El Imparcial, testigo y narrador de nuestros días, 68 años de contar la historia de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

El Imparcial, testigo y narrador de nuestros días, 68 años de contar la historia de Oaxaca

Desde aquel 26 de noviembre de 1951 a lado de la ciudadanía

  • El Imparcial, testigo y narrador de nuestros días, 68 años de contar la historia de Oaxaca
  • El Imparcial, testigo y narrador de nuestros días, 68 años de contar la historia de Oaxaca
  • El Imparcial, testigo y narrador de nuestros días, 68 años de contar la historia de Oaxaca
  • El Imparcial, testigo y narrador de nuestros días, 68 años de contar la historia de Oaxaca
  • El Imparcial, testigo y narrador de nuestros días, 68 años de contar la historia de Oaxaca
  • El Imparcial, testigo y narrador de nuestros días, 68 años de contar la historia de Oaxaca
  • El Imparcial, testigo y narrador de nuestros días, 68 años de contar la historia de Oaxaca
  • Mantener informada a la sociedad sin atender a ningún otro interés

Tan pronto vio la luz aquel 26 de noviembre de 1951, EL IMPARCIAL se convirtió en un medio de información que hizo honor a su nombre, al conceder voz a todos los actores políticos y sociales de nuestra vida cotidiana.

En cada una de las páginas, se han recogido las expresiones y opiniones de cada uno de ellos, con la intención de que la sociedad las conozca.

La pluralidad en cada una de las expresiones, han enriquecido su contenido y han contribuido a que los lectores tengan una mayor percepción de los sucesos.

Desde sus primeros días, dirigido por don Manuel G. Pichardo, reportó los acontecimientos de un estado continuamente convulsionado. Vivió los días de ocurrencias y hartazgo que muy pronto generó la administración de Manuel Mayoral Heredia.

Aquel gobernador que tomó protesta el 1 de diciembre de 1950, para el 2 de agosto de 1952 debió dejar el cargo. No llegó el mandatario al segundo aniversario de esta casa editorial.

Aun en el editorial del segundo aniversario de EL IMPARCIAL del 26 de noviembre de 1952 se recuerdan los días en que el diario reportó las protestas de comerciantes y empresarios contra los aumentos impositivos que pretendía establecer el gobernador.

“Nos sorprendieron días aciagos en que nuestra buena fe y abnegación se pusieron a prueba. Nos referimos a los acontecimientos de marzo del pasado año, en que la voluntad popular, en forma unánime, repudió enérgicamente el régimen mayoralista. Ocioso juzgamos recordar nuestra actitud, pues los oaxaqueños todos la reconocieron y justipreciaron, premiando de ese modo nuestro modesto, pero franco y decidido esfuerzo”.

Se reconocía la postura guardada por el diario que “no ha caído en los extremos, ni peca por la abstención de dar a conocer conceptos que no convengan a determinado sector social, ni especula el amarillismo, para atraer la atención del público morboso” y reflejaba su éxito.

 

FAMILIA DE PERIODISTAS

En los inicios de la década de los cincuenta, Oaxaca era un polvorín político ya que su gobernante Mayoral Heredia no cumplía con sus promesas de campaña con el pueblo que lo llevó a ocupar tan alto cargo.

Por aquel entonces Oaxaca no contaba con un periódico matutino, de ahí la inquietud de los hermanos Francisco, Antonio, Juan de Dios, Manuel y María de los Ángeles Pichardo García, de fundar un diario donde su principal misión fuera servirle al pueblo como trinchera para el bien de todo Oaxaca.

Don Francisco se ocupó de los Linotipos, don Juan de Dios en la Prensa, don Antonio en la Administración, don Manuel en la Dirección y doña Angelita fue la socia capitalista.

La mañana del 26 de noviembre de 1951, salió una treintena de niños y jóvenes a gritar por todas las calles de la ciudad: “Trágica Volcadura de un Camión”, agotándose la primera edición de EL IMPARCIAL.

Durante sus primeros años se reconoció la postura guardada por el diario que “no ha caído en los extremos, ni peca por la abstención de dar a conocer conceptos que no convengan a determinado sector social, ni especula el amarillismo, para atraer la atención del público morboso” y reflejaba su éxito.

Tras las administraciones de Manuel Cabrera Carrasquedo (1950-1955); de los interinatos de Manuel I. Manjardín (1955) y de José Pacheco Iturribarría (1955 – 1956), y del sexenio de Alfonso Pérez Gasga (1956-1962), los hermanos Fernández Pichardo se hicieron cargo del rotativo a partir de 1965, durante la administración de Rodolfo Brena Torres.

Don Benjamín en la dirección, doña Mina en la Sección de Sociales, doña María de los Ángeles en la administración. Más tarde, ingresaron a la empresa María del Carmen en la Sección de Sociales y María Esther en la Tesorería.

Tras 68 años de vida periodística, los sueños de los hermanos Pichardo García a través de los hermanos Fernández Pichardo han consolidado una empresa basada en la unión familiar, donde nace la fuerza para vencer las adversidades que se van presentando con éxito.

A lo largo de todo este tiempo EL IMPARCIAL ha contado con la colaboración de distinguidas plumas e infinidad de iniciativas, una de ellas nació en 1971, cuando doña María de los Ángeles Pichardo viuda de Fernández, impulsó la presea “El Chimalli de Oro”.

La novedosa idea era reconocer la trayectoria, el esfuerzo, la dedicación y el espíritu de liderazgo de aquellas personas que de manera desinteresada buscan el bien común y el mejoramiento de la sociedad oaxaqueña.

Quien es seleccionado recibe una hermosa presea que es réplica del escudo de un guerrero de la cultura mixteca forjado en el metal dorado.

 

DETALLE PUNTAL DE LOS SUCESOS

 

En las páginas de EL IMPARCIAL ha sido plasmada no sólo la historia de Oaxaca sino la de México y el mundo.

Reporteros, articulistas, columnistas, han escrito por igual sobre los desatinos y polémicas de los 18 gobernadores que han desfilado por la Casa Oficial desde hace más de medio siglo. Así como de los 12 Presidentes de la República.

También de los conflictos político-sociales, que han marcado el rumbo del estado. La caída del mandatario Manuel Zárate Aquino en 1977, conflicto que comenzó a finales de 1975 y que marcó una separación al interior de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) con la creación de la Universidad Regional del Sureste (URSE).

En esa época, los periodistas de EL IMPARCIAL pormenorizaron día tras día las balaceras, emboscadas, marchas y plantones que se llevaron a cabo tanto en la capital como en el Istmo de Tehuantepec y Tuxtepec.

Dieron puntal reseña del surgimiento del Ejército Popular Revolucionario (EPR) durante el mandato de Diódoro Carrasco Altamirano (1996), y el conflicto político que a punto estuvo de derrocar a Ulises Ruiz Ortiz (2006). Y el conflicto tras los sucesos de Nochixtlán (2016).

Casa forjadora de talento, le ha contado al pueblo sobre el surgimiento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y de las tragedias provocadas por los ocho terremotos mayores a seis grados Richter que han azotado al estado durante seis décadas.

Así como de la llegada del hombre a la Luna en 1969; la caída del Muro de Berlín, en 1989; la Perestroika, que se tradujo en la disolución de la Unión Soviética (1991); la asunción al poder de Fidel Castro (1959). Las muertes de Lucio Cabañas (1974) y del Ché Guevara (1967), así como la visita del Papa Juan Pablo II (1979), entre otras.

A pesar del surgimiento de otras publicaciones, que con el paso de los años desaparecieron, EL IMPARCIAL continuó su etapa de consolidación como uno de los diarios más importantes del sureste mexicano.

El Imparcial de Oaxaca 68 aniversario

Este 2019 El Imparcial cumple 68 años informando diariamente, y gracias a todos nuestros colaboradores, amigos y el gran equipo de trabajo que tenemos, seguimos siendo el mejor diario de Oaxaca#FelizAniversario

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Monday, November 25, 2019

UNA LARGA EXISTENCIA

A pesar de los años críticos que se han vivido en la entidad, la circulación de “El Mejor Diario de Oaxaca” ha permanecido intacta. Ni los conflictos sociales ni ingobernabilidad han sido capaz de interrumpir sus ediciones diarias.

Esta Casa Editorial mantiene su compromiso fundamental de luchar por la verdad, la justicia, el bien, el interés común, la patria, la familia, la democracia, la honestidad y que prevalezca el sentido de la decencia y las buenas costumbres.

Es una empresa basada en la unión familiar, de donde nace la fuerza para vencer las adversidades que surgen con el transcurrir del tiempo, pues a pensar de todas las crisis políticas y económicas que ha afrontado en todos estos años ha salido fortalecido.

Benjamín Fernández Pichardo, director y Gerente General, resaltó que EL IMPARCIAL ha basado su fortaleza en un código de ética firme, entre los que destacan elementos como la comunicación.

“El trabajo en equipo permiten que la carga sea más ligera y que al final, los resultados sean mejores”, se resalta en los valores de la empresa.

La misión de EL IMPARCIAL es ejercer un periodismo ético, honesto, libre e independiente, implica esforzarnos diariamente para realizar nuestro trabajo lo mejor posible, poniendo en cada detalle nuestro dinamismo y creatividad, de tal forma que nuestra labor se vea reflejada en la edición del periódico.

Mantiene su compromiso de ejercer un periodismo plural, serio y responsable, con una actitud crítica, comprometida y propositiva con las causas justas y nobles del pueblo de Oaxaca.

“La ciudadanía exige y reclama de los medios de comunicación e información veracidad, objetividad y puntualidad de cada uno de los acontecimientos al margen de filiaciones políticas o religiosas”.

Por ello, subrayó el compromiso de mantener informada a la sociedad, sin atender a intereses particulares o de grupo, con la intención de ofrecer la calidad informativa en cada una de las secciones, sin ceder a las presiones de una y otra parte, ante el riesgo de perder el objetivo principal de informar a la población.

La pluralidad en cada una de las expresiones, han enriquecido nuestro contenido y han contribuido a que nuestros lectores tengan una mayor percepción de los sucesos.

Hoy el compromiso es seguir caminando sobre esa misma línea editorial, con un periodismo serio y responsable, crítico y comprometido con las aspiraciones de progreso, desarrollo y paz que reclama la sociedad oaxaqueña, subrayó.

 

VOZ A TODOS LOS ACTORES

 

María de los Ángeles Fernández de Bolaños Cacho, presidenta del Consejo de Administración, subrayó que EL IMPARCIAL se ha convertido en un medio de información que ha hecho honor a su nombre, al conceder voz a todos los actores políticos y sociales de nuestra vida cotidiana.

Ha consolidado su presencia en el mercado estatal, al aumentar su tiraje debido a la demanda del público lector que ha encontrado en sus páginas información, opiniones y análisis serios y responsables, que lo ha colocado en las preferencias de más oaxaqueños.

En cada una de las páginas, se han recogido las expresiones y opiniones de cada uno de ellos, con la intención de que la sociedad las conozca.
“La pluralidad en cada una de las expresiones, han enriquecido nuestro contenido y han contribuido a que nuestros lectores tengan una mayor percepción de los sucesos”, apuntó.

De ahí el compromiso de seguir caminando sobre esa misma línea editorial, con un periodismo serio y responsable, crítico y comprometido con las aspiraciones de progreso, desarrollo y paz que reclama la sociedad oaxaqueña.

“Al igual que el Quijote, nuestro periódico continúa caminando, enfrentando sus batallas por brindar la mejor información periodística a los oaxaqueños, enfrentando los retos de seguir marcando pauta en momentos en que el periodismo escrito necesita de mayor aliento”.

En tanto, Mina Fernández Pichardo admitió que la tarea no ha sido fácil ni sencilla pues a lo largo de todos estos años se han enfrentado a diversas dificultades de las cuales, afortunadamente, han salido airosos.

Tras reconocer que el oficio de periodista es uno de los más complejos, expresó su satisfacción que a través de las páginas de EL IMPARCIAL se conceda voz a quienes más lo necesitan, a los sectores vulnerables, a las demandas y exigencias de la sociedad oaxaqueña.

Refrendó el compromiso de mantener informada a la sociedad, sin atender a intereses particulares o de grupo, con la intención de ofrecer la calidad informativa en cada una de las secciones.

Tras décadas de informar y orientar cotidianamente a los oaxaqueños, el compromiso sigue siendo el mismo: mantener informada a la sociedad, puntualizó.

Asimismo, María Esther Fernández de Castro, apuntó que la unidad y la dedicación han permitido informar por casi ocho décadas de manera puntual a la sociedad oaxaqueña.

De ahí el permanente compromiso de seguir consolidando y fortaleciendo la oferta informativa, la cual ahora se complementa a través de su plataforma digital para atender al público que navega a través de las redes sociales, resaltó.

 

Relacionadas: