano”, a una zona en la que no afectan la vialidad y la tranquilidad urbana. No se sabe de protestas o inconformidades, que seguramente las hubo, pero pudo más el bienestar ciudadano y de los vecinos que desde hace mucho exigían dicho cambio.

La problemática de la capital oaxaqueña no es nada simple. Se trata de temas que vienen desde atrás y que solamente han sido diferidos. Por fortuna, se ha impuesto el diálogo respetuoso y conciliador para la solución de los problemas sin incurrir en abusos e intolerancia, que sólo conlleva a polarizarlos y diferir la solución. Para esta administración, el bienestar de la ciudadanía ha estado por encima de cualesquier propósito personal o de grupo; partido u organización. Simplemente se están cumpliendo con las expectativas que se ofrecieron a la sociedad y se avanza sobre esa ruta. En materia de seguridad, se han reforzado los mecanismos para otorgar a las colonias de la capital la certidumbre y la tranquilidad. Por ello, de manera coordinada se han montado operativos como el que se instrumentó hace días con diversas dependencias y las Fuerzas Armadas, para detener la delincuencia que pretende hacer del Mercado de Abasto, su coto de poder. El compromiso del edil, Hernández Fraguas, con la ciudadanía camina sobre pasos firmes y seguros. Ello, por supuesto, parecen no haberlo entendido los concejales de MORENA, cuyo propósito pareciera ser, apostarle al mal gobierno.

UABJO: Ahorcada y secuestrada

 

La Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, nuestra Alma Mater, nuestra Máxima Casa de Estudios más populosa del estado, a donde acuden poco más de 25 mil jóvenes sobre todo de estratos modestos del pueblo oaxaqueño, se encuentra al borde de colapso y la quiebra. Secuestrada por sindicatos, grupos políticos, porros y cofradías caciquiles, ya no puede más. El caso del Sindicato de Trabajadores y Empleados (STEUABJO), es patético. Durante dos semanas han mantenido en suspenso el ciclo escolar, cuyos dirigentes, con actitudes gansteriles, se han aferrado a seguir manteniendo sus privilegios y canonjías, sin importar que la institución esté prácticamente desfondada. Ya hemos comentado en este mismo espacio, el cabildeo del rector, Eduardo Bautista Martínez, para solicitar apoyo de legisladores federales y estatales, y la institución pueda contar con un presupuesto adecuado a su crecimiento, pero también a la situación que guarda respecto a otras instituciones a nivel nacional. Sin embargo, esa labor no le ha sido reconocida, no obstante los llamados constantes a los sindicatos y organizaciones gremiales, para actuar de manera conjunta en bien de nuestra universidad pública. Lamentablemente ha encontrado una pared de cerrazón y de ignominia.

01
El ejemplo es palpable. El lunes el STEUABJO tomó las instalaciones de rectoría y cerró en ambos sentidos la circulación de Avenida Universidad. El martes fue lo mismo. Desde hace dos semanas, la ciudadanía ha tenido que sorber la frustración y el enojo, por el cierre del Boulevard Eduardo Vasconcelos. Y ya se apresta a declarar la huelga. Los atropellos a la sociedad son constantes. Hay quienes opinan que la UABJO requiere de una cirugía mayor, que inicie por liquidar a esas viejas rémoras que durante más de cuatro décadas han pervivido –y bien- del presupuesto universitario. Las cosas no pueden seguir como hasta hoy, porque el capítulo de dicho sindicato es sólo el inicio de una serie de revisiones de contratos colectivos de trabajo de otros gremios, que conllevará a los mecanismos de presión usuales en nuestro medio: bloqueos y tomas de escuelas y facultades. En el fondo de la negativa de los gobiernos federal y estatal para mejorar el presupuesto universitario es que, a juicio de quienes deciden, entre más recursos se otorguen, implica despertar la ambición de los citados gremios que no se llenan con nada. La UABJO está pues en una verdadera encrucijada.