Una Paloma de la Paz en pro de la educación comunitaria en Oaxaca | Oaxaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

Una Paloma de la Paz en pro de la educación comunitaria en Oaxaca

La organización Calpulli recibió ayer el galardón Paloma de La Paz, Noé, creada en 2008 por el expresidente de Alemania, Roman Herzog y el artista Richard Hillinger para fomentar el trabajo de quienes defienden los derechos humanos en el mundo

Una Paloma de la Paz en pro de la educación comunitaria en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

La organización Calpulli recibió ayer la Paloma de La Paz, Noé, un galardón que cada año entregan organizaciones de Alemania a personas y organismos que han realizado una destacada labor en pro de los derechos humanos. El galardón, reconocido por la UNESCO, fue creado en 2008 por iniciativa del artista Richard Hillinger y el expresidente de Alemania Roman Herzog.

Hillinger elaboró 30 palomas doradas en tamaño natural, una por cada uno de los derechos humanos. La de Calpulli, entregada por el jardín de Niños St. Hedwig, con sede en Múnich, reconoce su labor para mejorar la educación de los niños de Lomas de San Jacinto, una colonia marginada de la capital del estado.

Esta colonia, asegura Felipe Sánchez, coordinador adjunto de la organización, es visitada por políticos cada vez que hay elecciones, después, las promesas de obtener drenaje, agua potable o calles pavimentadas quedan relegadas.

Calpulli se encuentra en una vía de terracería que convive al lado con un comedor de la estrategia Sin Hambre del gobierno federal. Sus instalaciones son, sin embargo, un lugar para recrear tanto la identidad de los niños como para fortalecer su aprendizaje. “Los niños y las niñas tienen derecho a un nombre y a una nacionalidad, pero un nombre y una nacionalidad sin identidad es letra muerta”, asegura Sánchez.

La celebración de Calpulli ha sido además de una ofrenda viva, una calenda, un convite, una presentación de danzas por los muertos que cada uno guarda y también un recordatorio “de nuestros muertos colectivos”, asegura Sánchez. En esta lista apunta a Betty Cariño, la activista asesinada en 2009 en una caravana que transportaba víveres al municipio triqui de San Juan Copala. La lista podría incrementarse incesantemente. “Recordamos también a las chicas que fueron asesinadas en feminicidios, recordamos a Dafne, a los niños que han sido brutalmente asesinados en San Mateo Piñas, a los niños migrantes, son nuestros muertos colectivos”.

A la lista pueden sumarse los más de 70 niños que han muerto por desnutrición en Oaxaca desde 2010 y los que han fallecido en el estado por un acceso a los servicios de salud deficiente. Un reporte de 2013 de UNICEF señala que en la entidad se encuentran casi la mitad de los 125 con menor índice de Desarrollo Humano de México, lugares en donde las tasas de mortandad infantil son más altas. En esos municipios, de acuerdo con Naciones Unidas, la tasa de mortandad es de 42.1 niños por cada mil; en el estado la tasa promedio es de 17.8.

Hace falta un estado más fuerte

Oliver Hunkler, cónsul honorario de Alemania en Oaxaca, quien estuvo presente en la entrega del reconocimiento, señala que en la defensa de los derechos de los niños se requiere un Estado mucho más fuerte. El ejemplo que usa es simple y significativo: “En Alemania el municipio sabe cuántos niños nacieron, sabe cuántos niños van a recibir en la escuela, si un niño no va al primer grado de primaria el director de la escuela tiene que reportar al municipio y el municipio a la policía. Si las autoridades se dan cuenta que los papás son incapaces de mantener al niño, una institución como el DIF se los quitaría”.

-¿Para defender el derecho a la educación se requiere una participación más activa del Estado?

-Por supuesto, aquí si un niño no va a la escuela no pasa nada, no hay un registro, los mismos directores o directoras no saben dentro de su barrio quiénes son los niños y niñas que han cumplido seis años y deben entrar a la primaria.

Una alternativa

Calpulli fue fundado hace 24 años por una trabajadora social alemana y un educador oaxaqueño. Es una alternativa formativa para niños en edad preescolar y complementaria para niños de primaria y secundaria. En marzo de 1994 era un centro de apoyo a las tareas y, tras trabajar en conjunto con la primaria Lázaro Cárdenas en salones de lámina, se constituyó como una asociación civil en 1995 en un terreno de 10 por 20 metros. La traducción Calpulli, palabra en lengua náhuatl es “barrio” o “comunidad”.

Actualmente esta escuela cuenta con un centro de cómputo y la biblioteca Binizaa que es apoyada por el grupo de promotores de la lectura de la Fundación Alfredo Harp Helú. Conforma además dos grupos de danza, infantil y juvenil, nacional y regional y en sus decisiones participa el Comité de Niñas Niños y Adolescentes. Los alrededor de 170 niños y adolescentes que participan en este espacio aprenden además inglés con el apoyo de voluntarios del Centro de Idiomas de la UABJO.

Para Felipe Sánchez esta alternativa comunitaria se ha fortalecido porque el Estado “ha fallado en ofrecer servicios de calidad, muchas de las casas de Lomas de San Jacinto están construidas con lámina, el drenaje aún no entra, cada vez que hay elecciones las dependencias empiezan a decir ya va a haber drenaje, organizan a la gente, jalan a los dirigentes pasa la elección y no se cumple, así ha pasado varias veces, los partidos políticos lucran con la pobreza de la gente”.

Dato

La Paloma de La Paz, Noé fue otorgada por el Jardín de Niños St. Hedwig, con sede en la ciudad de Múnich, Alemania.
En cada entrega de estas palomas, diversas organizaciones son encargadas de seleccionar a la organización o personaje a la que le entregarán la paloma como un mensaje de paz, el destinatario debe continuar haciendo esfuerzos por mejorar los derechos humanos.

EL RECONOCIMIENTO:

  • 30 palomas doradas se entregan en todo el mundo
  • 1 paloma entregaron en Oaxaca
  • 2008 año en que se instituyó el premio
  • 24 años lleva operando Calpulli