Más de $2,891 millones en donativos y recursos para reconstrucción por sismos están perdidos |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Más de $2,891 millones en donativos y recursos para reconstrucción por sismos están perdidos

El Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) y el Congreso local no han auditado el dinero que recibió el Gobierno de Oaxaca a través de ciudadanos.

Más de $2,891 millones en donativos y recursos para reconstrucción por sismos están perdidos | El Imparcial de Oaxaca

Datos

$7,362 millones

suministró el Gobierno Federal a Oaxaca para la reconstrucción

$5,110 millones

se ejercieron hasta el febrero del 2018, último informe disponible

$ 3,839 millones

asegura Congreso del Estado que realmente otorgó el Gobierno Federal

El destino de, por lo menos, 268 millones de pesos destinos a la reconstrucción en Oaxaca, es desconocido.
Este monto no contempla los 2 mil 623 millones de pesos que otros países donaron al Gobierno de México para el apoyo a las zonas afectadas por los sismos de septiembre de 2017.

Desde entonces, miles de personas perdieron su patrimonio, muchas de ellas, a dos años de distancia, siguen en las mismas circunstancias

Cuando faltaban 11 minutos para que el 8 de septiembre del 2017 llegara, la tierra se meció con fuerza en México. El terremoto más grande del que se tienen registros, con 8.2 grados de magnitud azotó México y devastó Oaxaca, en específico el Istmo de Tehuantepec.

En esa noche de pesadilla, un total de 86 personas fallecieron en Oaxaca, pero el mal sueño, para muchos, aún no termina. Cientos de personas siguen sin hogar, miles de niños toman clases en aulas improvisadas y muchos centros de salud siguen sin ser reparados.

El 19 de septiembre del 2017, un nuevo terremoto, de 7.1 grados de magnitud, azotó México, esta vez en el centro del país, causando destrucción y pérdida de vidas humanas en la Ciudad de México. En Oaxaca causó daños a viviendas, escuelas y hospitales principalmente en la región Mixteca.

A dos años de las catástrofes, el dinero fluyó, pero en gran parte no llegó a las personas que lo necesitaban, miles de millones de pesos se perdieron entre intermediarios, funcionarios y constructores que engañaron a los damnificados.
Siete mil 362 millones 492 mil.13 pesos fueron otorgados por la Federación a Oaxaca entre montos autorizados para la reconstrucción y el recurso autorizado para la evaluación y para los apoyos parciales inmediatos, de acuerdo al portal Fuerza México en su aparatado de Transparencia Presupuestaria.

“Fuerza México es una plataforma digital donde se encuentra información y datos suministrados a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por las distintas dependencias y entidades involucradas en las tareas de reconstrucción a partir de los sismos ocurridos el 7 y 19 de septiembre de 2017”, se explica en la página de internet.

Sin embargo, este portal no ha sido actualizado desde el 26 de febrero del 2018, cuando se habían ejercido cinco mil 110 millones 171 mil 002.03 pesos, por lo que no existe ningún informe sobre el destino del dinero o los apoyos en especie que se recaudaron para los sismos del 2017.

Por otra parte, diversos reportes del Congreso del Estado de Oaxaca, a través de la Comisión especial de seguimiento al uso y destino de los recursos presupuestales asignados a los trabajos de reconstrucción tras los sismos del año 2017, sólo reconocen la ejecución tres mil 839 millones de pesos, poco más de la mitad del recurso reconocido por el portal Fuerza México.

“Para la Comisión aún no hay claridad sobre la aplicación de recursos asignados para la reconstrucción durante el año 2018 y tampoco hay congruencia entre la información que manejan dependencias y la realidad en los distritos afectados”, destaca el Congreso del Estado.

Después de realizar una depuración de datos, a mediados del 2019, obtuvieron que el gobierno federal invirtió en 335 mil 756 acciones a través del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) por daños parciales y totales, por un monto de tres mil 839 millones, datos que no concuerdan con lo expuesto por la Sefin, que es de poco más de siete mil millones de pesos.

La remoción de escombros no se concluyó

Fondo de 200 mdp en el limbo

Si los recursos federales son difíciles de rastrear, el dinero del Gobierno del Estado de Oaxaca destinado para la reconstrucción de los sismos del septiembre del 2017 es imposible identificar en que se usó, o sí por lo menos llegó a los damnificados.

El Congreso Local a través de la Comisión especial de seguimiento al uso y destino de los recursos presupuestales asignados a los trabajos de reconstrucción tras los sismos del año 2017 en Oaxaca, identificó que la Secretaría de Finanzas destinó 200 millones de pesos que fueron etiquetados en el Presupuesto de Egresos del Estado de Oaxaca para el ejercicio fiscal 2018 para la reconstrucción, de los cuales se desconoce su paradero.

Es por eso que solicitó a diversas instancias gubernamentales realizar la entrega de los informes relacionados con el uso y aplicación de los recursos para la reconstrucción, sin que hasta la fecha se haga público el informe. La Comisión detallo que identificó rezagos en la reconstrucción, principalmente en los ámbitos de la salud y educativo.

Donativos de oaxaqueños se esfumaron

Una solicitud de transparencia realizada por un particular a la Secretaría de Finanzas (Sefin) detalló que recibieron en donativos por los sismos de septiembre de 2017 un monto de nueve millones 526 mil 896.13 pesos, recurso que se dividieron en tres cuentas.

Sin embargo, hasta el momento la Sefin no ha informado sobre el destino de este recurso o cómo fueron aplicados. Lo mismo sucede con los donativos que se recaudaron a nivel nacional, pues el Gobierno Federal no ha informado de su paradero.

También los internacionales

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que el Sistema de Administración Tributario (SAT) no justificó el destino de más del 50 por ciento de los donativos que recibió el país tras los terremotos de septiembre 2017, pues la entidad financiera sólo comprobó la transferencia de 2 mil 460 millones de pesos de 5 mil 83 que recibió México de ayudas nacionales.

Por otra parte, la ASF reveló en su primera entrega de la revisión a la Cuenta Pública 2018, encontró serias irregularidades en el manejo de los recursos para la reconstrucción de los sismos del 2017 a nivel nacional, en específico de laComisión Nacional de Vivienda (Conavi) que apoyó solamente a 15 mil 373 viviendas de las 60 mil 302, que fueron clasificadas como daño total tras el sismo de septiembre 2017.

En la Auditoría 217 se concluyó que “la gestión gubernamental de la Conavi en la atención de la reconstrucción o rehabilitación de las viviendas afectadas por los sismos de 2017, mediante el otorgamiento de asistencias técnicas fue deficiente”.

Desaparecen 59 mdp en IOCIFED

A pesar de que más de mil escuelas de educación básica resultaron con afectaciones con los sismos de septiembre del 2017, el Gobierno del Estado, a través del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (IOCIFED) no utilizó 59 millones de pesos destinados a la infraestructura educativa y lo que es más grave, ni siquiera se conoce el paradero de este recurso.

Para los sismos del 7 y 19 de septiembre se autorizaron recursos por 314 millones 582 mil 400 pesos para atender acciones del sector educativo federal en Oaxaca, esto correspondiente a los apoyos parciales inmediatos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), de los cuales sólo se adjudicaron contratos por 262 millones 877 mil 800 pesos.

Millones de pesos se gastaron en obras fantasma.

Lo anterior lo desglosa la tercera entrega de revisiones ASF a la Cuenta Pública 2017, que también revela que del monto de los contratos sólo se ejercieron 255 millones 362 mil 500 pesos, resultando un faltante entre lo autorizado y pagado en obra pública por 59 millones 219 mil 900 pesos.

Recursos a destiempo

En el recurso utilizado la ASF hizo recomendaciones sobre todo en el tiempo de uso, pues en varios casos sobrepaso por mucho los 30 días que establecen los lineamientos, además de que el dinero se utilizó en obras o acciones que no corresponden a los que el Fonden trabaja.

Por ejemplo, el organismo auditor emitió la Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria para que se inicie el procedimiento administrativo correspondiente para los servidores públicos del IOCIFED que realizaron el arrendamiento de aulas móviles y sistemas modulares de baños por un importe de 12 millones 737 mil 400 pesos para planteles educativos que no se previeron en el listado de acciones, trabajos y obras prioritarias y urgentes.

Al menos 145 escuelas dañadas por sismos del 2017 faltan por reconstruirse señala la Sedatu.

casi dos años de los sismos de septiembre de 2017, al menos 145 escuelas apenas están en reconstrucción en Oaxaca, así lo dio a conocer el Segundo Informe Trimestral del Programa Nacional de Reconstrucción de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

A la fecha, la reconstrucción de la infraestructura física educativa aún no se ha concluido, existiendo inmuebles educativos sin ningún recurso contemplado para su atención, explica la Sedatu en el Informe.

La cobertura del Programa Nacional de Reconstrucción en el Sector Educativo abarcará las localidades afectadas por los sismos, ubicadas en las entidades federativas de: Chiapas, Estado de México, Morelos, Oaxaca, Puebla y Ciudad de México, en donde se atenderán a 306 escuelas dañadas, siendo Oaxaca por mucho el estado con el mayor número de instituciones educativas con daños.

Hasta el momento, no se ha reportado la conclusión de ninguna escuela en reconstrucción, pues todas están en proceso de ejecución, aunque la Sedatu señala que se pretende concluir la reparación o construcción de todas las escuelas antes de que finalice el 2019.

Durante meses, la gente ha tratado de recuperar su patrimonio.

Fundaciones privadas entran al quite

Considerando la dimensión de la problemática a atender y la realidad de los recursos que se han otorgado para el mismo, se han buscado fuentes alternativas basadas en el apoyo de la iniciativa privada a través de fundaciones y organizaciones que se han mostrado solidarias con el gobierno federal, explica el informe.

“Al periodo, 30 de junio del 2019, con apoyo de las fundaciones se cuenta con la intervención de 328 escuelas y una inversión aproximada de mil 110.6 millones de pesos en los estados de Chiapas, México, Morelos, Puebla, Oaxaca, Tlaxcala y la Ciudad de México”, destaca la Sedatu.

Por otra parte con las entidades federativas se analizan las posibilidades para que a través de los recursos federalizados que reciben puedan orientar dichas acciones al universo de planteles pendientes de atención, por falta de fuente de financiamiento.

 

Relacionadas: