Sistemas económicos injustos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

¡Que conste.... los olvidados!

Sistemas económicos injustos

 

CENAS, BOTELLAS, DULCES, JUGUETES, CANTOS, BAILES buenos deseos, celulares abiertos y llamando a todos los cuates, compadres, amigos, parientes, conocidos, para desearle felices fiestas y paz y amor, y mientras eso sucede, solamente los comerciantes gozan de lo lindo porque las ventas llegan a sus bolsillos, los fabricantes de vinos, licores, cervezas y refrescos están contentitos como los tomatitos porque no hacen jugo sino jugosos negocios, Carlos Slim y los banqueros se carcajean de lo lindo cada vez que un enajenado prende su teléfono y marca y satura las redes y habla en su juicio o medio beodo, para demostrar a los que están en la casa o en la mesa que son gentes importantes y que se acuerdan de los cuates, y se levantan a las doce y se reparten regalos entre todos y así, mientras eso sucede, miles, millones de pobres y empobrecidos por los sistemas económicos injustos, explotadores y mentirosos, solamente escuchan las fiestas y huelen los olores de comidas, bebidas y dulces, y los niños ven a los demás cómo les llegan los teléfonos de última generación y los juguetes que todos envidian en la zona, solamente porque sus padres saben tener dinero y gastan en vez de aplicar algo para ayudar a los demás, y hablamos de amor y de paz y somos tan egoístas que no nos acordamos siquiera de los que mueren de frío, de hambre y de soledad…

Ahora, en México gracias a las buenas consciencias de los políticos corruptos, mentirosos y entreguistas, tenemos que continuar enfrentando la famosa GUERRA CONTRA EL NARCOTRÁFICO que le ordenaron los norteamericanos realizar a Felipe Calderón, no sé si lo agarraron de los tompiates, medio beodo, encabronado porque le decía que era el presidente ilegítimo, porque sabía que llegó al poder haciendo trácalas desde su inicio y engañando a Vicente Fox y ganándole el tiro, el caso es que con esa guerra lograron los norteamericanos imponernos las compras de equipos y armas dizque para combatir a los malos, cuando los verdaderamente malos son ellos y su industria de guerra, y ellos, que son los que fomentan el uso de drogas y lavan los dineros productos del negocio en sus bancos y los reciclan a la economía por medio de bancos y banqueros, y utilizan enormes recursos de esas ganancias ilícitas para que sus equipos de inteligencia fomenten nuevos escenarios de guerra en otras partes del mundo, el caso no es alcanzar la paz, sino mantener la guerra para que ellos sigan vendiendo equipos y armas en el mundo y puedan intervenir en cualquier parte para someter a sus políticos y que les obliguen como los han obligado en México, a que les demos, donemos o regalemos nuestras materias primas y utilicemos nuestros recursos financieros para que ellos y los entreguistas, sigan haciendo sus negocios privados y así, ellos, regalaron a los grupos de policías corruptos en el país y a los grupos de los cárteles de la droga miles de armas con el cuento de que seguirían su rastro y terminaron matando y asesinando a miles de mexicanos e incluso, a varios norteamericanos, lo que obligó a las autoridades gringas a realizar investigaciones sobre los programas “Receptor Abierto” y “Rápido y Furioso”, y fueron aclarando las intrigas y las responsabilidades de sus agentes y políticos que acordaron, con los mexicanos, los entreguistas, esas acciones.

Allá sí investigaron y castigaron, pero en México todos nos hicimos pendejos y continuamos el baño de sangre y la matanza para beneficiar a los capos norteamericanos, mientras ellos hacían su campaña para legalizar y controlar el enorme mercado de las drogas en su país y expandirla al mundo, en forma legal, aprovechando las pendejadas de los entreguistas mexicanos que a final de cuentas son los responsables del enorme baño de sangre que tenemos en México con el asesinato, entre malandrines y cuerpos de “seguridad” que han cobrado la vida de más de 300 mil mexicanos que han quedado en la impunidad, alegando que son víctimas de las acciones colaterales en la guerra contra el narcotráfico, y con eso terminan todo, y los mexicanos, acobardados y apendejados, creemos en lo que nos dicen y nos callamos, con eso han desaparecido más de 32 mil mexicanos, y todos, también, nos hacemos pendejos tratando de olvidar que esa es una realidad y son crímenes de lesa humanidad, nos olvidamos de los miles y miles de viudos o de huérfanos o mutilados y encarcelados para darles satisfacción a los gringos y que continuemos una guerra que no es nuestra, sino es para el beneficio de las grandes mafias y controladores del negocio del narcotráfico que están en los Estados Unidos, y eso sí, hacemos un escándalo ante las declaraciones de AMLO, y no reflexionamos, sino que nos dejamos guiar por lo que nos dicen los medios de comunicación que nos manipulan y apendejan en el país…

Y con el pretexto de la guerra contra el narcotráfico se aprovechan los policías y sicarios oficiales para eliminar, encarcelar o enterrar a todos aquellos dirigentes sociales que les son molestos porque dicen la verdad y quieren un cambio de las condiciones en el país haciendo una verdadera justicia social y una justicia distributiva, que urgen para acortar la brecha entre los muy ricos que son muy pocos, y los millones de pobres que son un chingo, y que ya se están cansando de la pobreza y el desempleo, de los engaños y de las mentiras y las cobardes corruptelas de los políticos y sus partidos, y esos millones, ahora, en la Navidad, se quedaron como el chinito: ‘no más mi lando’ y no participaron en las cenas, los regalos las alegrías y los cantos y alimentos y chupes que algunos cuántos sí pudieron realizar sin acordarse de los jodidos… y así estamos como estamos, entre discursos de campaña, buenos deseos y nulos resultados…