Terrorismo fiscal, tortura a artesanos oaxaqueños |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Terrorismo fiscal, tortura a artesanos oaxaqueños

Las reformas hacendarias de EPN los obligaron a abandonar un régimen blando para incorporarlos a una vigilancia más severa teniendo que lidiar a la par de la competencia desleal de ambulantes que no pagan sus servicios.

  • Terrorismo fiscal, tortura a artesanos oaxaqueños
  • Terrorismo fiscal, tortura a artesanos oaxaqueños
  • Terrorismo fiscal, tortura a artesanos oaxaqueños
  • Terrorismo fiscal, tortura a artesanos oaxaqueños
  • Terrorismo fiscal, tortura a artesanos oaxaqueños
  • Terrorismo fiscal, tortura a artesanos oaxaqueños

HACIENDA LO QUIERE TODO

32%

pagan de ISR en el RIF

16%

de IVA

El incremento de empleo informal, sobre todo del ambulantaje, representa un duro golpe a los artesanos que pagan impuestos desde que los obligó la reforma hacendaria realizada durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, la cual conservó el actual gobierno federal, porque ante el 32% de Impuesto Sobre la Renta (ISR) al que están sometidos, deben ajustar precios a sus productos para hacer frente a la competencia ilegal.

David Villanueva Aragón, presidente de la cooperativa de artesanos Huizache, ubicada en el Centro Histórico de la capital, recordó que a finales de 2013 fue aprobada la ley de ingresos 2014, que desapareció al Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) y los incorporó a las micro y pequeñas empresas, con el fin de incluirlos de manera gradual en el pago de impuestos de hasta el 32% de Impuestos Sobre la Renta, considerando para ello, el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

 

LOS RETOS

Señaló que esta Ley implica a la fecha grandes retos a las comunidades dedicadas a las artesanías, especialmente a las mujeres, “que han sido las grandes herederas y responsables de que el quehacer artesanal sobreviva de generación en generación”.

Después de señalar que en Oaxaca, más de 43 mil familias están dedicadas al sector artesanal, de las cuales, el 90% se encuentra en comunidades de alta marginación, Villanueva Aragón recordó que la reforma contempla la obligación de llevar una contabilidad y la facturación electrónica, que representa un gran reto para la entidad, porque en muchas comunidades apenas cuentan con energía eléctrica, y mucho menos con computadoras o contadores.

Aunado a esto, “la capacidad de comprobación de gastos es sumamente complicada, por una parte la materia prima empleada en la elaboración de artesanías es directamente tomada de la misma naturaleza, por lo cual no pueden obtener facturas, o si logran encontrar proveedores que surtan los materiales, estos no emiten facturas o cobran más IVA, algo que encarece los costos y por ende, los precios de los productos. Además de incluir en los costos el pago por los servicios de contabilidad personal”.

Pese a esta situación, afirmó que las autoridades encargadas a nivel estatal y nacional del sector artesanal, hacen poco o nada por ayudarles, se han limitado a servir el mandato directo y sin miramientos, “saliendo de la grave crisis económica que puede llegar a darse con las y los artesanos”.

El presidente de Huizache coincidió que “con la simple pantalla de dar asesoría y orientación a artesanas y artesanos, se les ha dado de alta ante hacienda y orientarles con despachos contables, que deben pagar a la larga”.

Ante la crisis generada, expuso, “han surgido estrategias que han ayudado a las artesanas y artesanos a salir adelante, como la organización y creación de empresas comunitarias, las que han hecho frente a toda esta problemática y han logrado conjuntar esfuerzos, tanto para buscar nuevos espacios de difusión y venta, así como generar los mecanismos internos que logran comprobar los gastos de venta y de esa manera salir adelante”.

 

PIDEN REPLANTEAR MECANISMOS

 

El presidente de Huizache expuso que en el caso de los artesanos que pagan impuestos, estos no pueden aumentar el precio de sus productos porque el costo sería mucho más elevado que el de aquellos que no están registrados ante Hacienda.

“Esto en lugar de incentivar a la formalidad, incentivan la informalidad dentro del sector. Por ello solicitamos que la artesanía sea reconocida como un sector especial de la economía; es decir, somos un sector que aporta el 3.6% del Producto Interno Bruto del total en el país, pero no se cuenta con un censo que refleje cuántos somos y dónde estamos”.

“No se pueden generar leyes ni políticas públicas para un sector del que se desconoce dónde está y cuyas condiciones son diferentes. La artesanía debe ser un sector especial de la economía, como la metalurgia, por ejemplo”.

Los artesanos de Oaxaca, a la par que otros de distintos estados del país, solicitarán en breve al Gobierno federal y legisladores que los pueblos indígenas del país pasen de ser prioridad nacional a sujetos de derechos, para hacer y disponer de sus espacios, además de que la artesanía pase a ser un sector económico especial, con lo cual se puedan crear reglas de operación para el mismo.

“Que se pase del 16% del IVA al 10% y al 0% de ISR en el pago de los artesanos a los productores porque estamos de quien produce, no de quien revende”, especificó.

Del ambulantaje, consideró que los espacios turísticos estén libres de éste, porque representan mafias que afectan a los establecidos y engañan a los consumidores de su originalidad y calidad.

 

La reforma que arruinó todo

Cabe destacar que la Reforma de EPN eliminó al Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repeco) e impuso a los pequeños negocios a dejar de pagar una cuota fija (de 100 a 200 pesos al mes), para pagar ahora hasta 35% de ISR y 16% de IVA. Esto generó inconformidades, al considerar que esto es injusto debido a que el margen de ganancias que generan no es alto.

A esto se suma que también deben hacer declaraciones bimestrales, entregar facturas electrónicas y reportar el nivel de ventas diarias.

Por otro lado, apenas en agosto, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció que en breve impulsará una nueva reforma fiscal que logre recaudar más impuestos para financiar los proyectos de infraestructura y sociales que impulsa su propio Gobierno, que también enfocará esfuerzos en combatir la evasión fiscal.

 

Relacionadas: