"Un trago de mezcal es un trago de México" |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Oaxaca

“Un trago de mezcal es un trago de México”

Hipócrates Nolasco Cancino, presidente del Consejo Regulador del Mezcal, sostiene que la producción artesanal de la bebida debe abstraerse del discurso político

“Un trago de mezcal es un trago de México” | El Imparcial de Oaxaca

“Recientemente, el gobierno del estado, a través de la secretaría de Economía, ha estado muy proactivo en atacar la ampliación de la denominación de origen del mezcal, lo cual nosotros no compartimos en el Consejo Regulador del Mezcal”, sostiene su presidente, Hipócrates Nolasco Cancino.

El químico por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), defiende la categoría de la bebida espirituosa que caracteriza a la entidad oaxaqueña, desde un enfoque alejado completamente de los actores y de las definiciones políticas, más bien asume que el mezcal es un producto culturalmente artesanal, que debe cumplir con tres condiciones: ancestralidad, que desde hace mucho tiempo haya una cultura y tradición por la bebida; tener materia prima, es decir, que en la biodiversidad vegetativa se cuente con alguna de las 300 especies de agave o maguey para su producción, y por último, la persistencia cultural, que consiste en que en la actualidad haya productores y no grandes fábricas.

Por eso, justifica que en el Consejo que encabeza estén totalmente en contra de esta visión que está empujando el secretario de Economía estatal, Jesús Rodríguez Socorro, de estar en contra de que se amplíen las denominaciones de origen a otros estados, a otros pueblos que lo merecen.

Según el también doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el gobierno actual pretende hacer creer a la sociedad que la ampliación de las denominaciones de origen va a frenar el desarrollo de los oaxaqueños, lo cual no considera consistente, pues la industria nacional, y particularmente la oaxaqueña, que aporta el 80 por ciento de la producción total de esta bebida en el país, está creciendo a un ritmo de 20 por ciento anual, y cerrarán este año en la línea de los cinco millones de litros, cuando apenas hace cinco años se producían 250 mil litros anuales.

Incluso, dice, el gobernador Alejandro Murat está mal informado, mal asesorado, “el secretario de Economía es un arquitecto, es el que lleva el tema, pero está totalmente disperso, no sabe, no entiende ni para donde llevar al mezcal, y llevándolo así lo único que va a conseguir es confrontar a los propios productores.

“Están pidiendo juntar una cooperación de un millón 300 mil pesos para defender jurídicamente que el mezcal sea solamente de Oaxaca. Ese es otro de los errores, no se deben de montar en ese tema, aquí el problema es que como está llena de campesinos, la industria vale solamente en Oaxaca 50 mil votos, ahí es donde intentan también manipularla”.

Están mal enfocados, sostiene Nolasco Cancino, y lo nota en los discursos oficiales y en los lanzamientos políticos, “proyectan aquí a una persona, Claudio Ruiz Solana, como el coordinador del Comité Ciudadano para la Defensa del Mezcal; nadie entiende de dónde, fue candidato a la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez, ni mezcalero es, pues de dónde salió, lo único que sabemos es que es como un mal chiste, porque nuevamente se crea otra institución del mezcal.

“Todo mundo hace una organización, hay 600 organizaciones del mezcal, la única seria es el Consejo Regulador, donde están agrupadas mil empresas”.

Y hace un recuento de la cadena de errores que se han sucedido desde hace 20 años, y que desde su punto de vista, afortunadamente no han afectado el gran desarrollo que ha tenido este mercancía de alto valor, similar al Whisky y al Cogñac, en un mercado cuya tendencia mundial son los productos de autor, originales, auténticos, ancestralmente culturales.

“Se han equivocado muchas veces –dice-, hace 20 años metieron megaproyectos de industrialización del mezcal, luego hicieron cooperativas del mezcal, luego hicieron marcas colectivas, y ahora que tenemos un camino trazado, que está dando resultados, también quieren estar montados en él”.

Resume que la intentona de este gobierno, de que no entren otros estados, además de Zacatecas, San Luis Potosí, Guerrero, Michoacán, Durango, Tamaulipas, Puebla y Guanajuato, y por supuesto, de Oaxaca, (en cartera, con solicitud pendiente están Aguascalientes, Estado de México y Morelos), es “abrupta, sin razón. Nosotros como parte de la industria pensamos diferente, de manera muy puntual, esa parte no es la que debe gobernar en ampliar o no ampliar una denominación de origen, deben ser razones técnico-jurídicas.

“Nuestra visión es más bien de que debemos de alejarnos de cualquier tacto político, se debe crear una comisión como ya lo han señalado los gobiernos de San Luis Potosí, Zacatecas, Durango y Michoacán, que sea un comité técnico que sea el que decida quienes entran y quienes salen, ese comité técnico debería estar integrado por el INAH, el INEGI, la Comisión Nacional de Biodiversidad (Conabio), el propio Consejo Regulador, y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

“Cinco entidades que debemos de participar haciendo un proyecto técnico, lamentamos que se quiera cerrar, la decisión no debe ser política, pierde valor cuando hacemos una apertura política, pero también pierde prestigio, reputación, si nos portamos celosos, y dejamos fuera a los pueblos que lo merecen”, enfatizó.

Y, finalmente, fija su postura sobre el planteamiento que se deben hacer los mezcaleros y las instancias públicas involucradas: “en el avance de la perspectiva del mezcal lo que se tiene que trazar es la regionalización, tanto cada quien con sus especies, como con sus modos de producción y procesos, que genera una riqueza de categoría, revaluando el producto. No es gratuito que ahora el mezcal valga tres veces más que el tequila”.

“Habría que preguntarse dónde están los puntos que nos están haciendo realmente salir adelante, y no pelearnos por una territorialidad”, concluye.

 

Relacionadas: