Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos

El titular de Semaedeso, Samuel Gurrión Matías, asegura que ya se cuenta con los terrenos y que la gente ya lo sabía y lo había aceptado; el presidente municipal de Zautla dice no saber nada y que no permitirían la construcción del basurero en su territorio; la zona es controlada por el Sindicato Libertad

  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos
  • Prometen nuevo basurero en Zautla; prevén conflictos

UN DÍA SIN BASURERO

750

toneladas sin recolectar

400

toneladas en la calles

200

toneladas en la Central de Abasto

150

toneladas en las agencias municipales

COSTO DEL NUEVO PROYECTO

400

millones de pesos

150

pesos por tonelada cobrarían

EL ACTUAL BASURERO

17

hectáreas

800

toneladas de basura al día

24

municipios vierten sus desechos

700 mil

personas hacen uso del basurero

San Andrés Zautla será en lugar en donde se edificará el nuevo relleno sanitario que albergará los desechos de la Zona Metropolitana de Oaxaca, así lo dio a conocer, Samuel Gurrión Matías, titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso).

“Ya hay un predio en la zona de Etla, en San Andrés Zautla, ahí ya se hicieron los estudios geofísicos y sociales”, dijo Gurrión Matías, respecto al nuevo centro de captación de residuos sólidos.

El titular de la Semaedeso dijo que si todo sale bien, en seis meses estará funcionando el nuevo basurero; la construcción iniciaría en dos y se necesitarían cuatro meses para terminarlo.

“”Ya se han tenido pláticas con todas las organizaciones, la gente, los vecinos y ellos han aceptado sin ningún problema que se instale ahí porque va a hacer un relleno sanitario que va a cumplir con todas las normas”, aseguró Gurrión Matías.

Desde el 2017 el gobernador del Estado Alejandro Murat Hinojosa, anunció la construcción del relleno sanitario, pero no dijo ni cifras ni en qué lugar se construiría.

“Tengo un mes que llegue a la Secretaría y estamos haciendo una revisión y efectivamente ya vamos a iniciar en unos días el proceso de licitación para el nuevo relleno sanitario”, dijo el titular de la Semaedeso, “todos sabemos que el relleno sanitario que actualmente se encuentra en Zaachila está colapsado y le quedan unos cuantos meses de vida”.

Hace exactamente un año, el entonces titular de la Semaedeso, José Luis Calvo Ziga, dijo que el proyecto, que ya estaba en marcha, sería administrado por el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y que tendría un costo de 500 millones de pesos.

 

Nadie nos ha dicho nada

Luis Alberto Santos Martínez, presidente municipal de San Andrés Zautla declaró que a ellos nadie les ha dicho algo acerca del tiradero municipal que se pretende construir, según lo señalado por el secretario del medio ambiente.

“Al menos desde que nosotros entramos no existe ninguna mesa de trabajo ni ningún acuerdo. A mí me ha llegado el rumor, pero es una parte de terreno que no pertenece a San Andrés Zautla, es un triángulo que nadie quiere aceptar, ubicado en los límites de Zautla, Suchilquitongo y Soledad Etla”.

La colonia, añade el presidente municipal de Zautla, se llama Tierra y Libertad, en donde viven personas que llegaron por su cuenta, y las gestiones con el Gobierno del Estado las hacen ellos mismos.

“No permitiríamos la construcción de un basurero, eso se viene comentando de hace tiempo y nuestra comunidad no lo va a aceptar, pero no peleamos porque no hay ningún anuncio oficial”, señala Santos Martínez, “muy cómodamente lo dijo Gurrión Matías, pero no creo que el basurero lo quiera Suchil o Soledad”.

 

No aprenden, otra vez con sindicatos

La colonia Tierra Libertad ha estado en el ojo del huracán más de una vez debido a la disputa de predios ente los diferentes grupos que manejan la zona, de acuerdo a notas periodísticas, estos pertenecen al Sindicato Libertad.

En más de una ocasión se han documentado agresiones entre colonias, inclusive se han usado armas de fuego y personas han resultado heridas, de acuerdo al presidente municipal de Zautla, son personas que simplemente llegaron y no compraron las propiedades que habitan.

 

La promesa de un nuevo tiradero

El actual basurero municipal ubicado en la Villa de Zaachila, ocupa un área de 17 hectáreas y recibe en promedio 800 toneladas de basura al día, que provienen de los más de 700 mil habitantes de 24 municipios conurbados desde 1981.

Las declaraciones de los gobernantes en turno sobre la construcción del nuevo relleno sanitario vienen desde hace una década, pero fue el exgobernador Gabino Cué, quien en febrero del 2016, a través de la entonces directora de Ecología y Desarrollo Sustentable (IEDS), Helena Iturribarría Rojas, informó que firmó un convenio con Banobras para obtener del Fondo Nacional de Infraestructura un crédito a fondo perdido, que permitiría la construcción y operación de un relleno sanitario, tipo tiradero de basura, para la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca.

El proyecto tendría un costo de 400 millones de pesos y se cobraría una cuota de 150 pesos por tonelada de basura que ingresara al nuevo relleno; el basurero en la Villa de Zaachila se cerraría a finales del 2016. Ni el proyecto, ni el dinero de la anunciada obra se concretó.

 

10 mil personas sin agua potable

La demanda de pobladores de la colonia Renacimiento que ayer bloquearon el tiradero municipal localizado en Zaachila puso de relieve un problema que se ha mantenido desatendido por décadas. Los permanentes padecimientos de salud que presentan los pobladores, que están relacionados con el hecho de que en la agencia municipal Vicente Guerrero, el 50% de la población, unas diez mil personas, carecen de agua potable en su vivienda.

Su subsistencia depende del agua que puedan acarrear de pequeños pozos que se encuentran en cada una de las 38 colonias que conforman esta agencia de la zona metropolitana donde la migración y marginación son marcas permanentes y que conviven alrededor de un gigantesco foco de infección, el tiradero municipal que recibe hasta 500 toneladas de basura diarias.

“Las condiciones de vivienda son complicadas, de salud ni se diga, hay problemas dermatológicos, del estómago, el cuerpo genera resistencia pero evidentemente hay problemas, niños, niñas que trabajan como pepenadores, tienen problemas de salud, desnutrición”, explica Raciel Vale López, expresidente municipal de Zaachila, que señala que el problema de esta agencia se agudiza diariamente porque la gente no ha cesado de llegar.

“Ahí llegas a vivir a un lugar donde no tienes agua potable, donde no tienes drenaje, la postura de la gente ha sido cada vez más ‘queremos coexistir con el basurero’, la migración no es solo del estado, hay mucha gente de los Loxicha, pero también hay de otros países, de Honduras, de Guatemala”, explica.

Los servicios, refiere el ex munícipe, no pueden avanzar por normatividad de obras. “La normatividad es muy clara, como no hay agua no puede haber drenaje y como no hay drenaje no se puede pavimentar”, afirma.

El servicio más extendido en la agencia es el de electrificación, que se ha instalado para el 80.85% de la población.

Contaminación y riesgos

Además de la falta de servicios y los problemas de salud que enfrentan a diario los pobladores de la agencia, la deficiente operación de este espacio genera incluso riesgos para la población.

Doña Alejandra señala que en las colindancias del tiradero, los lixiviados han generado pantanos artificiales en los lugares que son paso obligado para los estudiantes que se dirigen a la escuela.

“Es agua negra, si fuera agua limpia y uno pasa por ahí se seca y ya, pero no, esto genera más enfermedades”, expresa.

La mujer, de unos 40 años se queja además de que desde que iniciaron las primeras lluvias del año, los lixiviados han desbordado los límites del basurero y han inundado las casas aledañas sin que hasta ahora intervenga la Secretaría de Medio Ambiente. Su casa, sin agua potable, fue inundada con agua contaminada.

“Estas situaciones ya las hemos reportado, al gobierno, al presidente municipal de Zaachila, trataron de hacer un canal a la orilla de la calle, pero eso no contuvo el desbordamiento, los problemas continúan”.

 

Centro Histórico se convierte en muladar

El cierre del basurero que se ubica en la agencia municipal de Vicente Guerrero, Zaachila, generó que el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca se inundara de toneladas de basura que obstruyó vialidades y comercios.

Trabajadores de limpia del ayuntamiento capitalino, estimaron que la acumulación de desechos en el primer cuadro de la capital, alcanzó en más de 400 toneladas, en tanto en la Central de Abasto se contabilizaron otras 200 toneladas y en las colonias y agencias municipales otras 150 toneladas.

“Calculamos que son más de 750 toneladas las que se dejaron de recolectar desde la tarde de este miércoles hasta la tarde de este jueves por el cierre del basurero municipal, los camiones recolectores tampoco han podido descargar y en los centros de transferencia también existe un gran acumulamiento”, explicaron los trabajadores.

Cristóbal Abad Sánchez Torres, del Sindicato 3 de Marzo, detalló que desde la tarde del miércoles los camiones recolectores se quedaron varados en los centros de transferencia al no poder ingresar al basurero. “Es un tema de la colonia, la mayoría de nuestras unidades están llenas”, explicó.

Algunos de los camiones que aún tenían espacios para la recolección de los desechos, realizaron sus recorridos normales en el Centro Histórico y en la Central de Abasto, pero no lograron retirar la gran cantidad de basura que se amontonó en la ciudad.

“No es posible que los propios locatarios, empresarios y ambulantes saquen su basura sabiendo que no están pasando los camiones recolectores, es una lástima que se de esta imagen a los visitantes que llegaron por las fiestas de la Guelaguetza”, comentó el guía de turista, Manuel Alberto Sánchez, quien junto con un grupo de visitantes cruzaron por la calle de Aldama que fue bloqueada por montones de bolsas de basura.

 

Las peticiones de los colonos

Los habitantes de la colonia El Renacimiento, informaron, ayer por la mañana, que no abrirán el acceso al basurero municipal, hasta que sus demandas sean resueltas por las autoridades estatales, quienes se habían comprometido a generar obras de beneficio social desde el 2017, cuando estallaron las protestas para expulsar a los integrantes del Frente Popular 14 de Junio en inmediaciones de la agencia municipal de Vicente Guerrero.

“No abriremos hasta que nos atiendan, llevamos dos años esperando que el gobierno cumpla lo que prometió, si ya esperamos ese tiempo, estamos dispuesto a esperar otros dos años pero ya no vamos a permitir que vengan a tirar basura”, mencionó uno de los colonos de esta colonia que se ubica a un costado del basurero.

Valentino Sarmiento, presidente de esta colonia informó a las autoridades que sus peticiones son; el otorgamiento de una concesión para la apertura de un pozo profundo de agua para dotar del vital líquido a todos los habitantes de este asentamiento humano.

Además exigen la introducción de tubería de agua potable, pues refiere que desde hace más de 10 años que se fundó la colonia ninguna autoridad ha intervenido para dotarlos de los servicios básicos.

Para tratar de evitar más cierres de vialidades por el acumulamiento de basura, personal de la Dirección de Servicios Municipales, implementó un operativo en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca, retirando los desechos en algunas esquinas y papeleras.

Por otra parte, los colonos accedieron a participar en una mesa de diálogo con funcionarios de la Secretaría General de Gobierno (Segego), para tratar de solucionar sus demandas. Posteriormente fue reabierto el basurero.

 

Relacionadas: