Brindan su Guelaguetza al mundo |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Brindan su Guelaguetza al mundo

A lo largo de 12 minutos los asistentes de cada delegación dan una muestra de sus bailes típicos, su comida y las costumbres que los distingue como etnia

Brindan su Guelaguetza al mundo | El Imparcial de Oaxaca

Cada población tiene un tiempo de 12 minutos para mostrar su danza, su coreografía y al final brindan a los locales y visitantes lo mejor de su comida y bebidas, todo típico de cada región. Llegan los costeños con su aromático café, los tuxtepecanos con su fruto estrella: la piña y también llegan los istmeños con los exquisitos totopos.

Como cada años miles de turistas de todo el mundo llegan a Oaxaca para conocer la expresión cultural más grande de Latinoamérica.

Para la Guelaguetza, la autoridad estatal dispone de un fuerte operativo policíaco y de la policía vial debido a la conglomeración de las personas entorno al auditorio.

 

San Pedro Comitancillo

San Pedro Comitancillo presenta los bailes tradicionales de aquella tierra istmeña. Portan orgullosos un estandarte y las mujeres llegan ataviadas con trajes de gala y un hermoso resplandor blanco. El traje istmeño en cualquiera de sus variantes deja atónito al público por su singular belleza.

En esta presentación usan trajes del diario y de gala todos los participantes. Es una expresión más de la zona del Istmo.

San Juan Bautista Tuxtepec

“Acabamos de llegar. Medio viaje fue subir, medio viaje bajar” así comienza la presentación de Tuxtepec en las fiestas de cada lunes del cerro.

La Flor de Piña, baile interpretado por varias regiones de la Cuenca del Papalóapam, pone al público asistente de pie, es el número más ovacionado en la Guelaguetza. Este grupo lo conforman mujeres que representan a siete comunidades: San Miguel Soyaltepec, San Juan Bautista Tuxtepec, San Felipe Usila, Valle Nacional, San Jalapa de Díaz, así como San Lucas Ojitlán y San Pedro Ixcatlán. Los huipiles forman parte de la cultura mazateca y chinanteca, donde las mujeres portan lindos listones y una piña en el hombro.

 

Ocotlán de Morelos

La Llevada del guajolote de esta comunidad de los Valles Centrales es una más de las bodas que tradicionalmente se celebran los domingos; por eso, un viernes antes, dos antes de la celebración inicia con la llevada del presente de la parte de la familia del hombre al de la mujer.

Esta fiesta data de 1800 aproximadamente y la mujer porta una camisa de cajón blanca o de colores bajitos con falda de colores honestos, hecha en tela lisa o floreada y el hombre con camisa o cotón de manda larga sin cuello en manta de popelina.

 

San Blas Atempa

Este municipio participa con el homenaje al ilustre compositor Atilano Morales Jiménez, cuya presentación se acompaña de 8 piezas musicales, mismas que inician con una marcha fúnebre, ya que se trata de una representación luctuosa y a la vez festiva narrada a través de la música.

Al inicio, son 7 las mujeres que salen portando trajes de luto, posteriormente siguen los sones entre ellos el Son Calenda.

Usan trajes de luto, los de enredo y el de bordado, además de acompañarlos con la tradicional joyería para lucir las mujeres.

 

Putla Villa de Guerrero

 

Desde Putla llegaron los sones y chilenas de Putla, calenda y su carnaval que detalla la fiesta patronal dedicada a la santísima virgen de la Natividad de María. También expresan la Comparsa copala, Comparsa de las mascaritas o Danza del macho donde se hacen presentes las etnias: triqui, mixteca y náhuatl.

Las mujeres van ataviadas con la blusa de chaquira tradicional de esta zona, falda de satín y los varones con pantalón de gabardna blanco y camisa de popelina. También se caracterizan de viejos y con máscaras oara las comparsas.

 

Ejutla de Crespo

“Ya llegaron los de Ejutla, con la alegría de sus sones pa’ que conozcan ustedes de Oaxaca y sus regiones”, mencionaron para empezar con el Jarabe Ejuteco que hablan sobre el Palomo y la Culebra.

El Palomo representa el cotejo entre estas dos aves y La Culebra como al lucha del hombre campesino contra este reptil mítico, acompañado de versos picarescos entre cada baile.

La blusa de las mujeres es de manta bordada con punto de cruz con la puntada “hazme si puedes”. Los hombres van ataviados con camisa de satín de colores alegres, bordada a máquina con hilo negro y alforzas, y lleva red de ixtle.

 

San Sebastián Tecomaxtlahuaca

 


De la región de la Mixteca llega la Danza de los diablos es una chilena de la región de la Mixteca que con singular alegría simula la representación del mal y se hace presente en esta comunidad en las fiestas de mayordomía. La fiesta patronal es el 20 de enero y es cuando se da esta majestuosa presentación en las calles de la población donde los participantes exponen sus mejores pasos para esta danza.

Hombres con máscara de madera con cuernos, chicote con madera de piel, llevan chivarra, saco, corbata, camisa y portan sus botas negras.

Al inicia sale una pareja vestida de la mujer mixteca y hombre con traje de manta para dar paso a la danza. Los Diablos son personajes ya queridos en los festivales y en la fiesta Mixteca.

 

San Felipe Usila

Desde la región de la Cuenca del Papalóapam llega el Jarabe Usileño, mismo que representa el rescate cultural de la comunidad y las costumbre de los chinantecos de Usila. El traje de la mujer tiene un bordado con hilo rojo y negro y el de gala con hilos vela o seda de diferentes colores. Los hombres portan calzón y camisa de manta para mostrar al mundo la danza que surgió en 1965.

 

 

Relacionadas: