Cambio de giro | Opinión
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Opinión

Cambio de giro

Escaparate Político

 

 

La sorpresiva llegada de Eviel Pérez Magaña a la titularidad de la Sedesol, necesariamente provoca reacomodos en la clase política chapulinera; pero lo más importante, en la cúpula de la toma de decisiones para las próximas candidaturas, también se reajustarán las fuerzas.
Si alguna lista de presuntos candidatos había, hoy tendrán que revisarlas y la opinión de Eviel Pérez Magaña cuenta y cuenta mucho a partir de su arribo al gabinete de Peña Nieto.
Aunque los esotéricos de la política encuentran que Eviel alcanza esos vuelos por sus dos intentos de ser gobernador y los más de 600 mil votos efectivos que lo respaldan, la verdad es que Ulises Ruiz, su indiscutible mecenas, para bien o para mal, sigue entremetiéndose en su vida política.
Su calidad de mapache sigue dando bendiciones a URO y la nigromancia política indica que Eviel ocupa la SEDESOL pero el operador será su mecenas. El sistema tricolor necesita las artes de URO en las próximas elecciones. Es uno de los políticos más aviesos que sabe dar uso político a los programas sociales.
Como sea, Eviel está en la cresta de la ola y desde allí está provocando el reajuste de fuerzas políticas que intervendrán necesariamente en la elaboración de las listas de los candidatos. Podemos decir que, de inmediato, empezaron a rectificar la lista tricolor. Uno de los principales opinadores será el tuxtepecano en su calidad de Secretario de Estado. Seguramente, la noticia mueve el ánimo de Héctor Pablo, otro chapulinero que desde Liconsa, juega en las grandes ligas de la política.

LOS VIOLENTOS

Todo indica que la alianza juntos haremos historia, empieza a transfigurarse. Al menos en Oaxaca, los capos del cartel 22 y los pocos pero decididos activistas que quedan en sus filas, empiezan a corear: juntos haremos…más lana.
Parece que así es. Su decisión de bloquear el camino al santuario de Juquila, uno de los 4 centros de fe más importantes y visitado del país, deja ver dos cosas:
Primero, que los rijosos han rebasado a AMLO y que lo que tratan es hacer una redituable negociación con el gobierno, y segundo, engañar al convicto profe, Marcelo Salinas y a sus familiares diciéndoles que podría salir libre mediante el chantaje político.
Sería una aberración que en Oaxaca, el gobierno diera impunidad a un asesino (es caso juzgado y sentenciado) solo porque un grupo de aventureros que se dicen maestros, cierran una carretera. Sería un absurdo, ciertamente, pero como en Oaxaca hemos visto que las autoridades ceden ante el poder fáctico de AMLO, hay que estar muy atentos. No vaya a resultar que, como ha ocurrido, Oaxaca siga siendo laboratorio político para que AMLO empiece a ensayar el perdón o la amnistía a los delincuentes. Aunque suene a relajo, puede ser. No olviden que las huestes pejistas inventaron aquí consignas tan estrafalarias como “la primera revolución del siglo 21” o el “accionar barricadas”, “tomar del palacio de gobierno para convertirlo en sede del presidente legítimo”, secuestrar policías, incluyendo mujeres, para canjearlos con delincuentes, el uso de bazukas caseras con las que han mutilado a muchos policías y llegaron a hacer blanco en el helicóptero que transportaba a los reporteros que cubrieron la gira del Presidente Peña que vino a inaugurar el Centro de Convenciones.
Son cuestiones inadmisibles, que no debieran permitirse en un Estado de derecho, sin embargo persisten. Por eso es importante que Oaxaca no olvide que son los mismos malhechores que apuestan a la corta memoria de los oaxaqueños y que, ahora, “coberturados” con la campaña del Morena, quieren repetirnos la dosis ¡alerta Oaxaca!
Defender un criminal bloqueando carreteras resulta una gran patraña, más cuando en la carpeta de investigación judicial está probado que el citado “maistro”, en su calidad de presidente del Comisariado de Bienes Comunales de Juquila, asesinó a balazos a uno de los campesinos de esta comunidad Chatina, de nombre Ricardo Mendoza, mismo que se oponía a que los militantes de Morena y del cartel 22 siguieran apoderándose de las limosnas que los católicos depositan en El Pedimento.
La misma Iglesia reprueba que las aportaciones económicas en nombre de la fe, se tomen como botín de grupos políticos. Ávidos para el dinero ilícito como han demostrado ser, la religiosidad no fue impedimento para que el “maistro” Marcelo y sus seguidores (del PRD y ahora del Morena) ocuparan violentamente El Pedimento. En este santuario se generan de 10 a 12 millones de pesos cada año como aportación de los católicos.
Es un caso juzgado y el indiciado ha sido sentenciado por los hechos ocurridos el 9 de marzo de 2015; Marcelo Salinas Cruz permanecerá 34 años en prisión.
Ante tal panorama el área jurídica del cartel 22 aparece en escena apelando y exigiendo una sentencia absolutoria, ya que dicen “es inocente”. Y con este salvoconducto recurren como es su costumbre, al bloqueo; contexto en el que nos han sumergido a todos los oaxaqueños y que provoca gran irritación, principalmente a la Iglesia católica y a sus feligreses a los que les impiden su derecho al libre tránsito. Cada día son más los ciudadanos que repudian las acciones violentas fuerza de las huestes del partido morena en Oaxaca.
Cuidado AMLO, la Iglesia es un adversario muy difícil de vencer. Los rijosos del cartel 22 no calcularon el tamaño del enemigo. Alto riesgo en época electoral.

*www.escaparatepolitico.com
fsj9420@prodigy.net.mx
@escaparate_oax
escaparate_politico@hotmail.com