En su visita a Oaxaca, AMLO insiste en optar por el camino del "perdón" | Oaxaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Oaxaca

En su visita a Oaxaca, AMLO insiste en optar por el camino del “perdón”

Andrés Manuel López Obrador realiza gira de trabajo por el Istmo de Tehuantepec

En su visita a Oaxaca, AMLO insiste en optar por el camino del “perdón” | El Imparcial de Oaxaca

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca

En gira por el Istmo de Tehuantepec, el líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, se pronunció en contra de combatir la violencia con más violencia y optar por el camino del “perdón”.

Lanzó su propuesta de beneficiar a 300 mil jóvenes con becas mensuales de 2,400 pesos y 2.3 millones en condición de trabajadores aprendices con salarios de 3,600 pesos.

En la izquierda, señaló, “se dice ni perdón ni olvido, yo no estoy de acuerdo, olvido no, perdón sí, tenemos que aprender a perdonar” la solución llegará si se rescata al campo, si hay trabajo, si se atiende a los jóvenes.

La exposición que el precandidato presidencial ha hecho en Juchitán busca evitar el error del que se acusó hace seis años a Felipe Calderón y del que se responsabiliza ahora a Enrique Peña Nieto: sacar al Ejército a las calles para perder la guerra contra el narco.

A los responsables de las Fuerzas Armadas, al comandante Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, y al almirante Francisco Soberón, responsable de la Marina, que han pedido analizar bien las contradicciones de la amnistía, les dedicó un mensaje directo:

“El próximo comandante de las fuerzas armadas no va a dar la orden nunca de que se reprima al pueblo de México, eso es lo que va a cambiar… voy a asumir el orden pronto, porque ahora hacen lo que quieren, por un lado está el Ejército, por otro lado la Marina, por otro lado la Policía, ya no va a ser así, va a ser una guardia nacional y voy a asumir el mando, lo que ya está en la Constitución, el presidente, el titular del Ejecutivo es a la vez el comandante supremo de las Fuerzas Armadas”.

La propuesta de AMLO llega en un día en el que la ONU ha pedido al Senado rechazar la iniciativa de Ley de Seguridad Interior que daría poderes supraconstitucionales al Ejecutivo federal para ordenar al Ejército cumplir con labores de los policías. Aun con militares en las calles la estrategia del gobierno de Peña registró más de 22 mil asesinatos en 2016 y perfila a 2017 como el más violento de la historia del país.

“Ya no se va a seguir utilizando la fuerza para enfrentar un problema que se originó por el abandono del pueblo, no es ojo por ojo diente por diente, porque nos vamos a quedar todos o ciegos o tuertos o chimuelos, la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”, expresó.

Si eso es ser populista…

Para López Obrador su plan para combatir la violencia no depende de las matemáticas ni de las finanzas, con el dinero que le arrebate a la corrupción, alrededor de 500 mil millones de pesos, sobra para atender el plan de becarios.

“Le vamos a dar trabajo a los jóvenes, le vamos a dar a cada uno 3,600 pesos mensuales como aprendices, se va a ir casa por casa y todos los jóvenes van a tener trabajo, van a estar de aprendices en talleres, en pequeñas empresas, en comercios, en la agricultura, en la ganadería, capacitándose para el trabajo”.

El arma será entonces lograr que esos 2 millones 600 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan se vuelvan productivos. Entregar esas subvenciones, advirtió, le causa escozor a los conservadores que a “todo lo que se le da a los pobres le dicen populismo o paternalismo, pero lo mucho que se les da a los potentados le dicen fomento”.

Relacionadas: