Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca

el informe entregado por la Secretaría de Finanzas en agosto de 2019 al Congreso del Estado, establece que el presupuesto para la reconstrucción fue por 673 millones 237 mil 115 pesos, monto que incluye los 200 mdp

  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca
  • Ponen lupa a 200 mdp para la reconstrucción en Oaxaca

FONDO PARA LA RECONSTRUCCIÓN

291

municipios declarados en emergencia extraordinaria

200 mdp

recurso aprobado por los legisladores para la reconstrucción

600 mdp

se han invertido en la reconstrucción, según SEFIN

SEGÚN SINFRA SE HA UTILIZADO EN TOTAL:

4 mil 799 millones

de pesos, de los cuales:

1000 millones

han sido otorgados por el gobierno estatal

En diciembre de 2017, por mayoría, los legisladores locales aprobaron para el Fondo de Reconstrucción y Desastres un recurso emergente de 200 millones de pesos para las acciones inmediatas por los sismos de 2017.

A 24 meses de los fenómenos naturales, el destino del dinero está a punto de ser turnado Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFEO) porque hasta el momento, nadie ha rendido cuenta de su utilización.

Los funcionarios involucrados podrían ser llamados a cuenta, adelantó el presidente de la Comisión Especial de Reconstrucción de la LXIV Legislatura, Pavel Meléndez porque el recurso no se comprobó tampoco tiene líneas de operación.

En tanto, en el informe más reciente de la Secretaría de Finanzas, incluyó el recurso en una bolsa superior a los 600 millones, ya gastados.

En medio de la danza de números y el cantinfleo de los funcionarios, lo cierto es que esta partida puede ser motivo de una investigación penal, según el legislador de Morena.

Oaxaca en el 2017 vivió 3 eventos sísmicos de gran magnitud; el 7 de septiembre un temblor de 8.1 grados, el 19 de septiembre se presentó uno de 6.8 y 7.1 y el 23 de ese mismo mes, un sismo de 6.1.

Derivado de eso, el 8 de septiembre se declara en emergencia extraordinaria a 291 municipios del estado de Oaxaca para que posteriormente, se activaran los recursos Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

También el gobierno estatal hizo lo propio y en la aprobación de la Ley de Egresos 2018, cuando Jorge Gallardo Casas fungía como secretario de Finanzas, los diputados locales aprobaron este recurso emergente.

 

Contradicciones entre Sinfra y Finanzas

De acuerdo con el reporte que han presentado a la Comisión Especial de Reconstrucción, hay inconsistencias visibles y tal pareciera que quieren hacer perdedizo o “salir del paso” en la explicación.

En un primer instante, tanto Finanzas como la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra) aseguraron que los 200 millones fueron destinados a levantar los escombros de las casas por los sismos, pero después, que siempre no fue así.

De este tema y de los avances, el análisis del informe de la comisión de diputados concluirá en marzo próximo porque, se sustentará con un trabajo de campo y con la comparación de los datos.
Pero, desde ahora, el diputado presidente, no descarta dar paso a instancias revisoras.

De acuerdo con Pavel Meléndez, los funcionarios, también argumentaron que no se dieron las reglas de operación para esta partida, por lo cual, se consideró en una bolsa genérica.

En el informe de la Secretaría de Finanzas enviado en agosto de 2019, establece que “el presupuesto ejercido por el Gobierno del Estado, en acciones de reconstrucción con cargo a recursos fiscales durante el ejercicio 2018, fue por la cantidad de 673 millones 237 mil 115 pesos.

Eso lo desglosó en cuatro rubros: la rehabilitación y reconstrucción de unidades médicas, la rehabilitación de escuelas básicas con daños menores, así como la reconstrucción de planteles de educación media y superior, y la rehabilitación y reconstrucción de mercados públicos.

Siendo en este recurso, donde la dependencia incluye los 200 millones, interpretándose de que, no solamente utilizaron lo aprobado, sino un recurso superior a los 600 millones.

Pero de eso, no existen las evidencias que dejen satisfechos a los diputados en cuanto a la comprobación.

No obstante, antes de dar una versión final, los legisladores pedirán los sustentos de las instancias involucradas en cada ramo para la revisión correspondiente.

Esta situación se da cuando apenas existe un avance aproximado de la atención del 30 por ciento del total de las casas afectadas en el Istmo, un 20 por ciento de intervención en muebles históricos y un número reducido de escuelas afectadas atendidas.

Dentro de las justificaciones, se establece que, para los efectos del ejercicio fiscal 2018, en su rubro de asignaciones “No etiquetadas” se establecieron recursos para el estado de Oaxaca por el rubro de los 3 mil 488 millones 554 mil 671 pesos, que podría ser utilizados para la reconstrucción.

Se puede presumir que, de ese concepto se valió el gobierno para adicionar más recursos a los 200 millones aprobados en un comienzo y decir que no solo fue la primera cantidad, si no, se elevó en un 300 por ciento.

Y eso, se destinó a instancias ejecutores como los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (OCIFED), la Comisión Estatal del Deporte, entre otros.

Dentro de esta confusión, Sinfra reportó que para la reconstrucción del Istmo, se han utilizado 4 mil 799 millones de pesos, de los cuales, mil millones corresponden al gobierno estatal.
Eso fue parte de la comparecencia del titular de esta dependencia, Fabián Sebastián Herrera Villagómez, celebrada el 6 de septiembre ante el Congreso.

Con eso, existe un recurso superior a los 300 mil pesos de diferencia entre el primer dato aportado por Finanzas y la de la Sinfra.

“Creemos que quieren pasar los mismos apoyos del gobierno federal como parte del estado, y se puede hablar de irregularidades que se tienen que revisar. Además de que esos 200 millones de pesos no aparecieron”, comentó Meléndez Cruz.

Dentro de toda esta reconstrucción, también la federación por medio de Fonden y Bansefi, reportó una inversión por los casi 5 mil millones de pesos, hasta el 28 de noviembre de 2018.
También existe la duda de la aplicación del recurso, ya que, en lo cualitativo, no existe avance ni en viviendas ni en las escuelas, comentó el legislador.

Por eso, al cumplirse los dos años de los sismos, será el responsable del Plan de Reconstrucción del gobierno federal quien dé a conocer las estrategias para la conclusión de los apoyos.

Asimismo, de los recursos no aclarados, quienes tienen en sus manos el esclarecer la inversión, podrían dar turno a la instancia correspondiente en el nivel federal, pero antes, del llamado a la comparecencia para el funcionario involucrado.

 

Templos siguen esperando la reconstrucción

Al cumplirse dos años de los sismos del 7 de septiembre a los que siguieron los del 19 y 23, y que afectaron el patrimonio cultural de Oaxaca, principalmente 325 templos construidos entre los siglos XVI y XIX, la reconstrucción avanza lentamente.

El terremoto de 8.2 grados de esa noche dañó 33 templos católicos sólo en el Istmo de Tehuantepec, de los cuales 13 fueron cerrados al culto por seguridad de la feligresía.

Sin embargo, al contabilizarse los daños se confirmaron los registrados en los templos de Santa María Coyotepec, San Bartolo Coyotepec, San José Lachigüri, Santa Rosa Buenavista de San Juan Teitipac, Magdalena Mixtepec, Santo Domingo Ixcatlán, Santa Ana Tlapacoya, San Juan Guelavia, San Sebastián Abasolo y Macuixochitl.

La Arquidiócesis de Antequera confirmó que en esta ciudad, el Santuario de la Virgen de Guadalupe, el templo de Nuestra Señora del Patrocinio, el de Nuestra Señora de la Defensa y el de la Merced, que estaba en restauración, fueron cerrados para su rehabilitación.

En todo el país se contabilizó daño a 17 catedrales; 4 basílicas; 44 Santuarios; 76 Conventos y Ex Conventos; 226 capillas; 31 oficinas y/o casas parroquiales; 11 Espacios de Formación como Seminarios; 1411 parroquias, confirmó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En su momento, el INAH dijo que la recuperación de este patrimonio histórico tendría un costo de unos 10 mil 500 millones de pesos y debería estar concluida en 2020, pero, especialistas han cuestionado el trabajo de este organismo federal, tanto por su velocidad de reacción, como por la eficacia de su estrategia y su capacidad económica.

Luego de los movimientos telúricos, expertos y especialistas de esa dependencia como del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y de la Dirección General de Sitios y Monumentos Históricos, trabajan de la mano con el Gobierno del Estado a través del Instituto del Patrimonio Cultural (INPAC) y municipios.

Tras el recuento de los daños, se contaron 305 bienes históricos, los demás son zonas arqueológicas, entre ellas, Monte Albán, Atzompa, Mitla, Lambytieco, Yagul, Dainzú, Guiengola y Copalita, que tuvieron afectaciones de menores a medianas y que no ameritaron el cierre solo restricciones para los turistas.

Así como 12 museos, centros culturales, bibliotecas, estaciones de ferrocarril y un monumento artístico como es el teatro Macedonio Alcalá que sufrió fisuras y desprendimientos ya atendidas.
211 entraron en los municipios declarados por el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden), y 51 con la aseguradora, ya que se dispone del seguro del INAH para edificaciones patrimoniales, así como de la participación para la reconstrucción del Fonden, de apoyos internacionales estimados para emergencia por el Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO, de la participación de las comunidades afectadas y otros más.

Una vez conocidos los municipios beneficiados, el INAH dio de alta los inmuebles afectados con los trabajos de intervención debidamente presupuestados para que reciban recursos del Fonden, dando prioridad a la solicitud de los Apoyos Parciales Inmediatos (APIS) para comenzar trabajos emergentes en los inmuebles más dañados.

Dentro de los inmuebles considerados monumentos históricos con daños severos en la zona del Istmo de Tehuantepec, destacan el Palacio Municipal de Juchitán de Zaragoza, la Casa de la Cultura y decenas de templos católicos, los cuales se van a recuperar al cien por ciento con mucha paciencia y con dedicación, dijo el INAH. Todos los inmuebles afectados son recuperables y no hay necesidad de demolerlos, por lo que se inició la etapa de apuntalamiento como en el ex convento de Santo Domingo y Casa de la Cultura de Santo Domingo Tehuantepec. Así como en la iglesia de San Vicente Ferrer, Casa de la Cultura y Palacio Municipal de Juchitán de Zaragoza, para proseguir con su reconstrucción.

 

Relacionadas: