Preocupa inseguridad en Oaxaca a pequeños negocios |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Preocupa inseguridad en Oaxaca a pequeños negocios

Propietarios de comercios colocan protecciones y cámaras de videovigilancia

Preocupa inseguridad en Oaxaca a pequeños negocios | El Imparcial de Oaxaca

Ante los constantes asaltos y robos en pequeños establecimientos de la capital oaxaqueña y municipios conurbados, integrantes de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) no solo decidieron modificar horarios, sino también iniciar la protección de sus inmuebles.

El presidente de la Canacope Oaxaca, Salvador López López, afirmó que la inseguridad ha obligado a la mayoría de sus afiliados a tomar medidas de prevención, como el inicio de actividades horas más tarde y el cierre de negocios antes de las 21:00 horas.

Aunque ninguno de los 259 establecimientos de la Canacope ha decidido cerrar de manera definitiva, sí han colocado protecciones y cámaras de videovigilancia, sobre todo ante la forma de operar de los delincuentes, que utilizan motocicletas para poder escapar rápidamente.

Señaló que las tiendas de abarrotes y misceláneas se ven vulnerables ante la delincuencia, ante los pocos rondines de vigilancia que disminuyeron en los últimos meses. “Las autoridades deben redoblar esfuerzos en los rondines”, insistió el presidente de la Canacope.

En la entidad oaxaqueña, de acuerdo a los registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP), de enero a julio se registraron 857 robos a negocios, de los cuales, 135 se dieron en julio.

 

Sin problemas con facturas electrónicas

De las facturas electrónicas que el SAT pide a los establecimientos comerciales como una nueva modalidad de facturación, López López afirmó que hasta el momento ninguno de sus afiliados se ha visto acosado por este organismo, toda vez que la mayoría maneja notas sencillas por las cantidades “bajas de dinero” que maneja al cliente.

Cuando es necesario, cuentan con contadores que se encargan de la facturación electrónica, sin la contratación de alguna empresa como pasa en comercios o establecimientos grandes.

“La factura se hace cuando el cliente lo pide cuando son cantidades que rebasan los 500 o mil pesos, pero en la mayoría de los negocios son notas sencillas porque se trata de tiendas de abarrotes o de cocinas económicas”.

Sin embargo, los pequeños establecimientos sí han tenido las visitas del SAT en los últimos meses con la puesta en marcha del Programa Súmate, que los invitan a capacitarse en el cumplimiento con las obligaciones fiscales.

 

Relacionadas: