Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca

Desde 2018, Banobras creó una estructura financiera de 689 millones de pesos para la construcción de nuevo relleno sanitario de la Zona Metropolitana de la ciudad de Oaxaca, pero el letargo gubernamental y el rechazo de las comunidades han frenado este proyecto

  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca
  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca
  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca
  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca
  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca
  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca
  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca
  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca
  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca
  • Mentiras, promesas y rechazo ensucian nuevo basurero en Oaxaca

Los números del nuevo tiradero

58

municipios verterán sus residuos en el nuevo relleno sanitario

1,200

toneladas de basura recibirá en los próximos tres años

1

millón de habitantes beneficiados con el relleno

Inversión necesaria

$689

millones para hacer el relleno sanitario

$344.5

millones pondrá Fonadin

$344.5

millones vendrán de la iniciativa privada

El dinero ya está, falta el lugar. El Proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos en la Zona Metropolitana de la Ciudad de Oaxaca cuenta con recursos para realizarse, así lo muestran informes del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) pero en una década, al menos tres municipios de Valles Centrales han rechazado albergar el nuevo relleno sanitario.

Los últimos tres gobiernos estatales han planteado la urgente necesidad de contar con un nuevo relleno sanitario para procesar los desechos sólidos de la capital y zona metropolitana de Oaxaca, pues el actual, ubicado en el municipio de la Villa de Zaachila sobrepasó su vida útil, sin embargo, el Gobierno del Estado no ha encontrado el lugar para instalar el proyecto.

A través del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), Banobras reconoce una estructura financiera de 689 millones de pesos, de los cuales el 50 por ciento de la inversión será de Fonadin y la otra mitad tiene que provenir de inversión privada.

En el 2010 se planteó la posibilidad de construir el nuevo relleno sanitario en una agencia de Ocotlán de Morelos; en 2016 en San Martín Tilcajete y a mediados de 2019, Samuel Gurrión Matías, titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), dijo que el basurero se construiría en San Andrés Zautla.

El Proyecto de Gestión Integral de residuos Sólidos Urbanos en la Zona Metropolitana de la Ciudad de Oaxaca prevé la construcción de tres estaciones de transferencia, una planta de separación para aprovechar más de 300 toneladas de basura y residuos de manejo especial revarolizables. El proyecto no solo considera el relleno sanitario sino también el aprovechamiento del biogás.

En todos los municipios en los que se ha planteado la construcción del nuevo relleno sanitario, han surgido protestas para evitarlo, como en los municipios del Valle de Etla, que por separado declararon que de ninguna manera permitirán la construcción del centro de residuos sólidos.

 

Piden prórroga

“El cuatro de diciembre del 20018 venció el plazo establecido en el acuerdo para que el promotor iniciara el proceso de licitación del proyecto, por lo que el promotor (Gobierno del Estado de Oaxaca) solicitó una prórroga”, informa un documento de Banobras.

Desde 2017, Banobras firmó un convenio de apoyo financiero con la Semaedeso para la elaboración de estudios y asesorías para el Proyecto Intermunicipal de Manejo Integral de Residuos Sólidos Urbanos en la Zona Metropolitana de Oaxaca, en el que se comprometía a otorgar al Gobierno del Estado hasta tres millones 250 mil pesos por este concepto.

Inclusive, en la cartera de proyectos de inversión de la subsecretaría de planeación e inversión pública de la Secretaría de Finanzas revela que durante el primer trimestre del 2019 se presupuestaron poco más de 500 mil pesos para este proyecto, sin embargo, en el apartado del municipio aparece Tlalixtac de Cabrera.

“El proyecto consiste en brindar el servicio a 58 municipios en los próximos tres años, se recibirán más de mil 200 toneladas en residuos sólidos y ofrecerá servicio a más de un millón de habitantes”, dijo José Luis Calvo Ziga hace un año, cuando era secretario del Medio Ambiente.

 

Una larga espera

Desde 1981 inició operaciones el tiradero de la capital oaxaqueña; el relleno cuenta con más de 17 hectáreas y recibe en promedio 800 toneladas de desechos al día proveniente de lo que genera la población de 24 municipios conurbados.

En febrero de 2016, la directora del Instituto de Ecología y Desarrollo Sustentable (IEDS), Helena Iturribarría Rojas, informó que el gobierno de Gabino Cué firmó un convenio con Banobras para obtener del Fondo Nacional de Infraestructura un crédito a fondo perdido, que permitiría la construcción y operación de un relleno sanitario tipo tiradero de basura para la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca.

El proyecto tendría un costo de 400 millones de pesos y se cobraría una cuota de 150 pesos por tonelada de basura que ingresara; el basurero en la Villa de Zaachila se cerraría a finales del 2016. Ni el proyecto, ni el dinero de la obra se concretó.

 

Un basurero privado

Desde la década de los noventa, una de las soluciones que han buscado diferentes presidentes municipales es concesionar el tiradero de la Villa de Zaachila para la producción de electricidad.

Con Javier Villacaña como presidente municipal de Oaxaca de Juárez trataron de concesionar el relleno sanitario a una empresa extranjera para la generación de energía eléctrica e inclusive una comisión de regidores viajó a Canadá con el objetivo de conocer la tecnología para el plan; finalmente, el proyecto no prosperó.

 

Zautla, opción que no será

Si bien los terrenos en los que pretenden construir, según versiones de los mismos vecinos, el nuevo relleno sanitario no son reconocidos por ningún municipio, San Andrés Zautla es la que más ligado está.

“Ya hay un predio en la zona de Etla, en San Andrés Zautla, ahí ya se hicieron los estudios geofísicos y sociales”, declaró Samuel Gurrión Matías a EL IMPARCIAL el 18 de julio pasado, respecto al nuevo centro de captación de residuos sólidos.

El secretario de la Semaedeso dijo que si todo sale bien, en seis meses estará funcionando el nuevo basurero; la construcción iniciaría en 60 días y se necesitarían cuatro meses para terminarlo.

“Ya se han tenido pláticas con todas las organizaciones, la gente, los vecinos y ellos han aceptado sin ningún problema que se instale ahí porque va a hacer un relleno sanitario que va a cumplir con todas las normas”, aseguró Gurrión Matías.

 

 

Dos años y nada

Desde el 2017, el gobernador del Estado Alejandro Murat Hinojosa, anunció la construcción del relleno sanitario, pero olvidó hacer públicas las cifras de inversión y tampoco reveló en qué lugar se construiría.

Hace exactamente un año, el entonces titular de la Semaedeso, José Luis Calvo Ziga, dijo que el proyecto, que ya estaba en marcha, sería administrado por el Banobras y que tendría un costo de 500 millones de pesos.

 

“Nadie nos ha dicho nada”

Tanto el presidente municipal de San Andrés Zautla, Luis Alberto Santos Martínez, como Lázaro Montes, comisariado de bienes comunales declararon que a nadie les consultó ni hubo acercamientos del gobierno estatal para abordar la construcción del tiradero en su municipio.

“Al menos desde que nosotros entramos no existe ninguna mesa de trabajo, ningún acuerdo. A mí me ha llegado el rumor, pero es una parte de terreno que no pertenece a San Andrés Zautla, es un triángulo que nadie quiere aceptar, ubicado en los límites de Zautla, Suchilquitongo y Soledad Etla”, dijo entonces el munícipe.

La colonia, añade el presidente municipal de Zautla, se llama Tierra y Libertad, en donde viven personas que llegaron por su cuenta, y las gestiones con el Gobierno del Estado las hacen por su cuenta.

“No permitiríamos la construcción de un basurero, eso se viene comentando de hace tiempo y nuestra comunidad no lo va a aceptar, pero no peleamos porque no hay ningún anuncio oficial”, señala Santos Martínez, “muy cómodamente lo dijo Gurrión Matías, pero no creo que el basurero lo quiera Suchil o Soledad”.

El comisariado de bienes comunales señaló que el proyecto no pasará en esta demarcación, puesto que el tipo de posesión de la tierra en Zautla está bajo el sistema de bienes comunales y no existe ningún acercamiento con las autoridades.

“Ellos no tienen dónde meter su basura y tratan de confundir a la gente dando falsas expectativas”, subrayó Lázaro Montes.

 

Soborno disfrazado de promesa para Tierra y Libertad

En la colonia Tierra y Libertad no hay ley más que la propia. Ningún municipio del Valle de Etla los reconoce. Se localiza en un punto trino, en los límites de San Andrés Zautla, Santiago Suchilquitongo y Soledad Etla. Los habitantes de esta colonia serían los más afectados en caso de que se construya el nuevo basurero metropolitano.

“A algunos de los vecinos les ofrecieron un basurero a cambio del reconocimiento de la colonia”, narran lo pobladores visiblemente molestos, precisaron que las autoridades prevén aterrizarlo en el paraje las Minas, a escasos kilómetros de donde viven.

“No vamos a permitir que un basurero esté en nuestra colonia, porque a pesar de que hemos vivido con muchas carencias, vivimos tranquilos”, señalaron mientras miran el pozo que les surte de agua desde hace años.

Es domingo y los habitantes de esta colonia fundada hace 20 años, cuando el Gobierno del Estado de José MuratCasab compró los terrenos para regalárselos, hacen tequio en las calles de terracería, flanqueadas por casas de lámina corroída por el sarro.

“A algunos vecinos les dijeron que hicieran conciencia, que permitieran el basurero, porque nos iban a dar papeles y trabajo”, dijeron al denunciar que a algunas personas les dieron 500 pesos por entregar copias de su credencial de elector, “pero ningún reconocimiento vale la salud de nuestras familias”.

La lucha contra el basurero apenas comienza

Moisés García García, presidente del comité directivo de la colonia Tierra y Libertad, dijo que cuando se enteraron de la declaración de Samuel Gurrión Matías, titular de la Semaedeso, que afirmó que el basurero estaría en Zautla, visitaron a los presidentes municipales de los alrededores para conocer su opinión: todos aseguraron que nadie permitiría su construcción.

“Se encendieron las alarmas por las declaraciones que hizo Samuel Gurrión en EL IMPARCIAL, dijo que ya todo está negociado y que los vecinos ya son sabedores de este gran proyecto, cosa que nosotros ignoramos”, señaló García García.

“Nosotros rechazamos rotundamente la cuestión de la basura, ya que es una contaminación a cielo abierto, ya que por lo mucho que la sellen, el subsuelo va a captar toda la contaminación”, dijo el presidente de la colonia, “lo vemos en Zaachila, toda la gente no lo quiere porque daña todos los cuerpos de agua subterráneos”.

 

Nadie quiere el basurero en su casa

Desde hace nueve años, los gobiernos estatales han prometido la apertura de un nuevo relleno sanitario para procesar los desechos sólidos que produce la capital de Oaxaca y la zona metropolitana, pero tres municipios se negaron a alojar el proyecto por el rechazo de la población ante la amenaza a la salud pública.

 

2010 Ocotlán de Morelos

El Gobierno del Estado, a través del Instituto Estatal de Ecología (IEE), trató de construir un relleno en esta comunidad, pero que tendría repercusión en 20 municipios aledaños, todos ellos que se rigen por el sistema de usos y costumbre.

Josué Contreras Martínez, representante de la comisión integrada por 55 comuneros, expresó la postura de las comunidades que impidieron la creación del relleno sanitario.

 

2016 San Martín Tilcajete

Artesanos agrupados en el Comité Comunitario, encabezados por su presiente José Fabián Pérez, rechazaron la instalación del relleno sanitario pues el titular de Sinfra en julio de 2016, Sergio Pimentel Coello, aseguró que el proyecto iba a aterrizar en San Martín Tilcajete con una inversión de 400 millones de pesos provenientes del Fondo Nacional de Infraestructura y crédito a fondo perdido con Banobras.

 

2019 San Andrés Zautla

Tanto el Ayuntamiento como el comisariado de bienes comunales de esta población de Valles Centrales, dijeron que no permitirán la instalación del relleno sanitario dentro de la comunidad, además que desmintieron las afirmaciones del titular de la Semaedeso, Samuel Gurrión, quien aseguró que ya se habían arreglado con las comunidades, pero éstas contestaron que es mentira y no cambiarán el modelo de posesión de la tierra, que en esta zona son bienes comunales, por lo que no pueden hacer trabajos sin consultar al pueblo.

 

 

Relacionadas: