Trabajar en lo que sea para sobrevivir |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Trabajar en lo que sea para sobrevivir

Las estadísticas revelan que la precariedad laboral que se vive en Oaxaca es na de las más graves de todo el país, esto se traduce en trabajos extenuantes, con salarios miserables que no alcanzan a cubrir las necesidades básicas y que ni siquiera permiten tener prestaciones como seguridad social ni vivienda

  • Trabajar en lo que sea para sobrevivir
  • Trabajar en lo que sea para sobrevivir
  • Trabajar en lo que sea para sobrevivir
  • Trabajar en lo que sea para sobrevivir
  • Trabajar en lo que sea para sobrevivir

Las cifras

$294.51

al día, salario promedio en Oaxaca

$452.57

al día, salario promedio en la Ciudad de México

31,752

personas desempleadas

81.6%

de las personas con trabajo están en informalidad laboral

PARTE 1 DE 2

Desde muy temprano, Cristo Rey Gómez Santiago, el “Gallo de Oro”, se sube a su triciclo y recorre las calles de Magdalena Apasco, Etla, en busca del sustento diario; en su vehículo de tres ruedas colocó una bocina a través de la cual ofrece sus servicios, que son variados, pero se especializa en albañilería, jardinería y pintura.

El anuncio es confundido por los vecinos con los repartidores de pan o tortillas, mientras que los que ya lo conocen no se impresionan, al contrario, lo saludan, si necesitan lo llaman para las talachaspendientes.

A sus 45 años, El Gallo de Oro lleva en su triciclo sus herramientas de trabajo: la podadora, la araña y tijeras de jardinería, que lo han acompañado desde hace 26 años, cuando salió de Santiago Tenango, Etla, y llegó a Magdalena, en busca de mejores oportunidades de vida.

El milusos explica que salió de su comunidad natal con su papá y su mamá, además de cinco hermanos, para buscar empleo, mejorar su futuro y solventar los gastos del hogar.

Con el correr del tiempo encontró a su compañera de vida, con quien formó una familia, tiene un hijo de 15 años, “se le está dando el estudio para que se prepare y tenga un mejor futuro”.

Reconoce que no todo es miel sobre hojuelas, pues vive al día y no le queda nada para ahorrar; sin sueldo fijo, las prestaciones laborales son un sueño. Cuando un integrante de su familia enferma, acuden a los centros de salud, donde la atención no es la mejor y la medicina escasea.

 

EN OAXACA EXISTEN CONDICIONES LABORALES CRÍTICAS

A pesar de que Oaxaca tiene la tasa de desocupación más baja del país, los empleos de la entidad no cumplen con los estándares para que la población alcance una buena calidad de vida, así lo demuestra la Encuesta de Ocupación y Empleo (ENOE) hasta el tercer trimestre del 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En la Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación (TCCO) Oaxaca ocupa el penúltimo lugar, con el 28.5 por ciento de los empleos, esto quiere decir que más de un cuarto de los trabajadores oaxaqueños no trabajan el suficiente tiempo o no ganan lo mínimo para satisfacer sus necesidades.

La TCCO se refiere a la proporción de la población ocupada que se encuentra trabajando menos de 35 horas a la semana por razones de mercado, que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo, o que labora más de 48 horas semanales ganando menos de dos salarios mínimos.|

En Chiapas el 41.82 por ciento de la población ocupada no tiene un trabajo de calidad, le sigue Oaxaca y Tlaxcala, con el 26.68 por ciento. En contraste, en Nuevo León el sólo el 6.20 por ciento de los trabajadores no tiene un trabajo de calidad, mientras que en Jalisco el porcentaje es de 7.45.

Oaxaca es el estado con la menor tasa de desocupación, con el 1.79 por ciento de la población en edad de trabajar sin empleo, pero se encuentra dentro de los cinco estados más altos con el porcentaje de subocupación, es decir, las personas que trabajan menos de 35 horas pero que están dispuestos a trabajar más horas.

Además, Oaxaca es la entidad con el mayor número de trabajadores remunerados sin acceso a prestaciones de ley, con el 61.78 por ciento del total, en contraste, en Coahuila sólo el 16.8 por ciento de los trabajadores no tienen prestaciones de ley.

Por otra parte, los desempleados en Oaxaca, de acuerdo con el Inegi, suman 31 mil 752 personas, mientras que la informalidad laboral se mantiene en 81.6 por ciento, el más alto del país.

 

UNA VIDA LLEGA DE CARENCIAS

“Desde muy pequeños, mis hermanos y yo nos empezamos a preparar y con la ayuda de nuestra imaginación fuimos desempeñando actividades que nos ayudaba a salir adelante, aplicando el don que cada uno de nosotros tiene”, recuerda Cristo Rey.

La necesidad y la pobreza lo orillaron a abandonar sus estudios, llegando, con grandes esfuerzos, hasta el quinto grado de primaria; a partir de ahí, empezó a trabajar y ya para sus 13 años aprendió a realizar trabajos de jardinería, pintura, y ayudante de albañilería.

Los oficios llegaron a él también por falta de oportunidades, pues las carencias lo obligaron a ausentarse muchas veces de la comunidad que lo acogió, lo que le sirvió para aprender de todo un poco.

 

OAXACA, CUARTO ESTADO QUE MÁS EMPLEOS PIERDE

En julio del 2019, Oaxaca fue el cuarto estado en donde se perdieron más empleos, de hecho, en sólo cinco estados hubo una tendencia negativa en la creación de empleos formales así lo revela un análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados Nacional a datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

“En julio, el empleo se acrecentó en 27 estados del país, incluyendo la Ciudad de México (CDMX); en tanto que retrocedió en Guerrero, Morelos, Chiapas, Oaxaca y Durango”, explica el documento, en números reales, 931 personas perdieron su empleo formal durante julio del 2019 en Oaxaca.

Con 42 mil 434 empleos formales generados, Nuevo León es el número uno en este ámbito, seguido por la Ciudad de México, con 38 mil 516; por Jalisco, 37 mil 671 y por Querétaro, con 35 mil 094 empleos generados.

En contraste, los cinco estados en donde se perdieron empleos fueron: Guerrero, con nueve mil 40 empleos perdidos sólo en un mes; Morelos, con mil 573; Chiapas, con mil 138; Oaxaca, con 931 y Durango, con 327.

 

Salarios bajos, la condena

En lo que respecta al salario y de acuerdo con la Cámara de Diputados, un oaxaqueño ganó en julio 294.51 pesos diarios en promedio, el quinto peor sueldo del país. En la Ciudad de México, un trabajador tuvo un sueldo promedio diario de 452.57 pesos, mientras que en Sinaloa el sueldo fue de 269.45 pesos diarios, siendo el peor y el mejor salario respectivamente.

En nueve de las 32 entidades federativas, el salario real fue mayor al nacional, que equivale a 367.18 pesos. Por otra parte, en 30 estados del país, el comportamiento del salario real fue positivo en 12 de ellos su incremento fue mayor al nacional, no estando Oaxaca entre ellos.

En la Encuesta sobre la Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, de julio, se estimó que la generación de empleos formales para el cierre del 2019 a nivel nacional será de 441 mil trabajadores, 28 mil empleos menos que en la encuesta pasada.

 

Relacionadas: