Panadería del DIF, respiro para la economía familiar |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Panadería del DIF, respiro para la economía familiar

Cuando todos duermen, este grupo de mujeres y hombres ya prepara la masa para ofrecer un producto de calidad, sin químicos y a un precio mucho más bajo que en las panaderías convencionales

  • Panadería del DIF, respiro para la economía familiar
  • Panadería del DIF, respiro para la economía familiar
  • Panadería del DIF, respiro para la economía familiar
  • Panadería del DIF, respiro para la economía familiar
  • Panadería del DIF, respiro para la economía familiar
  • Panadería del DIF, respiro para la economía familiar
  • Panadería del DIF, respiro para la economía familiar
  • Panadería del DIF, respiro para la economía familiar
  • Panadería del DIF, respiro para la economía familiar

El olor del pan recién salido del horno en las calles cercanas al Taller de Panadería del DIF Oaxaca, avisa que las piezas ya están acomodadas en charolas y listas para la venta.

A partir de las 13:00 horas, decenas de vecinos de la zona se acercan a este espacio ubicado en la agencia de Cinco Señores, donde la elaboración empieza desde temprano con la mezcla de ingredientes y el trabajo en equipo.

El encargado de producción, José Luis Cuevas y el grupo de mujeres que sigue las instrucciones, amasa, coloca y decora las piezas, inician sus labores desde las siete de la mañana en un proceso que dura cerca de seis horas.

En este Taller de Panadería del Sistema DIF Oaxaca, la mayoría de los trabajadores lleva poco más de un año en este espacio, que se creó para enseñar el oficio de panadero y apoyar en la economía de las familias, con la oferta de una variedad de pan de calidad con precios accesibles.

Entre las mesas, las batidoras y el horno, Socorro, Rosario, María Esther y Nayeli, apoyan en la mezcla de ingredientes, además de amasar y calcular el peso de cada pieza que colocan en varias charolas, listas para ingresar al horno que promete un pan de calidad.

Roberto Rivas, asesor de administración y finanzas del Sistema DIF Oaxaca, así como Gabriel Victoria, encargado del Taller de panadería, coincidieron que este espacio ha logrado un crecimiento que pretende mejorar en gran medida en 2020.

En este 2019, el Taller inició con dos cursos con apoyo del Instituto de Capacitación y Productividad para el Trabajo del Estado de Oaxaca (ICAPET), para quienes desean aprender de este oficio y busquen mejores sus condiciones de vida.

Los talleres de 30 horas cada uno, pretenden continuar el próximo año y trasladarse a las diferentes comunidades de la entidad, por medio de las caravanas que realiza el Gobierno del Estado.

 

INSUMOS CON PROVEEDORES OAXAQUEÑOS

En este Taller, las mujeres que participan aseguran que la intención no solo es aprender de este oficio, sino también aplicarlo en sus hogares y en un futuro, con mayor experiencia, utilizar los conocimientos para la venta de pan de manera particular y enseñar a más personas en la generación de empleos o autoempleos.

El asesor de administración y finanzas del Sistema DIF Oaxaca, Roberto Rivas, explicó que en este proceso de elaboración de pan se cuenta con insumos que se obtienen con proveedores oaxaqueños.

Además de contar con un grupo humano que porta la vestimenta que se requiere por higiene y limpieza, también se cuenta con revolvedoras o batidoras, refinadoras y un horno, entre otros insumos sin problemas de funcionamiento.

 

DE 500 A 600 PANES AL DÍA

De lunes a viernes, el personal y voluntarios laboran entre 500 a 600 panes al día, cuyo costo cada uno es de apenas dos pesos. En otros establecimientos o comercios, el precio va de los tres y hasta seis pesos.

En este espacio donde cada mujer y hombre sabe sus funciones diarias, se realiza el moldeado de pan de manera coordinada, ágil y rápida de lunes a viernes, desde las 7:00 y hasta las 19:00 horas, donde son las conchas y las trenzas las que más se venden.

Originarias de Tlacolula de Matamoros, Zaachila, Usila y Tuxtepec, pero con varios años de residencia en Oaxaca de Juárez y municipios conurbados, las personas que aquí apoyan en la elaboración del pan coinciden en que el sabor y calidad de sus piezas se debe a que el proceso no se realiza para un fin comercial, sino en apoyo a la economía de las familias oaxaqueñas.

“Aquí no hay químicos ni colorantes artificiales, todo es natura o vegetal”, expresan algunos de los trabajadores, luego de asegurar que a este Taller también llegan a aprender personas en sillas de ruedas.

 

CRECERÁ TALLER; INCORPORARÁN TORTILLERÍA

En 2020, además de brindar más cursos de panadería y entregar mayor número de certificados a quienes quieran aprender y hacer pan al 100%, en este Taller también se incorporará el servicio de tortillería, con el mismo objetivo de apoyo e inclusión social.

Quienes deseen continuar de manera individual en la elaboración del pan, el Sistema DIF Oaxaca no solo les enseña con cursos y talleres, sino también los orienta para acudir a programas donde puedan ser apoyados con recursos para la compra de insumos.

Aquí diario se cuenta con los 12 kilos de harina, los 300 gramos de azúcar, los tres kilos de margarina, la sal, la levadura, los huevos y el agua. Los panes que salen del horno no solo prometen calidad, sino también bajos precios.

 

Relacionadas: