Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional

Quienes forman parte de este ejército de militantes, realizan la actividad por convicción pues las condiciones laborales son precarias. Las críticas de la oposición ya llegaron a los tribunales pues acusan que promueven la imagen de Morena con dinero público

  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional
  • Servidores de la nación: explotación laboral y proselitismo discrecional

Datos

700

servidores de la nación en Oaxaca

102

están en Valles Centrales

$9 mil

mensuales, el salario

Más de 700 hombres y mujeres forman en Oaxaca la estructura de los Servidores de la Nación quienes recorren las regiones de la entidad, labor que realizan sin prestaciones ni seguridad social, solo están como trabajadores por honorarios con un salario de 9 mil pesos mensuales.

A nivel nacional son más de 19 mil funcionarios públicos quienes llevan la “Cuarta Transformación” a los domicilios de las personas y ayudan a los sectores vulnerables a realizar sus registros o verificar el estatus de sus beneficios.

Aunque los participantes defienden las bondades de sus actividades, existen las voces que critican la duplicidad de las funciones de los empleados de Bienestar.

De acuerdo con responsables de este grupo, para enero esperan darles mejores condiciones, un salario digno, ya que ahorita únicamente reciben 4 mil 500 pesos a la quincena, pero sin horario ni días de descanso.

Esta estructura alterna a la de la Secretaría de Bienestar, pero reconocida por esa misma, empezó a funcionar después del 1 de julio de 2018 con el gobierno electo de Andrés Manuel López Obrador y cuyo costo anual para el gobierno federales de 2 mil millones de pesos.

Para los grupos de oposición se trata de un programa clientelar de López Obrador con la intención de hacer proselitismo permanente el cual recorre las regiones y beneficiaría a Morena de cara a las elecciones de 2020-2021.

Esas personas acuden a las comunidades marginadas y en las urbanas a preguntar sobre las necesidades de sus habitantes, revisar si cuentan con los beneficios sociales y en su caso, inscribir a las personas para los apoyos.

Incluso, llegan a auxiliar a adultos mayores o personas discapacitadas para sus trámites y el cobro de sus beneficios cuando no tienen familiares con quienes socorrerse y detectar posibles casos de abuso.

La mayoría de los servidores son profesionistas quienes dejaron sus carreras para ir por una plaza laboral, no obstante, también hay jóvenes con educación básica.

A nivel nacional, el PRD interpuso una queja ante la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) levantándose el expediente UT/SCG/PE/PRD/CG/106/2019 contra el presidente de la República, al partido Morena y diversos funcionarios encargados de los programas para el desarrollo que distribuye y promueve la Secretaría del Bienestar.

Acusan al titular del Poder Ejecutivo de hacer uso discrecional de recursos económicos, así como promover su imagen por medio de esta estructura oficial.

En San Antonio de la Cal se encuentran las oficinas –en un edificio privado- de la Subdelegación Regional de los Programas Sociales en Valles Centrales donde están adscritos 102 servidores de la nación.

Este personal acude a las comunidades con un chaleco, una mochila en la espalda y con la identificación correspondiente.

Las funciones que realizan es coordinar la entrega de las becas básicas Bienestar, de la educación media superior y superior, así como llevar casa por casa las becas de Producción para el Bienestar, entre otros.

Tan solo en esta zona cuentan con 82 municipios de atención, localizados en los distritos de Ocotlán, Zimatlán, Etla, Centro y Periferia.

Entre las comunidades de su atención está San Pedro Taviche, uno de los 12 pueblos más pobres del país, donde existen múltiples necesidades de la población.

Aida Valencia Ramírez, subdelegada regional de los programas sociales de la región de Valles Centrales, señaló que buscan terminar con un sistema burocrático como el de los gobiernos priistas, que centraban todo en las dependencias y ocasionaban un proceso tedioso para la población beneficiaria.

“Queremos atender desde la comunidad, que el personal se involucre en diversos temas de necesidad de la población”, dijo Valencia Ramírez.

Incluso, contó que el personal recibe peticiones para atender diversos problemas, desde violencia familia, sexual y adicciones y lo que hacen, es turnarlo a las instancias correspondientes.

PROGRAMA CLIENTELAR PARA LÓPEZ OBRADOR: PRD

Aunque Aida Valencia Ramírez, una de las responsables de este grupo de Servidores de la nación dijo que son ajenos a cualquier interés partidarios, el dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Raymundo Carmona Laredo opina lo contrario.

“Se trata de un programa clientelar políticamente hablando, se está formando un equipo electoral para enfrentar el proceso 2020-2021; están realizando acciones anticipadas para las elecciones que siguen”, asentó el líder del sol azteca.

A eso, Valencia Ramírez respondió: “Estamos ajenos a los temas del partido, a los temas de los grupos que hoy están realizando su trabajo partidario.

Doy mi palabra que ningún servidor de la nación se ha metido en procesos electorales ni en temas de usos y costumbres”.

No obstante, ante la distribución de estos empleados en las comunidades, Carmona Laredo, pidió la intervención del órgano electoral.

“Deberían de intervenir las autoridades federales del INE para fiscalizarlos porque más que sean programas que beneficien a la gente de las comunidades, son para beneficio de López Obrador en la captación de votos”, señaló.

Por su lado, los representantes del gobierno federal rechazaron ser parte de la estructura del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aunque existe el vínculo porque muchos de los representantes fueron parte de quienes formaron al partido.

Por su lado, la oposición cuestionó que, por un lado, el gobierno retira el Seguro Popular, así como otros programas que reclaman los oaxaqueños y da dinero a este trabajo sin reglas de operación.

“No tiene función social o el objetivo de sacar de la pobreza a la sociedad y es preocupante que el dinero se use para fines electorales”, comentó.

Entre las normas de los servidores de la nación se encuentra el llevar la información a las comunidades y a la población sin hacer mencionó del presidente Andrés Manuel López Obrador, solamente especificar que se trata de programas federales.

 

NI PARA LAS COPIAS LES DAN

Asimismo, Jorge Carrasco Carrasco, de 48 años de edad, se integró en este equipo de los Servidores de la Nación por convicción, y es que, han existido días en donde hasta cooperan para sacar copias y el traslado.

En enero de este año se sumó formalmente y ha estado en el distrito de los Valle Eteco en los centros integradores de San Jerónimo Sosola.

Descartó que pidan dinero para realizar las actividades y apoyo a las familias, “tenemos que solventar nuestros gastos y no tenemos que pedirle ni a las autoridades ni a beneficiarios que nos apoyen con nuestros gastos”.

Aunque tiene otros ingresos, de esta actividad no recibe gran recurso económico.

No obstante, sus limitaciones las compensaal ayudar a la gente, principalmente a los adultos mayores.

Tenemos que visitar a sus domicilios y los encontramos en condiciones deplorables, hemos visitado a sus casas personas discapacitadas y personas de edad.

Ellos son trabajadores que no tienen horario “ni fecha en el calendario”, como comúnmente se dice para quienes no existen días de vacaciones o un horario establecido para realizar sus funciones.

Es más, de acuerdo con los coordinadores, los pueden convocar en cualquier momento, según las necesidades del programa.

“Todos los días trabajamos, hay veces que las jornadas se abrevian porque vamos aprendiendo y ahí aprovechamos para relajarnos un poco”, informó.

El reporte de la Subdelegación de la región de Valles Centrales, las oficinas donde se encuentran son prestadas, privadas, sin personal administrativos.

“Hasta ahora (en enero) vamos a empezar a tener prestaciones. Es una estructura nueva y echarla a andar no es fácil. La gente que está aquí vale mucho la pena porque está por convicción. Puedo decir que hay médicos, abogados, odontólogos, tenemos profesores jubilados y de todo”, comentó Aida Valencia.

 

“Me estremeció ver a un niño encadenado”

“Se encuentran de todas las necesidades. Una vez tuve una experiencia en San Antonino Castillo Velasco, donde vi a un niño encadenado a un árbol, situación que me conmovió mucho”, contó Fredy Cruz López, de 25 años de edad.

Originario de la comunidad de San Juan JuquilaVijanos, ha estado con el proyecto de Andrés Manuel López Obrador desde la campaña presidencial y después se sumó a este trabajo.

Originario de la Sierra Juárez forma parte de este ejército después de las elecciones, “venía con este proyecto y me quedé”, dijo el joven quien ha recorrido, principalmente la región de Valles Centrales.

Ha acudido a Infiernillo, agencia de San Antonio Huitepec en el distrito de Zaachila, una de las comunidades más alejadas de esa zona.

No obstante, lo que más le conmocionó fue encontrase con un niño atado a un árbol, situación que “era necesaria” por la situación el menor.

Con cierta nostalgia, indicó que contactó a la familia del niño para conocer la situación y después de saber que se trata de un discapacitado, le socorrió y ahora cuenta con los beneficios de un programa social.

No obstante, en las comunidades son muchas las necesidades de la población. “Estando en las rutas se conocen las necesidades de la gente”, comentó el licenciado en Derecho.

 

Relacionadas: