Acuden a templos a refrendar su fe
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Acuden a templos a refrendar su fe

Familias oaxaqueñas acudieron este martes a los templos en la víspera de la Navidad.

Acuden a templos a refrendar su fe | El Imparcial de Oaxaca

En la víspera de la Navidad, familias oaxaqueñas acudieron a los diversos templos católicos, en tanto que otros se disponen a asistir a la Santa Eucaristía correspondiente a la Navidad del Señor este día.

“Estas fechas son muy bonitas y las personas están en familia, pero la verdad dejan de lado lo que pasó en realidad, incluso algunos sólo se ponen a tomar bebidas embriagantes, a comer en exceso y chismear, en lugar de celebrar que nació el Hijo de Dios”, expresó doña Adela.

En el templo del Carmen Alto, dijo que acude con devoción para pedir por su salud y su familia. “Venir a la casa de Dios es muy reconfortante porque puede orar con total tranquilidad. Tengo 71 años y en estas fechas siempre vengo a la iglesia”.

Aseguró que estas fechas deben ser de unión familiar y no de fiestas, “para los católicos no se debe perder el sentido de la Navidad que es celebrar como se debe el Nacimiento del Niño Dios”.

En la Catedral Metropolitana poco a poco la gente llega para orar. Familias oaxaqueñas y visitantes ingresan para postrarse y pedir ante Dios por la salud, la familia, el trabajo, la seguridad y paz.

Don Jacobo aseguró que la Navidad siempre ayuda a meditar y reflexionar sobre nuestro actuar. “Tenemos que atender lo que nos dice la palabra de Dios de vivir en paz, con perdón y la reconciliación, pues de lo contrario no sirve de nada”.

Agregó que ante tanta violencia que se vive y tanta inseguridad, la falta de Dios en las personas es evidente. “Nadie que sea un buen católico puede andar por las calles causando daño”.

El Vicario general de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, Francisco Reyes Ochoa, llamó al fortalecimiento de la fe, a la reconciliación y la paz, y subrayó que la violencia es la ruta más corta, pero equivocada para dirimir nuestras diferencias y resolver nuestros problemas.

Recordó que el año jubilar no se trata de una simple fiesta en honor a la virgen, porque la iglesia diocesana pretende renovar su compromiso de seguir a su hijo, Jesús.

Y apuntó que el año jubilar implica un tiempo de gracia y bendiciones en medio de una realidad difícil en Oaxaca y México.

 

Relacionadas: