Imparable el dengue; confirman 1,693 casos en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Imparable el dengue; confirman 1,693 casos en Oaxaca

Las regiones con más casos: Valles Centrales, Costa, Mixteca, Istmo, Sierra y Tuxtepec

Imparable el dengue; confirman 1,693 casos en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

El panorama epidemiológico nacional de la Secretaría de Salud federal reflejó ayer un aumento considerable de dengue en la entidad tan solo en una semana, al pasar de mil 07 a mil 693 casos confirmados.

La situación también generó el incremento de casos probables de dengue, de 7 mil 990 a 9 mil 200, así como del número de brotes que llegó a 49, cuando la semana anterior fue de 43.

La actualización de registros de la dependencia federal no mostró otra defunción por dengue, además de las dos que se dieron en Unión Hidalgo y Salina Cruz, en menores de edad en semanas anteriores.

El rango de edad más afectado se mantiene en niños de 5 años de edad hasta jóvenes de los 29 años, con un 60% de la totalidad de los casos.

Las regiones que presentan más casos son Valles Centrales, Costa, Mixteca, Istmo de Tehuantepec, Sierra y Tuxtepec, por orden de importancia.

Hasta la semana número 39, la Secretaría de Salud señaló a los municipios de San Pedro Totolapa y Santa María Zoquitlán en foco rojo, mientras que a San Juan Lajarcia y San Baltazar Chichicápam en foco amarillo. El resto de los municipios con dengue se encuentran en foco verde.

Al menos 15 de los municipios con brotes de dengue son de Valles Centrales, siete del Istmo de Tehuantepec, tres de Tuxtepec, cinco de la Costa, nueve de la Mixteca y cuatro de la Sierra.

Las autoridades de salud recordaron que las lluvias aumentan los riesgos de casos de dengue, ante lo cual subrayó la importancia de realizar la inspección diaria de las viviendas, dentro y fuera de ella, mediante la eliminación de potenciales criaderos de mosquitos, sobre todo, en los jardines y azoteas.

“Es necesario desechar toda agua acumulada en recipientes, tapitas, botellas y todo objeto en desuso que sea un potencial criadero de mosquitos”, había señalado en su momento el secretario de salud, Donato Casas Escamilla.

 

Relacionadas: